Infraestructura

Convenio buscará que Conavi y AyA ‘conversen’ para evitar daños en calles recién construidas

Acuerdo establece que Acueductos y Alcantarillados debe dejar las vías que intervenga en igual o mejor condición

¿Quién no ha visto calles recién reparadas vueltas a romper para hacer trabajos de acueductos?

Ese es el problema al que pretende ponerle fin un convenio firmado entre autoridades del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

La intención, informaron, es evitar atrasos y daños por falta de coordinación.

Con este pacto, el protocolo para la construcción de obras viales y de acueductos facilitará que unidades ejecutoras de ambas instituciones intercambien información de los proyectos en las fases de prefactibilidad, factibilidad, construcción, mantenimiento e incluso en la atención de emergencias.

Según la información, dada a conocer este miércoles, los mecanismos que aplicarían incluyen la remisión de listas de proyectos, información técnica de cada uno, coordinación para relocalizar infraestructura de agua potable o saneamiento de parte del Conavi, y la obligación del AyA de asegurar que las rutas nacionales intervenidas queden en condiciones iguales o incluso mejores al estado previo.

La iniciativa surgió en la mesa de diálogo de Guanacaste, coordinada por la primera dama, Claudia Dobles, quien llevó la propuesta a nivel nacional.

“Mediante este protocolo se crea un canal de coordinación para que AyA y Conavi se conversen y puedan realizar mejoras en las intervenciones que realizan en las carreteras. Así tendremos un mejor uso de los recursos y obras más eficientes”, aseguró Dobles.

Para Mario Rodríguez, director del Conavi, este acuerdo es trascendente porque ambas instituciones trabajan en el mismo espacio físico, realizando obras de infraestructura relevantes.

“Se procura un énfasis en la coordinación sobre los proyectos que están ejecutando para reorganizar los tiempos y plazos de ejecución, y para que exista un compromiso por parte de ambas instituciones para beneficio de todas las personas usuarias”, explicó Rodríguez.

Por su parte, Tomás Martínez, presidente ejecutivo de AyA, espera que con este protocolo se pueda trabajar con mayor fluidez y tener las obras listas en menos tiempo.

En Limón y la GAM

Actualmente, proyectos de vital importancia como la ampliación de la ruta 32 se han visto afectados por la falta de coordinación entre ambas entidades.

En esa obra, el Conavi debió sacar del alcance de proyecto la intervención de los últimos 3 km de la carretera, que llevaban hasta el centro de Limón.

La razón es que sobre la marcha se conoció que el AyA tiene prevista una obra de alcantarillado en la misma zona, la cual aún no inicia e implicaría destruir la vía una vez que esté lista.

Anteriormente, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) achacó a los atrasos en las labores de alcantarillado sanitario, la imposibilidad de concretar varios de los topics (obras para eliminar cuellos de botella en la Gran Área Metropolitana) en Sabanilla de Montes de Oca.

El acuerdo formará parte del Convenio Marco de Cooperación de estas entidades, el cual fue extendido a su segundo periodo en enero del 2018.

El documento se revisará anualmente y estará vigente al menos hasta enero del 2023.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.