Daniela Cerdas E.. 15 agosto
10/8/2018.La Fabrica Nacional de Licores (FANAL) del Consejo Nacional de Producción de Costa Rica se ubica en Grecia. Esta es la torre donde se destila el alcohol. Foto Jeffrey Zamora
10/8/2018.La Fabrica Nacional de Licores (FANAL) del Consejo Nacional de Producción de Costa Rica se ubica en Grecia. Esta es la torre donde se destila el alcohol. Foto Jeffrey Zamora

El guaro Cacique ha sido el licor que ha ayudado a mantener a flote al Consejo Nacional de Producción (CNP). No en vano, se le denomina el “producto estrella” de su subsidiaria, la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) .

El problema es que la estrella ha dejado de brillar ya que pasó de vender 1,6 millones de cajas de 12 litros, en el 2000, a 450.000 anuales actualmente (una disminución de un 72%), situación que reseca todavía más las alicaídas finanzas del CNP.

Ante este panorama, el Consejo urge de un nuevo producto que rescate sus finanzas y su apuesta es por el etanol, producto que ofrece a la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) para que lo distribuya para lograr un combustible más amigable con el ambiente.

“Hay que incluir la diversificación, si no nos transformamos, desaparecemos. El principal soporte del CNP para el pago de planilla es Fanal. Si Fanal depende de un producto (guaro Cacique) que va en desaparición, de salida o en menor mercado, nos metemos en problemas. Tenemos que tener la visión de diversificar Fanal para seguir dándole soporte a los programas del CNP”, indicó Rogis Bermúdez, presidente del Consejo.

En gran medida, la baja en las ventas del Cacique las explican la fabricación y consumo de licores de contrabando en el país, por eso Bermúdez insiste en que deben diversificarse.

Segun datos de la Policía de Control Fiscal (PCF) el decomiso de licores de contrabando se disparó. Por ejemplo, en 2010 se decomisaban 15.000 litros; en 2016 esa cifra aumentó a 285.000 litros.

Otro problema es que desde el 2017, el guaro Cacique dejó de ser un producto de exportación por decisión de la Junta Directiva.

La medida se tomó luego de que se abriera una investigación penal para determinar si hubo irregularidades en el otorgamiento de descuentos y realización de exportaciones al producto.

Bermúdez rechazó ahondar en el caso por ser materia de un expediente judicial en la Fiscalía.

Según los estados financieros del 2017, la creación de “diversa legislación relacionada con el ámbito de establecimiento de leyes sobre impuesto a los licores-gaseosas-cervezas; así como directrices complementarias del Código de Administración Fiscal, han provocado que la Fanal reciba un impacto y detrimento significativo en su competitividad”.

“Ello ha determinado pérdida de hasta un 40% de su mercado en la última década, sumado al efecto de políticas gubernamentales de desestímulo hacia su operación y modernización. Consecuencia: rezago tecnológico, reducción de capacidades productivas y menores utilidades”, explican los análisis.

La situación provoca que Fanal reduzca “significativamente” el aporte al CNP, lo cual contrasta con su misión y el espíritu de su creación: financiar los gastos que demandan los programas agropecuarios de servicio desarrollados por el Consejo.

“Ante la espiral de contracción sustancial en los ingresos, se ve la Administración ante la disyuntiva de insuficiencia de recursos para cubrir egresos básicos y prioritarios, en consecuencia, obligada a priorizar y postergar gastos o cancelación de obligaciones también importantes como por ejemplo determinadas transferencias impositivas", explica el informe financiero.

Según el informe financiero del año pasado, el 44% de los ingresos de Fanal se transfieren al pago de tributos, procesos judiciales en trámite interpuestas por instancias receptoras de sus impuestos ante retrasos o rechazo del pago, multas, intereses, acuerdos de pago o sentencias judiciales.

Las pasadas administraciones multiplicaron las funciones y demandas de servicio que se delegan al CNP, mediante reformas a su Ley; tal el caso del programa de reconversión productiva (Ley 7742), la aplicación de requisitos de desempeños para frijol y maíz (Ley 8763), el fortalecimiento del PAI e importación de insumos (Ley 8700), Plan Nacional de Desarrollo 2015-18), entre otros programas.

“Sin embargo, ninguna complementa fuentes efectivas de ingresos adicionales que permitan confrontar con eficiencia las nuevas tareas que se le suman a las convencionales”, indica el estado financiero.

