Eillyn Jiménez B.. 7 junio, 2018

Ninguna autoridad los alertó de la tragedia que se avecinaba. "La decisión de evacuar fue un tema de sentido común y responsabilidad, siguiendo el protocolo hotelero de evacuación".

Con esas palabras resumió Evelyn Ordoñez, una costarricense que trabaja como gerente general en el hotel La Reunión, en Alotenango de Sacatepéquez, Guatemala, los motivos que la llevaron, junto con su equipo, a sacar a más de 300 personas del lugar, ubicado apenas a 7,2 kilómetros del volcán de Fuego.

Esa determinación, que se tomó dos horas antes de la potente erupción del coloso, le salvó la vida ese domingo 3 de junio a cientos de huéspedes, visitantes, golfistas y el personal del alojamiento.

La tica contó vía telefónica a La Nación que desde las 6 a. m. de ese día comenzaron las explosiones del macizo, por lo que entre 11:30 a. m. y 12:55 p. m. abandonaron el inmueble, en el cual además de habitaciones y restaurantes hay un campo de golf.

“Vimos que había erupciones más constantes. A las 11 a. m. salimos al jardín de la casa club y vimos fumarolas y los flujos piroclásticos bajando a un nivel que no era normal. Hablé con el equipo de trabajo y activamos los protocolos.

"Decidimos evacuar con prioridad a los golfistas y empezamos a hacer llamadas y un recorrido por cada habitación para asegurarnos de que todos estaban informados", relató Ordoñez.

Imagen aérea muestra daños provocados por el volcán de Fuego en el hotel La Reunión. Foto: Tomada de Noticias del Sur Petapa
Imagen aérea muestra daños provocados por el volcán de Fuego en el hotel La Reunión. Foto: Tomada de Noticias del Sur Petapa

La mujer, quien llegó por trabajo en el 2008 a Guatemala y trabaja desde el 2014 en el hotel La Reunión, narró que hubo 19 personas que no querían abandonar el lugar, pero luego de comunicarles que si se quedaban era bajo su propia responsabilidad, aceptaron marcharse.

Agregó que antes de abandonar por completo la zona auxiliaron con los carros del alojamiento a unos niños y a adultos mayores en sillas de ruedas.

"Tuvimos tiempo de hacer un par de viajes para ayudar a personas de la comunidad, en ese momento ya las autoridades estaban ahí, pero luego no se nos permitió más el ingreso por seguridad.

"Salimos de ahí como 45 minutos después de finalizar la evacuación (a la 1:40 p. m., aproximadamente) y a unos cinco kilómetros de donde se dio todo esto se percibía un olor a gas muy fuerte", explicó Ordoñez.

La costarricense confirmó que algunos familiares de colaboradores del hotel fallecieron, pero que, por fortuna, todas las personas que estaban bajo su responsabilidad, sobrevivieron.

Precisamente, el alojamiento es uno de los lugares que quedó con más daños tras las violentas erupciones del coloso. La tragedia ya suma 109 fallecidos y 197 desaparecidos, según datos de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred).

El volcán de Fuego no da tregua en Guatemala

Evelyn Ordoñez destacó que este tipo de hechos deben tomarse en cuenta a futuro para salvar más vidas y pidió colaborar con donativos económicos para enterrar a las víctimas mortales de la erupción.

"Las autoridades nos mantienen informados con boletines que envían con bastante frecuencia de las erupciones. Nos orientan, nos recomiendan no sobrevolar el área si hay erupción, las precauciones a tomar y nos detallan la dirección del viento y la velocidad de los flujos piroclásticos", detalló la gerente general de La Reunión.

Empero, ese domingo, ninguna comunicación les habló de desalojar la zona.

Este jueves la Fiscalía de Guatemala anunció que investigará si hubo negligencia en la respuesta a la erupción del volcán de Fuego, por no evacuar a pobladores a tiempo para evitar las muertes.

Actualmente, la tica colabora en los albergues habilitados para los afectados, donde están recibiendo artículos de higiene personal, zapatos, colchonetas, cobijas y alimentos.

"Estamos yendo todos los días a colaborar para que nuestra gente se sienta apoyada. Hemos recibido donativos, la gente ha sido muy generosa y queremos hacer una distribución ordenada y equitativa. Todos están ayudando a preparar las bolsas para llevarlas a centros de acopio", detalló.

Añadió que hay una página de la fundación La Reunión (www.lareunión.com.gt) que será habilitada pronto para recibir fondos que ayuden a los damnificados.

Evelyn Ordoñez se encuentra colaborando con las personas afectadas después de la erupción del volcán de Fuego, en Guatemala. Foto: Evelyn Ordoñez para LN
Evelyn Ordoñez se encuentra colaborando con las personas afectadas después de la erupción del volcán de Fuego, en Guatemala. Foto: Evelyn Ordoñez para LN

Durante este jueves por la mañana Ordoñez realizó junto con las aseguradoras y otros funcionarios del alojamiento un recorrido. Luego de este manifestó que hay zonas en donde la estructura está bien, pero que deben esperar las indicaciones de los expertos.

"Muchas áreas del club están en buenas condiciones y nos dio gusto eso. En algunas zonas si es posible que se requiera de una restauración, pero ahora hay que esperar que los expertos hagan el avalúo y nos den el informe definitivo", mencionó.

Ordoñez contó que cerca de las instalaciones de La Reunión aún es notable la salida abundante de gases y vapor, por lo que incluso se siente que las suelas de los zapatos "se empiezan a quemar".

"La idea es que la gente no llegue de nuevo a las comunidades, que no se expongan. Actualmente hay puestos de control para ingresar al área y la mayoría de personas de la zona se encuentran en albergues o centros de acopio", precisó la costarricense.

El hotel La Reunión fue inaugurado en enero del 2009 y desde entonces es un imán para turistas de diferentes partes del mundo.

Estado actual del hotel La Reunión. Foto: Cortesía de La Prensa Libre
Estado actual del hotel La Reunión. Foto: Cortesía de La Prensa Libre
Vista de la actividad del volcán de Fuego desde el hotel La Reunión el pasado 3 de junio. Foto: Evelyn Ordoñez para LN
Vista de la actividad del volcán de Fuego desde el hotel La Reunión el pasado 3 de junio. Foto: Evelyn Ordoñez para LN
Evelyn Ordoñez y otros miembros del hotel La Reunión han distribuido alimentos y artículos de higiene personal a los daminificados. Foto: Evelyn Ordoñez para LN
Evelyn Ordoñez y otros miembros del hotel La Reunión han distribuido alimentos y artículos de higiene personal a los daminificados. Foto: Evelyn Ordoñez para LN

Información actualizada a las 5:50 p. m. con declaraciones de Evelyn Ordoñez a La Nación.