Interés Humano

Perú se prepara para una nueva ola de covid-19 debido a la variante delta

La advertencia surge cuando la situación epidemiológica está relativamente bajo control, con una caída de contagios y decesos respecto al peor momento de la segunda ola, en abril

Lima. Perú, uno de los países con mayor tasa global de letalidad por covid-19, está en alerta ante la amenaza de una tercera ola de contagios ante la propagación de la variante delta, advirtió este jueves el gobierno.

“No podemos descartar que en dos o tres semanas podamos tener ya una entrada clara a una tercera ola”, afirmó el ministro de Salud, Hernando Cevallos.

“Lo que ahora vemos es un incremento de casos de la variante delta”, agregó.

Según las autoridades locales, los contagios pasaron de 40 a 534 en lo que va de setiembre.

“La variante delta ha pasado a ser la variante predominante en el Perú con más del 54% de casos”, acotó el ministro peruano.

La advertencia surge cuando la situación epidemiológica está relativamente bajo control, con una caída de contagios y decesos respecto al peor momento de la segunda ola, en abril.

Esto obedeció a la campaña de vacunación, que pese a las dificultades logísticas ya logró inmunizar a 34% de la población, unos 9,6 millones de habitantes, con las dos dosis desde febrero pasado.

Perú utiliza las vacunas del laboratorio chino Sinopharm y del dúo estadounidense-alemán Pfizer-BioNTech.

En previsión de la tercera ola y como parte de la alerta sanitaria, el gobierno reforzó la dotación de plantas de oxígeno medicinal, elemento vital que faltó en los peores momentos de la primera y la segunda ola.

Las autoridades peruanas proyectaron en agosto que una tercera ola provocaría entre 67.300 y 115.000 muertes.

Las proyecciones de nuevos casos fluctuarían entre 2,4 millones y 3,2 millones, de acuerdo a un informe del Centro Nacional de Epidemiología y Control de Enfermedades.

Con poco más de 600 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, Perú es el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por la pandemia.

En el país suramericano rige un toque de queda a nivel nacional, que en las regiones más afectadas por la peste rige durante cuatro horas a partir de medianoche. En la capital, la medida rige entre las 1:00 a.m. y las 4:00 a.m..

En todo el país es obligatorio usar mascarilla para circular por las vías públicas y el uso de doble mascarilla para ingresar a locales comerciales.

Perú acumula 199.000 muertos y más de 2,1 millones de contagios desde que irrumpió la pandemia en marzo del 2020.

La variante delta está presente en 185 países y ha sustituido en gran medida a las otras tres variantes preocupantes —alfa, beta y gamma— que ahora representan cada una menos del 1% de los casos secuenciados, aseguró la Organización Mundial de la Salud el martes.