Interés Humano

Trump suspende financiamiento de EE. UU. a OMS por manejo de crisis de coronavirus

Presidente critica a agencia de Naciones Unidas por ‘mala gestión’ y de encubrir propagación de la covid-19

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el martes la suspensión del financiamiento de su país a la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusándola de encubrir la gravedad del brote de covid-19 en China antes de que se extendiera por todo el mundo.

Trump dijo en una conferencia de prensa que estaba ordenando a su gobierno detener el envío de los fondos, mientras "se realiza una revisión para evaluar el papel de la OMS en la mala gestión y el encubrimiento de la propagación del coronavirus".

Según el mandatario, la OMS impidió que hubiera transparencia sobre el brote reportado por primera vez en China en diciembre.

Estados Unidos es el mayor financiador de este organismo del sistema de Naciones Unidas, al que otorgó $400 millones el año pasado.

“Con el estallido de la pandemia de la covid-19, tenemos profundas inquietudes sobre si la generosidad de Estados Unidos ha sido utilizada de la mejor manera posible”, expresó el gobernante desde los jardines de la Casa Blanca.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, criticó el anuncio de Washington.

“No es el momento de reducir el financiamiento de las operaciones de la Organización Mundial de la Salud o de cualquier otra institución humanitaria que combate el virus”, consideró.

“Mi convicción es que la Organización Mundial de la Salud debe ser apoyada porque es absolutamente esencial en los esfuerzos del mundo para ganar la guerra contra la covid-19”, añadió.

Sesgo hacia China

Este golpe de Trump a la OMS refleja su creencia de que la Organización está sesgada hacia China y coludió para evitar que el principal rival económico de Estados Unidos tuviera que ser abierto sobre la crisis sanitaria que se estaba desarrollando en su territorio.

Según Trump, esto le costó a otros países un tiempo crucial para preparar y retrasar las decisiones de detener los viajes internacionales que hubieran evitado contagios.

“El ataque de la OMS a las restricciones de viaje puso la corrección política por encima de las medidas que salvan vidas”, sostuvo.

“Si la OMS hubiera hecho su trabajo para que expertos médicos ingresaran a China para evaluar objetivamente la situación en el terreno y denunciar la falta de transparencia de China, el brote podría haberse contenido en su origen con muy pocas muertes”, aseveró Trump.

"Esto habría salvado miles de vidas y evitado el daño económico mundial. En cambio, la OMS aceptó al pie de la letra lo que China le aseguraba (...) y defendió las acciones del gobierno chino", añadió.

Los críticos han señalado que durante semanas después de que la pandemia de coronavirus comenzó a desarrollarse, Trump alabó con frecuencia la respuesta de Pekín y minimizó el peligro que representaba en Estados Unidos.

Antes del anuncio del mandatario, el secretario de Estado, Mike Pompeo, había dicho que su país buscaba un “cambio fundamental” en la Organización Mundial de la Salud. OMS.

“La Organización Mundial de la Salud en su historia ha hecho un buen trabajo. Desafortunadamente, aquí no le dio al blanco”, afirmó Pompeo al programa de radio de Florida Good Morning Orlando.

“Necesitamos asegurarnos de que impulsamos esfuerzos para cambiar eso fundamentalmente o para tomar una decisión diferente”, añadió. “Vamos a hacer nuestra parte para asegurarnos de que estas importantes obligaciones de salud mundial, cosas que francamente también mantengan a los estadounidenses seguros, realmente funcionen”.

Las manifestaciones de Trump y Pompeo se produjeron poco antes que la Universidad John Hopkins, que hace un balance diario de las cifras por covid-19, informó este martes de que en las últimas 24 horas se registraron más de 2.200 muertes en Estados Unidos.

Los decesos diarios habían bajado a alrededor de 1.500 el domingo y el lunes, pero el país contabilizó 2.228 decesos, según las cifras de la Universidad, que se actualizan continuamente. De esta manera, la pandemia ha cobrado hasta ahora la vida de 25.757 personas en Estados Unidos, el mayor número para un país.