Agencia AFP. 23 junio

Managua. Una alianza opositora de grupos de la sociedad civil suspendió una marcha prevista, para la tarde de este sábado, ante los fuertes ataques de policías y paramilitares a una universidad y barrios de Managua, anunciaron sus dirigentes.

"De manera consensuada, hemos decidido reprogramar la marcha de Las Flores hasta que se encuentren en el país los organismos internacionales", dijo Luciano García, exconcejal liberal, miembro de la Alianza, quien justificó la medida por "prudencia".

El dibujo de una persona sosteniendo un mortero hecho a mano se ve en una calle, en Masaya, a unos 35 km de Managua, el 20 de junio de 2018. Los residentes en el bastión opositor nicaragüense de Masaya estaban el miércoles resistiendo una ofensiva de la policía y los paramilitares progubernamentales mientras la violencia se extendía por todo el país centroamericano. Los funerales se llevaron a cabo el martes para tres personas muertas en enfrentamientos en la ciudad del punto álgido, elevando a 187 el número de muertos desde que comenzaron las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, el 18 de abril. AFP.
El dibujo de una persona sosteniendo un mortero hecho a mano se ve en una calle, en Masaya, a unos 35 km de Managua, el 20 de junio de 2018. Los residentes en el bastión opositor nicaragüense de Masaya estaban el miércoles resistiendo una ofensiva de la policía y los paramilitares progubernamentales mientras la violencia se extendía por todo el país centroamericano. Los funerales se llevaron a cabo el martes para tres personas muertas en enfrentamientos en la ciudad del punto álgido, elevando a 187 el número de muertos desde que comenzaron las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, el 18 de abril. AFP.

La alianza decidió cancelar la Marcha de Las Flores, que se realizaría en Managua en memoria a los más de 200 fallecidos en las protestas antigubernamentales, debido a los ataques "indiscriminados" lanzados por las fuerzas del gobierno.

"Repudiamos los ataques revividos de manera indiscriminada en diferentes partes de la ciudad de Managua y todas las ciudades que han sido asediadas por este terrorismo que proviene directamente del gobierno", condenó el grupo, conformado por varios movimientos sociales.

Señaló que los ataques en contra de la población han dejado “varios muertos, entre ellos un niño de 14 meses y un gran número de heridos y detenidos arbitrariamente”.

La Alianza lanzó, además, “a todos los sectores sociales, gremiales de este país un llamado a un paro nacional de 48 horas” para presionar de manera cívica por la salida anticipada del presidente, Daniel Ortega, quien concluye su tercer mandato consecutivo en enero del 2022.

"Un paro es aquella protesta silenciosa económica y fuerte que reguarda la vida de todos los nicaragüenses y le dice al gobierno: señores váyanse ya, no los queremos, aquí el pueblo de Nicaragua quiere verdaderamente paz, democracia y justicia", dijo García, acompañado de otros dirigentes de la sociedad civil.

Una mujer detrás de una bandera nicaragüense grita lemas en el barrio de Monimbo, en Masaya, a unos 35 km de Managua, el 21 de junio de 2018. Obispos nicaragüenses llegaron a la ciudad –que esta semana se declaró en rebelión al gobierno del presidente Daniel Ortega–
Una mujer detrás de una bandera nicaragüense grita lemas en el barrio de Monimbo, en Masaya, a unos 35 km de Managua, el 21 de junio de 2018. Obispos nicaragüenses llegaron a la ciudad –que esta semana se declaró en rebelión al gobierno del presidente Daniel Ortega– "para evitar otra masacre" como lo fue bajo un ataque "desproporcionado" de la policía y las fuerzas paramilitares, que usaban rifles de francotirador AK47 y Dragunov contra los residentes civiles, dijo un grupo de Derechos Humanos. AFP

Los opositores realizaron el pasado 14 de junio un paro nacional de 24 horas que fue acatado en casi todo el país.

Más de 200 personas han muerto en Nicaragua desde que estallaron las protestas contra el gobierno de Ortega, el pasado 18 de abril.