Desastres Naturales

Turistas disfrutan del Caribe mexicano antes del arribo de Grace

Se prevé que antes de tocar tierra, el jueves, la tormenta tropical se convierta en huracán categoría 1

Quintana Roo. La tormenta tropical Grace avanza este martes hacia las costas del Caribe mexicano, donde turistas disfrutan de las playas antes que toque tierra este jueves como huracán de categoría 1, según el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Grace, que se ubica unos 80 kilómetros al oeste de la costa de Jamaica, se desplaza con vientos de 95 kilómetros por hora, según datos del NHC. Para convertirse en huracán deberá alcanzar los 119 kilómetros por hora.

Autoridades del estado de Quintana Roo (sureste) iniciaron los protocolos preventivos para salvaguardar a la población. Se prevé que el ciclón ingrese a territorio mexicano cerca de las costas de Tulum.

De momento no está previsto evacuar la zona hotelera de Cancún, por lo que los turistas no tendrían que abandonar sus habitaciones para trasladarse a albergues.

Así, en las playas el ambiente es despreocupado. Con 36 grados de sensación térmica, bañistas aprovecharon el sol previo a la llegada de Grace para nadar en el mar o disfrutar de un cóctel en la piscina del hotel.

"En el hotel ya nos han dicho que no hay nada de qué preocuparse. Esto pasará en un día y nada, a seguir disfrutando", comentó la española Verónica Fernández, de 32 años, quien llegó el pasado fin de semana a las costas mexicanas.

En supermercados del centro de Cancún, lejos de la zona hotelera, algunas personas decidieron abastecerse de víveres, aunque las autoridades hicieron un llamado a evitar las compras de pánico.

“No se sabe cómo venga, con Wilma no nos prevenimos y nos fue de la fregada”, dice Hortencia Rodríguez, una ama de casa de 41 años que recuerda el pánico vivido en 2005, cuando dicho huracán, de categoría 5, arrasó con la infraestructura urbana.

Se estima que el paso de Grace por la península de Yucatán será de unas 18 horas para salir luego al Golfo de México y tocar tierra nuevamente el sábado en las costas de Tamaulipas (noreste).

El gobernador estatal, Carlos Joaquín, dijo que se resguardará a la población ubicada en al menos cinco comunidades costeras por lo que el sistema estatal de Protección Civil ya instaló 85 albergues para recibir a la población más vulnerable al impacto del fenómeno.