Daniela Cerdas E., Carlos Hernández, Keyna Calderón. Hace 4 días
Nirel y Angelín Mata, estudiantes del Liceo Elías Leiva no han recibido por más de un mes ni Español ni Biología y, en las otras materias, a veces reciben clases por pequeños ratos. Keyna Calderón
Nirel y Angelín Mata, estudiantes del Liceo Elías Leiva no han recibido por más de un mes ni Español ni Biología y, en las otras materias, a veces reciben clases por pequeños ratos. Keyna Calderón

“Básicamente, a último minuto, los docentes nos dejaron sin guía para poder estudiar. Yo sí quiero comentar que paso muy informado de la situación y ellos podrán tener sus razones y son válidas. Sin embargo, yo creo que lo que están defendiendo son privilegios y beneficios que solo les dan a los gremios del sector educación, y por eso para mí la huelga está injustificada”.

Con estas palabras Erickson Molina, estudiante de undécimo año del Liceo Experimental Bilingüe de Grecia, mostró su indignación por la huelga que lo privó de las clases que lo prepararán para las pruebas de bachillerato, las cuales comenzarán el próximo 30 de octubre.

La ayuda para Molina llegó de un excompañero suyo que ahora está en el Colegio Científico de Alajuela, donde el movimiento no afectó lecciones, pues ningún profesor se sumó.

En el Científico, los alumnos que van a hacer bachillerato se organizaron para hacer un trabajo social de la generación: dar tutorías par las pruebas nacionales a alumnos de quinto año de otros colegios que desde el 10 de setiembre no han podido preparase para bachillerato, debido a la protesta.

En total, fueron 10 alumnos los que se apuntaron a impartir las tutorías a estudiantes de otros liceos. Se inscribieron del Liceo de San Roque, el Experimental de Grecia, el Liceo Pacto del Jocote, el Otilio Ulate Blanco, el Liceo Santa Bárbara y el Gregorio José Ramírez.

Más de 20 alumnos se matricularon en la primera tutoría, que comenzó el domingo anterior, entre ellos Molina.

“Me inscribí porque por causa de la huelga no había recibido materia en Biología; estaba un poco preocupado porque no tenía de donde agarrar una guía para empezar a estudiar.

"La profesora de Biología no es muy fácil de contactar; el director también está en huelga, pero sí me han dado centros de Matemáticas, Español e Inglés. La tutoría me ayudó bastante, fue poco tiempo, pero al menos dieron una guía para estudiar algunos contenidos”, contó Molina, de 17 años.

La huelga inició el pasado 10 de setiembre y acumula, a este viernes, 33 días. Desde que comenzó el movimiento, más del 50% de los 5.321 centros educativos del país se han mantenido cerrados.

El pasado martes, la huelga en el Ministerio de Educación Pública (MEP) fue declarada ilegal por el juez de Trabajo de Goicoechea, Francisco Quesada Quesada. Sin embargo, los docentes siguen sin ir a trabajar.

La directora del Colegio Científico de Alajuela, Johanna Salazar, dijo que en todo momento los alumnos que impartieron las tutorías estuvieron acompañados por un adulto. El primer taller se dio el pasado domingo de 9 a. m. a 12 mediodía; este fin de semana también habrá más repasos.

Los estudiantes del Colegio Científico de Alajuela siempre destacan entre los primeros lugares de promoción en las pruebas de bachillerato.

Xochitl Salas, alumna de undécimo año de ese centro de estudios, fue una de las 10 alumnas que impartió la tutoría a los jóvenes de los otros liceos. Ella contó que, desde finales del semestre pasado, ellos están preparados para bachillerato.

“Los compañeros de los otros colegios estaban preocupados por no haber recibido clases, porque la mayoría de sus profesores estaban en huelga y no se habían preparado, entonces decidimos darles clases. Nos decían que les hacía falta preparación en las ciencias y Matemáticas. Yo di la tutoría de Física, les pregunté qué les hacía falta, pero después hicimos un repaso general; en Física intentamos ver toda la materia”, dijo la estudiante.

Otros casos
Dervier Zúñiga es el único profesor del Liceo de San Carlos que está haciendo centros de estudios para sus estudiantes en Estudios Sociales y Cívica. La foto fue tomada este jueves en medio del centro del repaso. Carlos Hernández
Dervier Zúñiga es el único profesor del Liceo de San Carlos que está haciendo centros de estudios para sus estudiantes en Estudios Sociales y Cívica. La foto fue tomada este jueves en medio del centro del repaso. Carlos Hernández

Las historias de alumnos que buscan ayuda ante la falta de docentes que los preparen para bachillerato se repiten en varias partes del país.

Generalmente, en el Colegio Humanístico de Coto, a final de año, dan tutorías a los alumnos de esta institución, con el fin de prepararlos para las pruebas nacionales. Sin embargo, por la huelga este año, se abrió la convocatoria para que estos repasos los pudieran llevar estudiantes de otros colegios.

