Daniela Cerdas E.. 16 octubre, 2018
Los líderes sindicales atendieron la tarde de este miércoles al llamado del ministro de Educación, Édgar Mora, sin embargo, una vez más, rechazaron deponer la huelga. Foto Jeffrey Zamora
Los líderes sindicales atendieron la tarde de este miércoles al llamado del ministro de Educación, Édgar Mora, sin embargo, una vez más, rechazaron deponer la huelga. Foto Jeffrey Zamora

La materia que no se pudo ver en clase, la incertidumbre del tercer trimestre, las congojas de los padres de familia, la falta de preparación para bachillerato...

Todos los perjuicios sufridos por los estudiantes de escuelas y colegios debido a la huelga que cumplió este martes 36 días son “un daño colateral legítimo”, según los dirigentes de APSE, ANDE y SEC.

Esa fue la respuesta que dieron al ministro de Educación, Édgar Mora, durante una breve reunión esta tarde. La reiteraron ante consultas de este medio.

“El movimiento de huelga se mantiene. Lo que le queremos decir al pueblo de Costa Rica es que (la pérdida de lecciones) son daños colaterales, porque nosotros luchamos por un proyecto por Costa Rica, no solo por el Magisterio Nacional. No entendemos de qué daños hablan si aquí venimos a trabajar por Costa Rica”, dijo Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE).

GIlbert Díaz, presidente del Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC), reconoció que el ministro los llamó para plantearles cómo podían volver al curso lectivo. Sin embargo, el encuentro no dio frutos.

(Video) Sindicatos de educación rechazaron levantar la huelga luego de corta reunión con ministro

“Hay muchos escenarios planteados ahí, por lo tanto todas las organizaciones hemos dicho que el movimiento continúa, debe haber una discusión más profunda que debe conocer nuestra base en cada una de las regiones del país”, dijo Díaz.

Su posición fue apoyada por Mélida Cedeño, presidenta de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), y Cascante, de la ANDE.

El sector educación es prácticamente el único que sigue en el movimiento de protesta contra la reforma fiscal, aunque ya un juez de primera instancia declaró ilegal la huelga al considerar que no se trató de un movimiento pacífico.

La decisión fue apelada ante el Tribunal de Trabajo.

Según informó el Ministerio de Educación, los líderes sindicales esperarán para decidir sus siguientes acciones la sentencia del Tribunal y además el curso que tome el proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas en la Asamblea Legislativa, cuya suerte está en manos de la Sala Constitucional.

"El ministro enfatizó en que deben pensar en las consecuencias provocadas a los estudiantes. Sin embargo, los sindicatos expresaron que la afectación a los niños y jóvenes es un “daño colateral legítimo”, dijo el comunicado del Ministerio.

El jerarca de Educación, Édgar Mora, explicó, tras finalizar la reunión, que las respuestas de los sindicatos de cuándo estiman la terminación de la huelga guardan relación con agentes externos al proceso educativo.

Finiquitos individuales

“Específicamente, hablan de Tribunales de Justicia o procesos legislativos; nos dejan claridad de que no podemos contar con los sindicatos para decidir lo relativo a la terminación del curso lectivo. El curso lectivo es el objeto de huelga, es decir, la parte institucional que está aprisionada por la huelga y, en ese sentido, los sindicatos no han manifestado frente a nosotros, una fecha de terminación de la huelga ni una estrategia ni una colaboración para que podamos decir que contamos con ellos para la terminación del curso lectivo. La reunión no permitió considerar la posibilidad de, ni siquiera, hacer una segunda reunión, no vimos ni una posibilidad de colaboración”, dijo el ministro.

Mora añadió que, por aparte, él está haciendo finiquito de la huelga directamente con los docentes que se han acercado. Explicó que cerca de 20 funcionarios han firmado el documento el cual, dijo, tiene la misma certeza judicial del finiquito que se firmaría con los sindicatos.

El titular de Educación manifestó que esta semana hará una invitación a los docentes en huelga para que envíen su intención de inscribir un finiquito a info@mep.go.cr. El Ministerio les enviará el documento para que ellos lo analicen y, en caso de estar de acuerdo, procedan a firmarlo.

“Definiríamos con cada uno un lugar para depositar el finiquito; puede ser la escuela en que trabajan, si el director está, o con el supervisor o la dirección regional, pero estamos pensando pedirle ayuda a las municipalidades para que sean depositarios del finiquito”, manifestó Mora.

Sobre un cierre técnico del curso lectivo, el ministro manifestó que es una “solución dramática”. Añadió que las próximas dos semanas serán importantes para tomar decisiones sobre qué pasará.

Este martes, precisamente, estudiantes de colegios llegaron al MEP para reclamar que los resultados de las pruebas de bachillerato, que comienzan el 30 de octubre, no se utilicen para la nota y que se les conceda a todos los estudiantes un 100 en el tercer trimestre.

Ya el MEP ha hecho una serie de cambios, entre ellos igualar el valor de la nota de presentación con la de bachillerato, acortar contenidos para esos diagnósticos y promediar calificaciones del primero y segundo semestre para obtener la calificación del tercero.

Durante la huelga, el Ministerio ha pagado más de ¢90.000 millones en salario. Este martes se dio a conocer, además, un estudio según el cual se determinó que 556 docentes habrían salido del país durante el periodo de protesta.

La investigaciones de estos casos ya están en desarrollo por parte del Departamento de Gestión Disciplinaria del MEP.