En el 2017, el Consejo Nacional de Producción registró pérdidas por ¢5.112 millones: ¢1.942 en en el CNP y ¢3.170 en la Fanal. El presupuesto anual de la Institución es de cerca de ¢71.500 millones. Tiene 420 empleados.

Debido a que la Institución operaba con déficit y con el propósito de equilibrar sus finanzas, el Gobierno le hizo transferencias por ¢7.290 millones en el 2014; ¢2.250 millones en el 2015; ¢2.000 millones en el 2016 y ¢200 millones en 2017.

Ahora, mucho más ahogados buscan otra fuente de ingresos y ahí es donde surge el proyecto para producir etanol y venderlo a la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

El CNP –que fue creado en 1956– se financia con un 50% de las ganancias de la Fanal y con su Programa de Abastecimiento Institucional (PAI), que vende alimentos a entidades públicas, principalmente, escuelas y colegios. Sin embargo, según el presidente del Consejo, lo que genera el PAI no es suficiente ni siquiera para pagar la operación del programa.

10/8/2018. Fanal no solo se dedica a la venta de licores, de hecho, solo el 26% de su producción es para fabricar Cacique o rones. En la foto aparece Alvaro Barrientos, empleado de Fanal. Foto Jeffrey Zamora
10/8/2018. Fanal no solo se dedica a la venta de licores, de hecho, solo el 26% de su producción es para fabricar Cacique o rones. En la foto aparece Alvaro Barrientos, empleado de Fanal. Foto Jeffrey Zamora
¿Qué capacidad tiene el CNP para producir etanol?

De acuerdo con el presidente ejecutivo del Consejo, Fanal tiene capacidad de producir 10.000 litros diarios de etanol, que es un compuesto químico creado a partir de la fermentación de los azúcares.

De hecho, la producción de ese alcohol que se puede utilizar como combustible les permtiría poner a trabajar por completo su planta, que actualmente pasa parada el 50% del tiempo.

Además, aunque se llama Fábrica Nacional de Licores, solo 26% de su producción es para Cacique o rones.

Fanal no solo se dedica a la venta de licores, de hecho, solo el 26% de su producción es para fabricar Cacique o rones. El 74% de la producción está centrada en la producción de alcohol antiséptico, alcohol para la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), algunas cremas como Perfecto Amor, Menta y Triple Sec, saborizantes y trago conocido como “chiliguaro”, el cual se comercializará con la marca Picantico.

“Fanal debería llamarse Fábrica Nacional de Alcoholes, lo que menos fabricamos es licores”, dijo Bermúdez.

Según Bermúdez, tienen el tiempo de planta y capacidad para producir el etanol que le ofrecen a Rocope,negociación que aún está en proceso.

Autoridades de la Refinadora, por su parte, dijeron que analizarán la propuesta del CNP cuando esta les sea presentada.

“ Esta (el uso del etanol) es una política nacional impulsada por el ministerio rector que es el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), el cual lleva a cabo los estudios de demanda energética, que incluyen los consumos de combustibles. El Plan Nacional de Biocombustibles, elaborado por dicha cartera, responde al Plan Nacional de Energía 2015-2030 cuya meta es la diversificación de la matriz energética, con la introducción de combustibles alternativos que permitan disminuir la dependencia de los derivados del petróleo”, añadió.

El etanol o alcohol carburante se añade a la gasolina en diferentes porcentajes, tanto para reducir el consumo de combustibles fósiles, como para bajar los gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global de la Tierra.

Alejandro Muñoz, presidente ejecutivo de Recope, dijo a inicios de junio a La Nación que el Gobierno intentará promover el uso de gasolina mezclada con etanol.

La meta es ofrecer gasolina súper y regular con un 5% de etanol en su composición, desde finales de año. La prueba se extenderá por varios meses.

Según el jerarca, si la respuesta de los consumidores es positiva, la venta se regularizará y el porcentaje de etanol en la mezcla podría ampliarse a un 10%.

“Ya tenemos a las puertas el uso del etanol. Antes de ponerlo en práctica, primero informaremos a la ciudadanía sobre qué implicaciones tendrá. Es un proyecto que el presidente Carlos Alvarado quiere que se implemente lo más rápido posible”, comentó el jerarca el 12 de junio.

Muñoz aseguró que agregar etanol mejoraría el octanaje de las gasolinas; lo cual podría disminuir hasta en un 20% las emisiones contaminantes de los vehículos.