Daniela Cerdas E.. 6 octubre, 2016
El puerto de Moín mide actualmente 775 metros y tiene seis atracaderos para carga y descarga. El objetivo de Japdeva es ampliarlo en 350 metros más. | CORTESÍA JAPDEVA
El puerto de Moín mide actualmente 775 metros y tiene seis atracaderos para carga y descarga. El objetivo de Japdeva es ampliarlo en 350 metros más. | CORTESÍA JAPDEVA

La convención colectiva de los trabajadores de los puertos de Limón y Moín le costará al país ¢1.430 millones menos durante su próximo periodo de vigencia, que abarca los años 2017 y 2018.

Eso significa que si hoy el acuerdo bilateral cuesta ¢7.600 millones anuales, en el 2017 bajará a ¢6.885 millones y se mantendrá en esa cifra en el año siguiente. Una rebaja del 9,4% por cada año.

La rebaja en el costo de los beneficios para 1.468 trabajadores se logró en la más reciente negociación entre la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) y su sindicato (Sintrajap) y que fue divulgada esta tarde por el Ministerio de Trabajo.

Adicionalmente, se anunció una rebaja de 20 a 15 años en el derecho de cesantía. Sin embargo, esto solo aplicará para nuevos empleados; los funcionarios que actualmente tiene la Junta mantendrán el beneficio de los 20 años de cesantía aunque el Código de Trabajo fija un tope de ocho años.

Entre los ahorros económicos se destaca la reducción de un 8% a 6% el aporte patronal para el Fondo de Ahorro de los Trabajadores. Esto permitirá economizar ¢194 millones. Además:

– Se rebajó el incentivo por altura para los trabajadores del taller eléctrico de un 30% a un 15%.

– Se redujo de ¢9 millones a ¢4,5 millones el presupuesto para el Comité de Deportes.

– Se eliminó en su totalidad la disposición de otorgar leche a los empleados que laboren o tengan relación con sustancias tóxicas, un rubro que el año pasado representó una inversión de ¢13 millones.

Carlos Alvarado, ministro de Trabajo, dijo estar satisfecho con el acuerdo.

"Es la primera ocasión, desde 1973, que se renegoció la convención a la baja. Nos sentimos satisfechos porque esto significó un ahorro. Hay un cambio de tendencia y un precedente que tendrá que tener en cuenta el próximo Gobierno.", dijo Alvarado, quien no indicó cuál era la meta del Gobierno.

El acuerdo también limitó el subsidio por incapacidad de la Caja Costarricense de Seguro Social a 75 días y el del Instituto Nacional de Seguros hasta 300 días. Antes eran ilimitados.

Se limitó a tres veces por año el permiso por cambio de residencia, que antes también era ilimitado.

Además, se restringió el permiso a miembros de comisiones bipartitas, que en el pasado tenían derecho a ausentarse todo el día si acudían a una reunión, pero ahora deben reincorporarse a sus funciones si la reunión se cancela o luego de concluido el encuentro.

Se rebajó de 10 a 7 días hábiles la licencia por matrimonio y se limitó el beneficio por defunción solo al núcleo familiar y hasta por un monto de ¢100.000.

Ann McKinley, presidenta ejecutiva de Japdeva, reconoció que este acuerdo también le permitió a la Junta recuperar el control de la gestión institucional, ya que anteriores convenciones habían facilitado una especie de coadministración con la representación sindical.

Esto significa que el sindicato estará limitado de participar en nombramientos y se delimitó su influencia en la junta de relaciones laborales, encargada de procesos administrativos y sancionatorios.