Patricia Recio. 3 octubre, 2018
Normalmente, el MEP atiende niños y adolescentes en 4.571 comedores escolares. Foto: Rafael Pacheco
Normalmente, el MEP atiende niños y adolescentes en 4.571 comedores escolares. Foto: Rafael Pacheco

Al menos 79.000 menores siguen sin recibir alimentación en los centros educativos, pues las encargadas de esos establecimientos se mantienen en huelga.

Según el último reporte del Ministerio de Educación Pública (MEP) hasta este martes 2 de octubre, se tenían reportes de 1.978 de los 4.571, de los cuales 1.798 permanecían cerrados.

De acuerdo con la información del MEP, la mayor afectación se registra en la provincia de Guanacaste y la zona norte, donde cantones como Cañas y Ciudad Quesada reportan los números más elevados de comedores sin servicio.

Infografía
Infografía

Por ejemplo, en Cañas se contabilizaban 99 comedores cerrados y en San Carlos 65, mientras que en San José había 24 centros educativos sin este servicio. En las regiones educativas Grande de Térraba en Buenos Aires de Puntarenas y Coto (que cubre Corredores y Golfito), solo se contabilizan 13.

Esas cifras preocupan a las autoridades del Ministerio debido a que muchos de los comedores que no están abiertos se ubican en zonas de extrema pobreza, en donde la alimentación que se brinda en las escuelas, es en muchos casos la única comida al día que reciben muchos de los niños.

Leonardo Sánchez, encargado de programas de equidad del MEP, indicó semanas atrás que por día el Ministerio invierte unos ¢450 millones en los servicios de alimentación de escuelas y colegios.

Además, estimó que las pérdidas diarias por suspender estos servicios podrían ascender a los ¢200 millones diarios, considerando que no se tiene información de la totalidad de comedores.

Asimismo, ese Ministerio recibió fotografías y denuncias de centros educativos en donde la comida se desperdicia, pues en muchos casos se hicieron pedidos antes de que iniciara el movimiento.

Tomates se pudren en el comedor de la escuela en Puriscal pues desde el 10 de setiembre están en huelga.
Tomates se pudren en el comedor de la escuela en Puriscal pues desde el 10 de setiembre están en huelga.

El MEP anunció que giraría indicaciones a las Juntas de Educación a fin de que realizaran las acciones necesarias para que se garantice al menos una alimentación básica a los niños mientras dure el movimiento, sin embargo a este martes esa gestión no se ha realizado.