AFP. 10 enero
Carles Puigdemont (centro) mostró la credencial provisional de eurodiputado, al lado de Antoni Comín, otro dirigente independentista catalán.
Carles Puigdemont (centro) mostró la credencial provisional de eurodiputado, al lado de Antoni Comín, otro dirigente independentista catalán.

Madrid. La Eurocámara tendrá en sus manos la decisión de levantar la inmunidad de los eurodiputados independentistas catalanes Carles Puigdemont y Toni Comín, a petición de España, que busca su extradición desde Bélgica.

Los magistrados del Tribunal Supremo español decidieron pedir este viernes al Parlamento Europeo la retirada del fuero para continuar con su intento de extraditarlos para juzgarlos por la tentativa de secesión del 2017.

¿Qué protege la inmunidad parlamentaria?

La inmunidad parlamentaria busca que los eurodiputados puedan “ejercer libremente su mandato sin ser objeto de una persecución política arbitraria”, explica la Eurocámara en su página web.

El Protocolo sobre los Privilegios y las Inmunidades de la Unión Europea establece así que los eurodiputados "no podrán ser buscados, detenidos ni procesados" por sus votos y sus opiniones en el ejercicio de sus funciones.

Esto no quiere decir que los parlamentarios no puedan ser juzgados o investigados por otros hechos, pero, para ello, los jueces responsables deben pedir el levantamiento de la inmunidad del eurodiputado.

¿El levantamiento de la inmunidad es automático?

El levantamiento de la inmunidad no es automático, pero los eurodiputados responden favorablemente en la mayoría los casos. En la pasada legislatura, de las 54 solicitudes presentadas, se retiró la inmunidad en 50 casos.

Las autoridades judiciales competentes deben enviar primero el suplicatorio al presidente de la Eurocámara, actualmente el socialista David Sassoli, quien remitiría el caso a la comisión de Asuntos Jurídicos de la cámara.

La comisión, presidida por la liberal británica Lucy Nethsingha, lo examinaría a puerta cerrada, lo cual da la posibilidad al eurodiputado afectado de defenderse, antes de efectuar una propuesta sobre aceptar o rechazar el suplicatorio.

Los eurodiputados deben después pronunciarse sobre esta propuesta en sesión plenaria que necesitaría mayoría simple para salir adelante. El jefe de la Eurocámara comunicaría a continuación el resultado a las autoridades.

¿Qué efectos tendría para Puigdemont y Comín?

Aunque la Eurocámara levante la inmunidad a Puigdemont y Comín, estos no pierden su condición de eurodiputados, pero la Justicia belga podría continuar con el examen de las euroórdenes cursadas por España.

A principios de enero, el juez de instrucción belga que examina la solicitud de extradición de ambos a España decidió suspender el proceso al estimar su inmunidad como eurodiputados en virtud de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

La fecha del 3 de febrero, cuando estaba prevista la siguiente vista, sigue en la agenda. Para su abogado Simon Bekaert, el juez podría tomar nota en ese momento de la suspensión del proceso.

Bekaert explicó que sería difícil continuar con el proceso “si la Eurocámara no ha levantado la inmunidad”, algo que parece improbable para esa fecha ya que el examen del suplicatorio suele tomar semanas e incluso meses.