AFP. 29 mayo
El presidente Donald Trump dio declaraciones a la prensa en jardín de la Casa Blanca, el viernes 29 de mayo del 2020, en Washington. Foto: AP
El presidente Donald Trump dio declaraciones a la prensa en jardín de la Casa Blanca, el viernes 29 de mayo del 2020, en Washington. Foto: AP

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes el fin de la relación entre su país y la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la acusa desde el comienzo de la pandemia del coronavirus de ser demasiado indulgente con Pekín.

"Debido a que no han realizado las reformas solicitadas y muy necesarias, hoy terminaremos nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud", dijo Trump a la prensa.

Trump ya había suspendido la entrega de fondos a la agencia de la ONU hace un mes, acusándola de un mal manejo de la pandemia de covid-19.

Diez días atrás, el magnate acusó a la OMS de ser un "títere" de China desde que estalló la crisis sanitaria, y dijo que la congelación de fondos se volvería permanente a menos que hiciera la agencia realizara "mejoras sustanciales".

El líder republicano sostuvo este jueves que Estados Unidos "redirigirá esos fondos a otras necesidades urgentes de salud pública" en el planeta.

"El mundo necesita respuestas de China sobre el virus. Debemos tener transparencia", agregó.

Pekín ha negado de manera vehemente las acusaciones de Estados Unidos de que minimizó la amenaza cuando el virus surgió por primera vez en la ciudad china de Wuhan, a fines del año pasado.

China sostiene que Washington está tratando de eludir sus responsabilidades ante la OMS y su fracaso para contener la pandemia.

Estados Unidos fue el mayor contribuyente al presupuesto de la OMS, a la que proporcionó al menos $400 millones el año pasado.

A principios de esta semana, la agencia de salud de la ONU lanzó una nueva fundación independiente para donaciones privadas, que espera que le dé un mayor control para dirigir las donaciones filantrópicas y públicas hacia problemas apremiantes como la crisis del coronavirus.

La gran mayoría del presupuesto de la OMS viene de contribuciones voluntarias, que van directamente desde los países y otros donantes al destino elegido.

El director general de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que la creación de la nueva fundación no estaba relacionada con la amenaza de Trump.

“No tiene nada que ver con los recientes problemas de financiación”, afirmó el jerarca el miércoles, al detallar que una mayor flexibilidad financiera había estado entre sus objetivos a largo plazo desde que asumió la conducción de la organización en julio del 2017.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, participa en una conferencia de prensa, el 27 de mayo del 2020. Foto: AFP
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, participa en una conferencia de prensa, el 27 de mayo del 2020. Foto: AFP

Mientras, Europa acelera los pasos para volver a la normalidad, América Latina sigue con el corazón en un puño y Asia sonó la alarma este viernes al detectarse un rebrote en Corea del Sur, que inmediatamente anunció nuevas medidas restrictivas.

Cinco meses después de la aparición del nuevo coronavirus en Wuhan (China), la enfermedad ha matado a más de 362.000 personas e infectado a más de 5,8 millones en todo el mundo, según cifras oficiales, probablemente muy inferiores a la realidad.

Entretanto, en Rusia, el ansia por encontrar un remedio para la covid-19 llevó a Alexander Guintsburg, que dirige el instituto de investigación Gamaleya de Moscú, a inyectarse una vacuna de vector viral para acelerar el proceso científico al máximo, según dijo, con la esperanza de terminar los ensayos clínicos de su proyecto de vacuna en verano.

Moscú informó de un récord de muertes en 24 horas, 232, lo que sitúa el total en 4.374 muertos y 387.623 casos, el tercer país en el mundo con más contagios.

El segundo país en esa siniestra lista, Brasil, registró 1.156 decesos en las últimas 24 horas. Detrás viene México, con 447 decesos.

El gigante sudamericano vio como su economía se desplomaba un 1,5% en el primer trimestre del año.

El virus avanza rápido en el noreste de Brasil, desplazándose de las capitales hacia el interior.

“En 26 años, nunca había visto tantas personas viviendo con miedo, pasando hambre, porque todo paró. Pero el hambre no para”, dijo Alcione Albanesi, fundadora de la ONG Amigos do Bem.

Muchos años

México, por su parte, que ya tiene a casi todo su territorio bajo alerta máxima, se prepara para un periodo incierto de “nueva normalidad”, en la que la reactivación deberá ser “gradual y cuidadosa”, explicó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Esa "nueva normalidad" supone que algunas medidas sanitarias podrían permanecer "muchos años" en vigor, alertó.

Países como Chile y Perú -que recibirá una línea de crédito de $11.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) frente a la crisis- registraron el jueves por la noche nuevos récords nacionales, en el primer caso en número de muertos (49) y el segundo en contaminaciones (5.874).

Los países latinoamericanos se hallan en plena vorágine, y mientras, Europa y Asia avanzan en su salida del confinamiento, que ha causado un terrible daño a la economía.

En Francia, el constructor de automóviles Renault anunció la supresión de unos 15.000 puestos de trabajo en todo el mundo.

Su socio japonés Nissan ya anunció el jueves que cerrará su planta en Barcelona (España) y suprimirá un 20% de sus capacidades hasta el 2023.

El producto interno bruto (PIB) de Italia y Francia retrocedieron ambos un 5,3% en el primer trimestre como consecuencia de la pandemia, según datos publicados el viernes.

Las fronteras exteriores de la Unión Europea siguen cerradas y las fronteras interiores reabrirán progresivamente.

Grecia anunció que aceptará vuelos de 29 países a partir del 15 de junio.

Austria vuelve a abrir sus hoteles e infraestructuras turísticas y Turquía reabre parcialmente sus mezquitas.

En el Reino Unido, escuelas y comercios podrán abrir a partir del lunes.

El parisino museo del Louvre en cambio esperará hasta el 6 de julio.

El fútbol volverá a los campos españoles el 11 de junio, el 17 en Inglaterra, el 20 de junio en Italia.