AFP. 20 diciembre, 2019
El expresidente catalán Carles Puigdemont (izquierda) mostró la credencial provisional, acompañado por el exconsejero Toni Comín, este viernes 20 de diciembre del 2019 en Bruselas.
El expresidente catalán Carles Puigdemont (izquierda) mostró la credencial provisional, acompañado por el exconsejero Toni Comín, este viernes 20 de diciembre del 2019 en Bruselas.

Bruselas. El expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconsejero de Sanidad Toni Comín, elegidos eurodiputados en mayo, recibieron este viernes una credencial provisional del Parlamento europeo de Bruselas, que les abre la puerta para ocupar su escaño a partir de enero del 2020, en un nuevo revés para las autoridades españolas.

“Es un día de alegría, no únicamente para nosotros, sino para toda la gente que cree en una Europa fundada sobre la voluntad de sus ciudadanos (...) Esta es la prueba de que luchar por esto vale la pena”, dijo Puigdemont a la salida del Parlamento, hablando en francés y mostrando, orgulloso, a la prensa su credencial.

Puigdemont y Comín recibieron únicamente un pase provisional, que les permite iniciar los trámites para recibir sus credenciales permanentes, lo cual tardará varios días.

Los dos políticos anunciaron su intención de ocupar su escaño durante la sesión plenaria del 13 al 16 de enero en Estrasburgo.

“A nosotros nos votaron más de un millón de personas. Han tardado seis meses, pero ya estamos aquí”, agregó Puigdemont.

Horas antes, el Tribunal de Justicia había anulado la orden que les impidió inscribirse para participar en la sesión inaugural del Parlamento Europeo el 2 de julio. Era una formalidad que les cerraba las puertas de la Eurocámara.

"Hemos tenido que luchar contra una máquina muy poderosa, influida además por el Estado español y algunos partidos políticos que han actuado explícitamente en contra", insistió el expresidente regional.

Para Puigdemont, se trata de una "gran victoria para Europa porque los ciudadanos europeos pueden confiar que en última instancia hay un tribunal independiente que vela por las garantías de todos".

A su llegada al Parlamento, Puigdemont y Comín fueron recibidos por la eurodiputada belga Assita Kanko, del partido nacionalista flamenco NV-A, quien los ha apoyado desde que se refugiaron en Bélgica.

“El proceso de acreditación empieza hoy, viernes, y terminará después de las fiestas de fin de año”, explicó un funcionario del Parlamento Europeo, que cierra del 21 de diciembre al 3 de enero.

La justicia española reclamó la extradición de tres independentistas catalanes, Puigdemont y Comín entre ellos, tras condenar el 14 de octubre a otros nueve líderes a hasta 13 años de prisión por el intento de secesión de Cataluña en octubre de 2017.

El efecto Junqueras

El TJUE estimó que Junqueras contaba con inmunidad como eurodiputado electo y tenía que haber recibido autorización para salir de la cárcel, donde se encontraba entonces en prisión preventiva, para cumplir con los trámites para convertirse en eurodiputado.

El viernes, Puigdemont aprovechó su comparecencia ante los medios para pedir la puesta en libertad de Junqueras.

“Ya hace más de 24 horas que el señor Junqueras está ilegalmente detenido en una prisión y que el Estado español tarda” en dejarlo en libertad, expresó.

Puigdemont y Comín tampoco pudieron asumir sus cargos por no jurar la Constitución española en Madrid, como exigían las autoridades electorales de este país.

Carles Puigdemont (izquierda) y Toni Comín se tomaron una foto en la Eurocámara, en Bruselas, este viernes 20 de diciembre del 2019.
Carles Puigdemont (izquierda) y Toni Comín se tomaron una foto en la Eurocámara, en Bruselas, este viernes 20 de diciembre del 2019.

El TJUE consideró el jueves en su decisión que eran innecesarios este tipo de trámites para asumir el cargo y beneficiarse de la inmunidad, por lo que el jefe de la Eurocámara, David Sassoli, dio orden a sus servicios para evaluar "cuanto antes" los "efectos" de esta sentencia.

De poder asumir sus escaños, esto podría tener consecuencias también sobre el proceso en Bélgica para su entrega a España. La Justicia belga postergó al 3 de febrero la vista a la espera de conocer si ambos tienen inmunidad parlamentaria.

Uno de sus abogados belgas, Simon Bekaert, indicó a la AFP su intención de dar a conocer al juez belga el contenido de la sentencia del alto tribunal para pedirle la "suspensión" del proceso y "flexibilizar" las medidas cautelares para permitirles salir del país, al ser eurodiputados.

El viernes, preguntado por si pensaba volver a Barcelona, Puigdemont respondió: Ssí, quiero visitar Cataluña de nuevo muy pronto”.

"Quiero volver a mi patria", aunque esto "no quiere decir que sea mañana", aseguró.

Si se convierten en parlamentarios, el juez instructor de su causa en España debería pedir un suplicatorio a la Eurocámara para poder continuar con el proceso de entrega, algo que podría beneficiar su estrategia de internacionalizar su causa ya que los eurodiputados deberían debatir sobre ello.