Víctor Hugo Murillo S.. 6 junio, 2018

Su rostro evidenciaba dolor, conmoción. Parecía no comprender qué había pasado.

Concepción Hernández, de 88 años, falleció este miércoles 6 de junio del 2018, a las 12:30 a. m., en un hospital del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) en la capital, informó el diario Prensa Libre.

Quemaduras de tercer grado en el 50% de su cuerpo, además de una falla renal,fueron las causas del deceso, precisó Geovany López, jefe del Departamento de Cirugía del centro médico. Otro factor fue la avanzada edad, dijo.

Hernández vivía en la aldea de San Miguel Los Lotes, departamento de Escuintla, en el sur de ese país.

Su drama lo recogió una fotografía que Prensa Libre publicó el domingo 3 de junio, cuando el volcán de Fuego lanzó una potente erupción de lodo, ceniza y gases cuyo saldo, hasta este miércoles, era de 99 muertos.

El anciano yacía recostado en una barrera de protección junto a la carretera nacional 14. Estaba cubierto de arena, con la piel quemada y conmocionado.

El corresponsal del diario en Escuintla, Carlos Paredes, lo encontró allí mientras el anciano observaba seis cadáveres. Recordó que Hernández tenía los pies quemados y los zapatos destruidos.

“Me duele, me duele, ya no aguanto”, le manifestó al reportero. Y luego: “Mi familia, ¿dónde está mi familia?”.

Un hijo de Concepción, Jorge Hernández, rememoró que cuando sobrevino la erupción cargó en la espalda a su mamá, Brígida Rabaric, de 78 años, y la puso a a salvo. Empero, le perdió el rastro a su progenitor.