Interés Humano

Caravana de unos 600 migrantes choca con guardias nacionales en México

Ante el bloqueo del paso, la caravana reaccionó lanzando palos y piedras contra los oficiales, pero luego fue dispersada con gases lacrimógenos

Chiapas. Una caravana de unos 600 migrantes, la mayoría centroamericanos, se enfrentó este viernes con piedras y palos a guardias nacionales, que respondieron con gases lacrimógenos, en una carretera del estado mexicano de Chiapas.

El grupo, que busca llegar al norte para cruzar a Estados Unidos, salió al amanecer de la ciudad fronteriza de Tapachula y tras caminar un par de horas se encontró con un primer retén de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y guardias, informaron autoridades y activistas.

Las fuerzas del orden se vieron superadas por los migrantes, que tras algunos empujones lograron seguir su marcha, aunque en un número menor, para encontrarse unos kilómetros más adelante con un segundo operativo. Ante el bloqueo del paso, la caravana reaccionó lanzando palos y piedras pero fue dispersada con gases lacrimógenos, según imágenes de medios locales y denuncias de activistas.

“No hay atención, está cerrada la oficina de regulación (del INM), están tergiversando la ley”, denunció Luis Villagrán, activista mexicano que acompaña a la caravana. Durante el operativo, decenas de personas fueron detenidas y otras se entregaron, en su mayoría mujeres y niños. Un grupo logró evadirse corriendo entre la maleza.

Villagrán denunció el uso de la fuerza contra los migrantes y lamentó que las autoridades hayan rechazado la petición de agilizar su situación legal. Desde hace años, justo antes de Semana Santa, los indocumentados acompañados por activistas mexicanos realizan un recorrido por el país, a veces hasta la frontera norte, que denominan “Vía Crucis migrante” y que en el 2018 dio surgimiento a las caravanas.

La estrategia del gobierno de México ha sido montar retenes en el camino de los migrantes, sobre todo en Chiapas, fronterizo con Guatemala, para detener su avance. El número de personas que intentan llegar a Estados Unidos aumentó con la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca en enero del 2021.

Se anticipa que el flujo repunte aún más luego de que Estados Unidos suspendió este viernes la orden de salud pública conocida como Título 42, que establecía la expulsión de personas sin papeles como medida precautoria por la pandemia de covid-19. Según cifras oficiales, en el 2021 las detenciones de migrantes sumaron 307.679.

Quienes buscan llegar a Estados Unidos por la frontera sur enfrentan en su travesía por México numerosos peligros ante el acecho de criminales y de traficantes de personas que los trasladan en condiciones infrahumanas. El 9 de diciembre pasado, un tráiler que trasladaba a 160 migrantes irregulares chocó contra un puente peatonal en una carretera de Chiapas dejando 56 fallecidos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.