El País

Aeropuerto Juan Santamaría recicla dos toneladas de artículos retirados a pasajeros

Objetos perdidos por los viajeros reciben otro tipo de tratamiento

El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría (AIJS) recicló cerca de dos toneladas de objetos retirados a pasajeros durante el primer cuatrimestre del 2022. Se trata del Programa de Gestión Integral de Residuos, que consiste en brindarle un mejor tratamiento a los artículos que no pasan los filtros de seguridad de la terminal aérea.

De acuerdo con Aeris, administradora del aeropuerto, entre estos objetos destacan los envases —principalmente botellas de agua, de licor, de cremas y perfumes— que antes de este programa eran enviados al relleno sanitario.

“Estamos comprometidos con ofrecer un ambiente saludable y sostenible en nuestras instalaciones, potenciando la mejora continua en todos nuestros procesos y prácticas ambientales, incentivando el manejo de residuos como práctica empresarial estratégica, en cumplimiento con los requerimientos de la normativa nacional”, comentó Adriana Bejarano, jefa de Ambiente, Salud y Seguridad de Aeris.

En total, se reciclaron 1.984 kilogramos (kg) de residuos: 149,5 kg en enero; 418,5 kg en febrero, 566 kg en marzo y 850 kg en abril.

Los materiales de plástico son ingresados, por una empresa contratada, a un molino donde son triturados y se convierten en pequeñas bolas de resina, que se utilizan para elaborar botellas o galones nuevos.

En el caso del plástico que contenía cremas, shampoo, bloqueador o geles, se puede reciclar únicamente si el envase está completamente limpio y seco. Si el plástico no está en esas condiciones, se lleva a una compañía cementera, donde luego de un procedimiento es utilizado para generar energía o para crear cemento.

Para reciclar el vidrio, se debe separar las botellas decomisadas en dos categorías: de color o transparente. La empresa encargada de brindar el tratamiento a este tipo de residuos las funde a altas temperaturas y finalmente las convierte en botellas nuevas.

Actualmente en Costa Rica no hay una empresa que se encargue de brindar el tratamiento adecuado al aluminio. Por lo que los objetos de este material son trasladados hasta un centro de acopio, desde donde son exportados para que reciban el procedimiento necesario.

Aeris destacó que los objetos perdidos por los viajeros reciben otro tipo de tratamiento y que en la mayoría de casos son donados de conformidad con el programa de donaciones de la empresa.

Las almohadas de cuello, botellas, abrigos, herramientas, gorras y sombreros, son los principales artículos olvidados por sus dueños. Cuando alguno de ellos es catalogado como perdido, la Policía Aeroportuaria lo registra en un inventario que se realiza todos los días.

Posteriormente se traslada a la oficina de Operaciones, donde los dueños tienen un plazo de 15 días para reclamar sus pertenencias. Si en ese periodo las cosas no son reclamadas, se almacenan en una bodega, donde se determinará si donan o se desechan.

“Como muchos de estos artículos no son reclamados por sus dueños, son donados con el fin de que sean aprovechados por otras personas para quienes resultan necesarios. Consideramos que es una manera de contribuir con otras instituciones y de brindarle una segunda oportunidad a estos objetos, en vez de solamente almacenarlos o desecharlos”, añadió Bejarano.

En caso de haber olvidado algún objeto en el AIJS en las últimas dos semanas, puede contactar a la oficina de Operaciones al número 2437-2610 o bien, escribir al correo electrónico objetosperdidos@aeris.cr.

Fátima  Jiménez Quirós

Fátima Jiménez Quirós

Estudiante de periodismo y comunicación en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe noticias de última hora nacionales e internacionales. Anteriormente trabajó en la sección de verificación de datos: No Coma Cuento.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.