Desastres Naturales

Perú prohíbe zarpar a embarcación implicada en derrame de petróleo

Buque se encuentra fondeado en la bahía de puerto del Callao hasta que terminen las investigaciones

Callao. Perú prohibió este jueves el zarpe de la embarcación de bandera italiana “Mare Dorium”, implicada en el derrame de al menos 6.000 barriles de crudo en la costa central, atribuido al oleaje causado por la erupción volcánica en Tonga.

”Se han dispuesto algunas medidas, por ejemplo, el impedimento de zarpar del buque que ha estado involucrado en este hecho, es decir que en este momento hay un impedimento para que este buque pueda movilizarse”, dijo en conferencia de prensa la jefa de gabinete, Mirtha Vásquez.

“Se está solicitando como medida una carta fianza, si es que este buque quisiera zarpar, por 150 millones de soles ($38 millones)”, agregó Vásquez. El derrame ocurrió el sábado en la Refinería La Pampilla, ubicada en Ventanilla, 30 kilómetros (km) al norte de Lima, durante el proceso de descarga del “Mare Dorium”.

Según la Marina de Guerra del Perú, el buque se encuentra fondeado en la bahía de puerto del Callao, vecino a Lima, hasta que terminen las investigaciones. El país exigió a Repsol “resarcir” los daños por la contaminación. “Este Estado no dejará impune un hecho tan grave”, advirtió Vásquez.

Por su parte, el Ministerio del Ambiente confirmó que fueron afectados más de 174 hectáreas (equivalentes a 270 canchas de fútbol) en la franja de playa–litoral, y 118 de superficie en el mar. Por las corrientes marinas, el crudo se extendió a las playas de Ventanilla y los cercanos distritos de Ancón, Santa Rosa y Chancay, donde se hallaron aves, lobos marinos y pingüinos muertos.

La Pampilla tiene una capacidad de procesamiento de 117.000 barriles diarios, más de la mitad del volumen total de refinación de Perú, según la petrolera española.

10 años para recuperar la fauna. Las imágenes obtenidas en los últimos días han sido impactantes: aves flotando sin vida en medio de un mar negro o incapaces de moverse debido a la capa viscosa del petróleo que las cubre totalmente. Lima enfrenta sin lugar a dudas uno de los peores desastres ecológicos de los últimos años. Cabe preguntarse: ¿qué efectos tendrá este derrame de petróleo en la fauna marina?

¿Panorama preocupante ?

El impacto de este desastre en las especies de la costa de Lima tiene varios niveles. El primero se refiere a la exposición directa al crudo de petróleo. En el caso de los mamíferos, como los lobos marinos, entrar en contacto con este líquido aceitoso puede causar pérdida de pelaje, infecciones cutáneas y, eventualmente, algún tipo de intoxicación. En las aves la situación es más violenta porque hay una rápida ingesta oral, lo que puede causar la muerte en pocas horas; además, al tener las plumas cubiertas de petróleo, algunas no pueden volar ni flotar, es decir, no van a sobrevivir.

Pero eso no es todo, Juan Carlos Riveros, director científico de Oceana Perú, indica que ciertos componentes del petróleo crudo, como los hidrocarburos aromáticos y metales pesados, pueden afectar la reproducción de los animales y provocar malformaciones embrionarias, especialmente en aves, peces y hasta tortugas.

El siguiente nivel está asociado a la degradación del crudo. Y es que este material se va hundiendo hasta depositarse en el fondo marino. Ahí, todos los otros elementos de la cadena alimenticia entran en contacto con las partículas de crudo y comienzan a contaminarse, entre los que destacan los pulpos, las conchas y los choros.

Toda la cadena trófica podría verse afectada por los depósitos de petróleo. […] No sabemos lo que sucede ahí abajo, pero los fondo del mar son lugares importantes para el desarrollo de otros animales marinos que son parte de la cadena alimenticia de otras especies, incluyendo al ser humano?, sostiene Joanna Alfaro, docente de la carrera de Biología Marina de la Universidad Científica del Sur y directora de ProDelphinus.

Respecto a cuánto tiempo tardará la fauna marina en recuperarse, Alfaro afirma que dependerá de cuán rápido se eliminen los residuos de petróleo y comiencen los trabajos de restauración.

Por su parte, Riveros opina que ciertas especies pueden tardar tres o dos generaciones en superar el impacto de este desastre. En animales pequeños, como crustáceos, puede demorar dos temporadas.

Los impactos de la pérdida de biodiversidad de este accidente no tienen forma de ser resarcidos o recuperados probablemente en los próximos 10 años para la fauna marina?, comenta Riveros.

No hay protocolos claros de qué hacer en estos casos. […] Solucionar este problema puede tomar años o puede ser que nunca se logre remediar. Dependerá de la rapidez con la que actúan nuestras autoridades?, finaliza Alfaro.

Las especies más afectadas

Si la cadena alimenticia marina se ve afectada, peces y mariscos con partículas contaminantes pueden terminar en las mesas.