Juan Fernando Lara. 13 agosto
Personal del AyA atendió el mes pasado una fuga de agua al frente al servicio de emergencias del Hospital San Juan de Dios en San José. foto Alonso Tenorio
Personal del AyA atendió el mes pasado una fuga de agua al frente al servicio de emergencias del Hospital San Juan de Dios en San José. foto Alonso Tenorio

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) rechazó un alza escalonada en tres años de 59% en el suministro de agua que había solicitado el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillado (AyA).

Se suponía que este mes, unos 650.000 abonados del Instituto empezarían a pagar 29% más por su agua potable en el marco de una serie de tres incrementos entre este año y hasta el 2020.

La presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga, había justificado la solicitud debido a la urgencia de asegurar recursos para los proyectos y porque en el año 2014, la Aresep les aplicó un rebaja.

El Instituto recibió dos aumentos para los años 2012 y 2013, los cuales se revirtieron en el 2014 con una rebaja del 26% en agua y 13% en alcantarillado.

Sin embargo, la Intendencia de Agua de la Aresep detectó, en el análisis económico y financiero, que el AyA dispone de ingresos suficientes para sus gastos operativos, administrativos y de mantenimiento, proyectados para los próximos tres años.

Además, que puede canalizar recursos tarifarios a proyectos de inversión, “por un monto sustancialmente superior al que ha venido utilizando”, indicó la Aresep en un comunicado, pues asegura que esa institución sistemáticamente “ha mantenido un monto importante sin utilizar, debido al atraso en la ejecución de proyectos”.

Según la intendencia, la petición del AyA excede los límites establecidos en el modelo tarifario vigente para el ajuste, por lo que no puede ser aprobada.

La Intendencia añadió que los incrementos planteados responden en esencia a la inclusión de un plan de inversión con recursos tarifarios varias veces mayor al realizado en los últimos años, sin brindar prueba alguna que muestre un incremento en la capacidad de ejecución.

La Aresep reiteró su mayor disposición a revisar de nuevo las tarifas si el AyA muestra un ritmo mayor de ejecución de proyectos y una reducción de los fondos acumulados. Así las cosas, el programa de ajustes tarifarios queda como lo dispuso la Aresep a finales del 2017: un aumento anual 7,24% hasta el 2021 con excepción de este año cuando se descartó ese ajuste.

Globalmente, las tarifas del AyA aumentarán casi 22% durante los próximos cuatro años en vez de 59% como inicialmente pretendió AyA.