Educación

MEP tendrá tarifas para pagar a transportistas de estudiantes

Nueva metodología de Aresep permitirá al Ministerio hacer las contrataciones de manera directa y no a través de las juntas. Irá a consulta pública el 1.° de octubre

Los pagos por transporte de estudiantes que paga el Ministerio de Educación Pública (MEP) tendrán topes establecidos por el método de cálculo elaborado por la Autoridad Reguladora de los Servicios (Aresep) para simplificar y dar transparencia al proceso, luego de que por años se han hecho giros a ciegas.

Estos son dineros que el Ministerio transfiere a las juntas de educación, en el caso de escuelas, o juntas administrativas, en el caso de colegios, para costear 3.625 rutas contratadas por los padres, así como 128 rutas más que la institución contrata de manera directa.

Daniel Fernández, director del Centro de Desarrollo de la Regulación de Aresep, informó de que la Contraloría General de la República concluyó que, por la ausencia de un modelo tarifario, el MEP no podía fijar tarifas por lo cual se requería apoyo de las juntas para la gestión de contratos particulares.

“Sin embargo, ahora que sí hay un modelo y que se están por aprobar las tarifas, el MEP ya podría contratar directamente todos los servicios”, indicó el funcionario.

Desde el 2006, dictámenes de la Contraloría y de la Procuraduría General de la República han insistido al Ministerio que la fijación de tales pagos a transportistas debía fijarlos la Aresep.

Con la metodología ya elaborada, Aresep realizará este 1.º de octubre una audiencia pública virtual para presentar el cálculo, las variables incluidas y las matrices tarifarias que arrojó el método con lo cual, por primera vez, el transporte de estudiantes dispondrá de tarifas formales y reguladas.

El resultado de correr por primera vez este cálculo es un total de 20.412 precios máximos de referencia por viajes completos (ida y vuelta al centro educativo) agrupados en 189 matrices tarifarias.

La nueva metodología aplica en su lugar variables como distancias recorridas, cantidad de estudiantes trasladados, días de utilización de las unidades de transporte, jornadas y horarios de las clases e incluso valor de los vehículos, sus modelos y antigüedad, revela el estudio tarifario ET-057-2021 de la Intendencia de Transporte de Aresep.

Cuanto más reciente sean las flotillas y mayor la cantidad de estudiantes atendidos, se paga más al transportista que, sin embargo, también verá ajustes según las distancias a cubrir y los horarios cuando brinda el servicio.

Número de alumnos y horario

Por ejemplo, en el caso de estudiantes de primaria y secundaria en horario de 7 a. m. a 4:40 p. m., un servicio ida y vuelta, de entre 30 y 40 kilómetros de distancia, se paga a ¢110.854 para flotas vehiculares con ocho años de antigüedad (modelos 2013) que trasladen entre 1 y 57 alumnos.

Sin embargo, si la población atendida oscila entre 263 y hasta 344 estudiantes con todas las demás condiciones, sin cambio, ese mismo recorrido se paga a ¢665.127.

Si el servicio se brinda en horario nocturno (primaria y secundaria nocturna de 6 p. m. a 10 p. m.) se pagan ¢76.395 por la misma distancia y modelos en los dos ejemplos antes citados por el transporte de hasta 57 alumnos. El pago sube a ¢458.367 para grupos entre 263 y 344 movilizados.

Las 189 matrices tarifarias permitirán al MEP ajustar los eventuales pagos a la variedad de escenarios según distancias, modelos y antigüedad de las unidades, distancias a cubrir y poblaciones de estudiantes a movilizar; además de los horarios.

El listado de los precios de referencia puede consultarse en este documento.

Hasta el 2020, el MEP fijaba el costo del pasaje de cada una de las rutas según otras variables tales como la tasa básica pasiva, kilometrajes de cada ruta, cantidad de estudiantes, ruralidad y tipo de terreno por el cual transitaban.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.