Diego Bosque. 22 febrero, 2018
Las grúas Luisa y Glenda están valoradas en $16 millones. Foto: Diana Méndez
Las grúas Luisa y Glenda están valoradas en $16 millones. Foto: Diana Méndez

Glenda y Luisa, las dos grúas pórticas traídas desde China en agosto del año pasado, realizaron sus primeras descargas de contenedores este jueves en el muelle de Japdeva en Moín, Limón.

Los movimientos se ejecutaron luego de superar seis meses de pruebas, daños eléctricos, fallas en componentes y demoras en la importación de repuestos.

Las dos unidades costaron $16 millones y se estrenan un día antes de que APM Terminals, concesionaria del nuevo megapuerto de Moín, exhiba dos de las grúas que utilizará en su sitio de operaciones a partir del 2019.

El año pasado, cuando las grúas arribaron al país, se informó de que fueron bautizadas como Glenda y Luisa, en homenaje a una mecánica que tiene 38 años de laborar con la institución y otra trabajadora que ya falleció.

Daniel Li, representante de Sany, proveedor de los equipos de Japdeva, dijo que tenían previsto instalarlas en cinco meses, pero tuvieron algunos atrasos, en especial con algunos repuestos que debieron importar.

"Son equipos complejos, con más de 100 componentes de gran cantidad de proveedores", declaró Li.

El 28 de setiembre anterior, un cortocircuito arruinó el suministro eléctrico y mantuvo las grúas fuera de uso hasta diciembre.

Luego de superar el problema eléctrico, ese mismo mes, al hacer pruebas, fallaron “dos componentes” del cableado de las enormes estructuras.

José Aponte, gerente portuario de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), declaró que los gastos de instalación son responsabilidad de Sany.

Las grúas superaron seis meses de pruebas, daños eléctricos, fallas en componentes y demoras en la importación de repuestos. Foto: Diana Méndez
Las grúas superaron seis meses de pruebas, daños eléctricos, fallas en componentes y demoras en la importación de repuestos. Foto: Diana Méndez

No obstante, por cada día sin uso, la entidad portuaria dejó de percibir $25.000 por carga y descarga de barcos.

Cada grúa tiene capacidad para mover 100.000 contenedores al año.

Japdeva mueve 1,2 millones de contenedores al año. Sin embargo, cuando abra el puerto de APM Terminals, el megapuerto absorverá el 60% de ese total (720.000 contenedores), según precisó Ann Mckinley, presidenta ejecutiva de la Junta.

¿Por qué Japdeva compró grúas de $16 millones a pocos meses de la apertura del nuevo puerto?

"Tenemos opciones diversas, por ejemplo acá tenemos la opción de mover hierro, piedra y arena. Tenemos la oportunidad de incrementar más ese tipo de carga (...) Si no se compraban las grúas, ahí sí se tenía que cerrar Japdeva", señaló McKinley.

La funcionaria agregó que están estudiando varias opciones de nuevos negocios para la institución.

Las grúas superaron seis meses de pruebas, daños eléctricos, fallas en componentes y demoras en la importación de repuestos. Foto: Diana Méndez
Las grúas superaron seis meses de pruebas, daños eléctricos, fallas en componentes y demoras en la importación de repuestos. Foto: Diana Méndez

En marzo del 2017, durante una sesión del Consejo de Gobierno, Mckinley afirmó que carecen de un plan para liquidar a 900 trabajadores, pues, el nuevo puerto hará que necesiten menos empleados.

Japdeva tiene una planilla de 1.500 personas.

Hasta ahora, la Junta sigue sin informar qué hará con ese grupo de trabajadores.