Joselyne Ugarte. 15 septiembre
El mandatario, Carlos Alvarado, dijo el viernes que aceptó ofrecimiento de la Iglesia Católica y el Conare, para primer acercamiento al diálogo. Foto Alonso Tenorio
El mandatario, Carlos Alvarado, dijo el viernes que aceptó ofrecimiento de la Iglesia Católica y el Conare, para primer acercamiento al diálogo. Foto Alonso Tenorio

La Iglesia católica y los rectores de las universidades públicas impulsan el diálogo para poner fin a la huelga indefinida de empleados públicos, que este viernes cumplió cinco días pero que no logró paralizar los servicios públicos en su totalidad.

El presidente Carlos Alvarado comunicó que aceptan la propuesta bajo el supuesto de un “acercamiento preliminar”, con el fin de conocer las condiciones de los sectores sociales (que promueven la huelga) para establecer una mesa de diálogo.

El movimiento se inició el lunes 10 de setiembre y fue convocado por el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco); por la organización llamada Patria Justa y las centrales sindicales, que exigen archivar la reforma fiscal (proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas), que discuten los diputados en la Asamblea Legislativa.

Además de calles cerradas, citas y cirugías suspendidas en hospitales y la cancelación de los exámenes de bachillerato en colegios técnicos; la huelga también boicoteó el recorrido de la Antorcha de la Independencia, que tuvo que ser trasladada en helicóptero desde Esparza, en Puntarenas, hasta Cartago, por la seguridad de los estudiantes que la llevaban de mano en mano.

Cinco días de huelga
Cinco días de huelga

Aunado a esto, las provincias de Limón y Puntarenas han sufrido actos delictivos de personas que, si bien no se ha determinado su relación directa con los manifestantes, aprovecharon la coyuntura para cometerlos.

Ante esta situación, el Consejo Nacional de Rectores (Conare) y la Conferencia Episcopal, conformada por nueve obispos, ofrecieron servir como facilitadores del diálogo.

La Iglesia, en un comunicado firmado por los prelados, instó a que “se convoque un encuentro preliminar sin condiciones, para que las partes interesadas acuerden puntos de consenso que den origen a la instalación de una mesa formal de diálogo; que instalada la mesa de diálogo se discutan los temas y las propuestas fundamentales que miren al bien común y a resolver las finanzas públicas a partir de principios éticos y no solo economicistas”.

También los obispos plantean que “se proponga la búsqueda de soluciones para el desarrollo integral y solidario de la población más vulnerable y empobrecida.”

Mientras tanto, el Conare, que agrupa a los rectores de las universidades de Costa Rica, Nacional, Estatal a Distancia, Técnica y el Tecnológico, aprovechó el encuentro con Alvarado, en el cual discutieron la supuesta violación a la autonomía universitaria, en la UCR, para dejar en firme su disposición a colaborar en la facilitación de la conversación.

El presidente de la República informó este viernes que el ministro de Trabajo, Steven Núñez, y el de la Presidencia, Rodolfo Piza, enviaron una nota a la Conferencia Episcopal y al Conare, en la que comunicaron su anuencia a participar en ese acercamiento preliminar.

“Eso no significa, necesariamente, porque habría que ver qué emana de ese espacio, que nosotros cambiemos nuestras posiciones de fondo como las hemos sostenido. Las sostenemos porque consideramos que son lo mejor para el país pero sí mostramos nuestra anuencia, como lo hacemos en esta nota de los ministros, a tener ese espacio previo de acercamiento para ver posibles condiciones”, explicó el mandatario.

Alvarado aseguró que no le es indiferente la situación que se vive en las calles y la afectación que han sufrido las personas, pero insistió en la necesidad de la reforma fiscal.

“El proyecto que estamos empujando e impulsando fiscalmente, tiene que ver mucho con eso. Si no tenemos una reforma, que hemos postergado por muchos años, no tendremos gas o gasolina no porque haya un bloqueo, sino porque no necesariamente tendremos los recursos para comprarlos.

“No tendremos la fortaleza en las escuelas, no porque no haya presencia de maestros y maestras, sino porque eventualmente no tendríamos los ingresos como Gobierno, para pagar los salarios (...) No tendríamos cirugías ni atención médica no por un paro de labores, sino porque no tendríamos cómo fondear una seguridad social”, dijo el presidente.

El camino al diálogo

Marcelo Prieto, rector de la Universidad Técnica Nacional (UTN) y presidente del Conare, detalló que este sábado los rectores sostendrán una reunión con el fin de sugerir una hoja de ruta para facilitar el diálogo.

Enfatizó en que su papel será de facilitadores, no de mediadores.

El arzobispo de San José y presidente de la Conferencia Episcopal, José Rafael Quirós, calificó de positiva la reacción del Gobierno.

“De nuestra parte, en todo momento hemos manifestado apertura para participar en este tipo de acciones que conduzcan a que la paz social de nuevo se pueda recobrar y entendemos que la paz no es solamente la ausencia de conflicto, sino que incluye la justicia”, señaló Quirós.

El religioso hizo un llamado a guardar la cordura, “a tener una forma de expresar lo que se piensa pero sin violencia”.

Martha Rodríguez, secretaria adjunta de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca) y miembro del Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco), dijo que hasta la tarde del viernes no había recibido una comunicación oficial de las partes, en donde los invitaran a este primer acercamiento. Este sábado se reunirían para analizar el balance de la primera semana de huelga y evaluar las acciones para los siguientes días.

“Nosotros hemos compartido con la Iglesia Católica en varias ocasiones, en estas conversaciones que ha habido (…) Con los señores rectores no hemos tenido ninguna comunicación de ninguna naturaleza.

“Por el momento, hasta que no tengamos una convocatoria oficial, el movimiento sindical estará evaluando el movimiento y la continuidad de la huelga”, aseguró Rodríguez.

La primera semana de paro dejó como saldo 38.921 citas y 1.201 cirugías suspendidas en los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Cierres parciales o totales en vías de gran importancia como la ruta 1, Interamericana Norte, y la ruta 2, Interamericana Sur, a la altura de Ochomogo.

En Limón, además, grupos de delincuentes realizaron la quema de dos furgones e intentaron hacer lo mismo con un bus lleno de pasajeros. Un menor de edad, de 17 años, murió en disturbios que se registraron la madrugada del jueves, y algunos comercios fueron saqueados.

Además el viernes, en Puntarenas, también se reportaron saqueos a algunos comercios y la detención de una persona por estos hechos cuando una turba incluso disparó a la Policía.