“Se matricularon 120 estudiantes de otros colegios. Lo que más dicen los jóvenes que vienen a las tutorías es que no están recibiendo las clases normales en sus colegios porque la mayoría de los docentes están en la huelga y, al ver este espacio, vinieron”, dijo Johnny Vásquez, director de este centro educativo.

En este colegio, las tutorías iniciaron el 8 de octubre y se extenderán hasta el 27 de ese mes, de lunes a viernes. Por día, hacen repasos de dos materias, cuatro horas cada una.

En el Tejar de El Guarco, en Cartago, las hijas gemelas de Ana Lucrecia Herrera cursan el quinto año en el Liceo Elías Leiva. Herrera está preocupada por la preparación de sus hijas Nirel y Angelín Mata, ya que no han recibido Español ni Biología por más de un mes y, en las otras materias, a veces reciben clases por pequeños ratos.

“Por ejemplo, hoy iban a Español y el profesor no llegó, no hicieron nada, solo perder tiempo. Les dijeron que fueran hasta el próximo miércoles. Ellas repasan solas o el novio de Nirel les ayuda.

"Hoy vinieron unos compañeros a la casa para estudiar y ayudarse entre todos. Desde que anunciaron la huelga, sabíamos que les iba a afectar mucho, más que era el último año de ellas. Nunca estuvimos de acuerdo con que esto sucediera, pero como padres no tenemos ni voz ni voto”, dijo Herrera, quien afirmó que está a punto de pagar un profesor particular.

En San Carlos, Alisson Peña, alumna del Liceo central de esta comunidad, le pidió a su papá que le pagara a un profesor privado para que le diera clases de Matemáticas; está gastando ¢40.000 mensuales.

“La mayor parte del tiempo estudio sola en mi casa, algunos profesores me han enviado folletos que contienen la materia de exámenes y con esos hago repasos. Si tengo dudas, no hay profesor para que nos las aclare, por eso valoro mucho lo que hace el profesor de Sociales, que nos ha demostrados mucha solidaridad”, contó la joven de 17 años.

Dervier Zúñiga es el único profesor del Liceo de San Carlos que está haciendo centros de estudio para sus alumnos en Estudios Sociales y Cívica. Explica que no apoya la huelga ni ha dejado de asistir a dar lecciones. Además, contó que hay otros docentes que no están en huelga, pero que igual no van a trabajar.

“Me preocupa que los aspirantes a bachillerato, por falta de apoyo y asesoría de un profesor, no pasen las pruebas. Estoy trabajando con 60 estudiantes, y la asistencia es del 100%. Están llegando, lo que demuestra que sí les interesa mi trabajo", dijo el profesor.

Acciones del MEP ante la crisis

Para compensar a los alumnos que no han podido prepararse adecuadamente para las pruebas nacionales por la huelga, el Ministerio de Educación Pública (MEP) suprimió algunos de los temas que tenía previsto evaluar.

Además, el Consejo Superior de Educación (CSE) aprobó aumentar de 40% a 50% la nota de presentación para la prueba de bachillerato en colegios académicos y técnicos profesionales, públicos y privados. También el MEP está realizando centros virtuales.

Especialistas consideran que estas estrategias servirán para compensar a los alumnos, quienes han sido las principales víctimas de este movimiento.

Leonardo Garnier, exministro de Educación y miembro del Consejo Superior de Educación, dijo que estas medidas evitarán que los jóvenes se vean “golpeados” por las consecuencias del movimiento.

“Lo primero que yo enfatizaría es que es terriblemente irresponsable por parte de los gremios mantener las huelga en examen de bachillerato. Con las medidas anunciadas por el ministro (Édgar Mora) perfectamente se puede lograr que la aprobación de los alumnos sea igual que los años anteriores; la mayoría de la materia está cubierta, pero con estas medidas se pueden obtener resultados comparables con años anteriores”, manifestó el exjerarca.

Por su parte, Juan Manuel Esquivel, especialista en evaluación y uno de los creadores de las pruebas de bachillerato, coincide con Garnier; más bien considera que las acciones anunciadas por el MEP son excesivas.

“Yo no creo que la afectación de los alumnos sea tan trágica; para mí solo están siendo afectados porque los alumnos no están recibiendo centros presenciales. La responsabilidad de aprender no es solo del profesor; también es del estudiante. Los contenidos que se van a evaluar ya se vieron.

"No estoy de acuerdo con la huelga en lo más mínimo; lo que hizo el MEP es suficiente e inclusive excesivo al valorar dar más puntos en la nota de presentación”, manifestó Esquivel.

Este jueves, en un mensaje en Facebook, el MEP solicitó ayuda a otros docentes para aplicar las pruebas de bachillerato, que se desarrollarán del 30 de octubre al 6 de noviembre, ante la eventualidad de que la huelga de educadores se mantenga y no permita contar con el personal necesario.

La cartera invitó a participar, como aplicadores de exámenes o delegados ejecutivos, a los docentes de educación pública y privada, maestros jubilados, profesores y estudiantes universitarios.

Para esto, los interesados deben completar el formulario subido en la página del MEP.