Patricia Recio. 29 octubre, 2018
El bloque Víctor contará con cuatro nuevas salas de abordaje, un salón VIP nuevo y un área especial para mascotas. Foto: Albert Marín.

A partir de diciembre, el Aeropuerto Juan Santamaría contará con cuatro nuevas salas de abordaje, un salón VIP y un área especial para mascotas.

Esas facilidades forman parte del llamado bloque Víctor, un nuevo edificio de cuatro niveles que se construye a un lado de la terminal aérea y que hará crecer sus instalaciones en más de 6.000 metros cuadrados.

Con ese espacio, el aeropuerto tendrá capacidad para atender unos 600 pasajeros más por hora.

De acuerdo con el jefe de operaciones del Santamaría, Juan Belliard, con esas nuevas salas (dos por nivel) podrán colocar cuatro aviones de manera simultánea, dos de ellos en posición remota.

El gerente de Edificaciones, Esteban Vargas, detalló que las dos salas de abordaje remoto permitirán incluso recibir en esa zona aviones de cuerpo ancho (doble pasillo), mientras que en el piso superior donde serán las otras posiciones podrán colocarse aviones tipo C (los más convencionales que llegan a esa terminal).

En ese sector además se concesionará un restaurante que se ubicará en medio del espacio de espera.

Sobre ese nivel se construirá una nueva sala VIP y el sótano se dejará previsto un espacio para, a futuro, implementar un servicio automatizado de equipaje.

En ese mismo edificio también se ubicará un área especial para mascotas.

Todas estas obras estarían listas para finales de diciembre y tienen un costo de $20 millones, aseguró Vargas.

En diciembre, el Santamaría también estrenará un nuevo sistema de iluminación en su pista, pues el actual data de la década del 60 cuando se inauguró el aeropuerto.

Aunque ha recibido mantenimiento, el director de operaciones aseguró que este sistema ya cumplió su vida útil.

El nuevo sistema sustituirá por completo las luces de la pista con luces led con eficiencia energética.

Además, ofrece una mejor protección ante descargas o circuitos.

El aeropuerto ampliará su área de puestos de chequeo e implementará nuevos kioscos para registro automático. Foto: Albert Marín.
Registro automático

También hacia el oeste de la actual terminal se desarrolla otro edificio a cuatro niveles, cuyo piso principal se conectará con el actual piso donde se ubican los counters de las aerolíneas.

En ese espacio se sumarán 16 posiciones adicionales para el registro de pasajeros y entrega de equipaje convencionales y además se colocarán 15 kioscos de chequeo de auto-servicio.

“El aeropuerto está migrando a la tecnología de check in alternativa, que más que todo viene a generar una facilitación para el pasajero. Esos servicios son proyectos pilotos, lo que estamos promoviendo en esta nueva área es el self check o el mobile check in y la entrega de equipaje automática a un sistema que va a entender hacia dónde se debe enviar ese equipaje en la zona del sótano donde va ser inspeccionado y colocado en la aeronave”, explicó Juan Belliard.

En este bloque también se construirá un carrusel adicional para reclamo de equipaje y se expandirá el área de Aduanas y Agricultura con lo que se pasará de cuatro a seis filas.

Este edificio estará listo en julio del próximo año y tiene un costo de $17 millones.

(Video) Así será la nueva ampliación del Aeropuerto Juan Santamaría

Obras en pista
Nueva calle La Candela: El tramo de la vía que va desde la General Cañas hasta la intersección de Ojo de Agua se concluyó el pasado 26 de octubre. Queda pendiente el tramo de Ojo de Agua hacia el oeste, que estará listo el 17 de diciembre.
Zona de seguridad: Mejora la seguridad operacional del aeropuerto con un área de 90 metros de ancho por 150 metros de largo, destinada para que los aviones puedan detenerse de manera segura en casos de emergencia. Estará lista en diciembre de este año.
Extensión de pista. La pista de aterrizaje crecerá en 60 metros, con lo que se crean dos accesos desde la nueva calle de rodaje que se construye al sur. Entrará en operaciones a mediados de diciembre de este año.
Calle de rodaje paralela al sur: Esta nueva superficie de rodamiento permitirá a los aviones dirigirse a la cabecera de la pisa para su despegue o luego de aterrizar para que se circulen a su posición de parqueo. Permitirá que aviones de cuerpo ancho circulen sin afectar las operaciones del aeropuerto. Estará concluida entre abril y mayo del 2019.
Calle perimetral en el este. Esta calle de tres kilómetros de largo al este del aeropuerto permitirá el acceso de vehículos de mantenimiento, seguridad o bomberos hasta la mitad este del aeropuerto. Estará lista entre abril y mayo del 2019.

Todas estas obras forman parte de las mejoras incorporadas en la actualización del plan maestro que el gestor a cargo de la terminal aérea, Aeris Holding Costa Rica, debe desarrollar en los próximos dos años.

Dicho plan representa una inversión de $100 millones y debe estar concluido para enero del 2020.

Al costado sur de la pista de aterrizaje se trabaja en la construcción de la nueva superficie de rodamiento. Foto: Albert Marín.