Interés Humano

Documento filtrado de la Corte Suprema puede significar el fin del aborto en EE. UU.

Primicia sorprendió a Washington, pues la Corte es una de las pocas instituciones que mantiene lejos a los medios

Washington. La filtración de un documento de la Corte Suprema de los Estados Unidos, que reveló una potencial revocación del derecho al aborto, generó muchas preguntas este martes, ya que la corporación protege celosamente el secreto de sus deliberaciones.

El lunes por la noche, el sitio de noticias Politico publicó un borrador de fallo que, si se aprueba tal como está, haría que Estados Unidos retrocediera 50 años, pues permitirá que todos los estados tengan la libertad de prohibir a las mujeres que interrumpan sus embarazos.

Ese documento es “auténtico” pero no representa la decisión “final” de la Corte, dijo este martes la institución. Denunciando una “traición” destinada a “socavar” el trabajo del alto tribunal, su máximo responsable, John Roberts, ordenó una investigación interna para encontrar el origen de la filtración.

La primicia sorprendió a Washington, donde la Corte Suprema es una de las pocas instituciones que mantiene a los medios a una distancia segura.

“Nunca hubo una filtración así” en el Tribunal Superior, escribió en su cuenta de Twitter el abogado Neal Katyal. “Es el equivalente a los Papeles del Pentágono”, añadió en referencia a la publicación por parte del diario The New York Times, en 1971, de documentos ultrasecretos sobre la participación estadounidense en la guerra de Vietnam.

“Hubo filtraciones en la Corte Suprema antes, pero nunca de esta magnitud”, dijo Orin Kerr, profesor de derecho en la Universidad de Berkeley, en California.

La histórica sentencia de 1973 del caso “Roe v. Wade”, en la que la Corte Suprema reconoció el derecho al aborto y que hoy está en jaque, fue publicada previamente por la revista Time. Pero el artículo salió entonces apenas unas horas antes del anuncio oficial, sin influir en la decisión.

Esta vez, el filtrador pretendía movilizar a la opinión pública con la esperanza de influir en los magistrados antes de su decisión final, prevista para el 30 de junio.

“Este es claramente un acto político y calculado, realizado por alguien que está dispuesto a abandonar su ética profesional por una causa política”, tuiteó Jonathan Turley, profesor de derecho en la Universidad George Washington.

Según Politico, cinco jueces conservadores apoyaron el proyecto de fallo cuando se redactó en febrero. Pero las negociaciones continúan y todo lo que se necesita es la deserción de uno de ellos para que se adopte un texto alternativo.

Los conservadores no tienen dudas: la filtración proviene de “la izquierda radical”, que busca “intimidar a los jueces”, estimó el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

En línea similar, se pronunció el senador republicano Josh Hawley, quien llamó a los jueces a “no ceder” a las protestas espontáneas que siguieron a la publicación del artículo de Politico y a difundir su decisión “inmediatamente”.

El juez Brett Kavanaugh, que parece más preocupado por preservar la imagen de la Corte que algunos de sus colegas conservadores, podría ser objeto de esta campaña. Pero, para algunos observadores, la indiscreción también podría provenir del campo conservador y reflejar las grietas en su interior.

“Imagina que eres un juez conservador decidido a anular el ‘Roe v. Wade’. Tuviste cinco votos para hacerlo (…) pero estás empezando a temer perder la mayoría. ¿Qué harías?”, planteó el profesor de derecho Steve Vladeck en su cuenta de Twitter.

Cualesquiera que sean las intenciones, “no tendrán éxito”, aseguró el magistrado John Roberts: “el trabajo de la Corte no se verá afectado de ninguna manera”, aseguró.

Por otro lado, su legitimidad corre el riesgo de quedar debilitada. “La Corte nunca volverá a ser la misma”, expresó Jonathan Turley. “Todos hemos perdido la inocencia y entendido que la Corte ya no puede mantenerse al margen de la política”, alegó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.