Carlos Hernández. 20 septiembre, 2018

“Si esta huelga no acaba, los acabados vamos a ser los estudiantes porque por ese camino vamos a perder el curso lectivo”.

Las palabras son de Diego Armando Céspedes Solís, de 18 años, alumno de sexto año en el Colegio Técnico de San Carlos.

Esta semana, él y otros miles de estudiantes de esa modalidad tenían que realizar las pruebas de bachillerato. Las hacen dos meses antes que los asistentes a colegios académicos porque deben enfrentar una práctica profesional para poder graduarse.

Pero esta vez no lo lograron. Una de las secuelas de la huelga nacional contra la reforma fiscal, que este jueves entra en su día número 11, ha sido la suspensión indefinida de estos exámenes para los alumnos de colegios técnicos.

"Nunca pensé que la protesta se iba a prolongar tanto. Creí que esto no iba a pasar de tres días, pero la realidad ha sido otra. Esa realidad nos está afectando”, reiteró el joven, quien estudia la especialidad de Informática.

Diego Armando Céspedes Solís tiene 18 años, y estudia Informática en el Colegió Técnico Profesional de San Carlos. Foto: Carlos Hernández para LN

Una circular de la viceministra académica, Guiselle Cruz Maduro, emitida este miércoles 19 de setiembre, le aclara a estudiantes y profesores de colegios como el de Diego Céspedes que, una vez finalizada la huelga, se reprogramarán las pruebas.

El joven estudiante, por ahora, procura repasar las materias, al menos, tres horas diarias. Lo hace solo porque no tiene ningún profesor que le pueda resolver sus dudas.

Céspedes está más que preocupado porque, adicionalmente, el 3 de octubre debe hacer un examen que solo se le realiza a los estudiantes de colegios técnicos, y tampoco tiene una idea clara de qué pasará con esa prueba.

"En este estado de cosas, los únicos perjudicados somos nosotros, los estudiantes”, reiteró sin ocultar un alto nivel de preocupación y estrés por lo que está pasando.

Estudia con compañeros por WhatsApp

Einer López Alemán, de 18 años, es alumno de quinto en el Colegio Académico de Sucre de San Carlos.

López tampoco se imaginó que el movimiento de protesta se extendiera más de dos o tres días.

“Me faltan temas que ver, y no hay centros para repasar materia ni profesores que nos puedan explicar. Lo que estoy haciendo junto a otros compañeros es estudiar mediante uso de WhatsApp: entre todos, nos enviamos consultas y las contestamos", comentó.

Einer López Alemán, de 18 años, es alumno de quinto año en el Colegio Académico de Sucre de San Carlos. Foto: Carlos Hernández para LN

“Matemática, Química y Español son mis grandes preocupaciones. Debo estudiar solo en casa”, dijo. Él vive en El Porvenir Abajo de Ciudad Quesada.

“Creo que los sindicatos y el Gobierno deben reflexionar sobre el grave daño que nos están causando a los estudiantes. Lo más grave es que ninguna de las partes quiere ceder y así probablemente esto se vaya a extender por tiempo indefinido”, pronosticó.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) recomienda a estos estudiantes que no dejen de repasar diariamente las materias y que recurran a los enlaces disponibles en Internet para hacer consultas, practicas y mejorar las prácticas de estudio.

Los alumnos de colegios académicos como el de Sucre, empezarían sus exámenes de bachillerato el 30 de octubre, con el de Español.