Conflictos

Al menos 100 víctimas en bombardeo contra prisión controlada por rebeldes en Yemen

Hospital de la ciudad recibió cerca de 200 heridos y afirmó que está desbordado y que ya no puede recibir más pacientes

Saada. Más de 100 personas murieron o resultaron heridas en un ataque contra una prisión en una zona controlada por los rebeldes en Yemen, informaron el viernes rescatistas después de una serie de bombardeos nocturnos en el marco de una escalada del conflicto.

Bachir Omar, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Yemen, indicó que el balance de víctimas está aumentando tras el ataque en Saada, el bastión de origen de los rebeldes hutíes. “Hay más de 100 personas entre muertos y heridos, el balance está subiendo”, dijo, citando datos del hospital.

El perturbador panorama comenzó a perfilarse después de que los rescatistas comenzaron a sacar los cuerpos de los escombros de la prisión y comenzaron a amontonar cadáveres desmembrados, según imágenes publicadas por los rebeldes hutíes, respaldados por Irán.

Durante la noche, otro bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudita que apoya al gobierno de Yemen golpeó la ciudad portuaria de Hodeida, una posición de los rebeldes en el oeste del país, provocando un corte de internet generalizado. Según la ONG Save The Children, al menos tres niños murieron en ese ataque. “Al parecer, estaban jugando en un campo de fútbol cercano cuando cayeron los misiles”, explicó la directora para Yemen de esa organización, Gillian Moyes.

El hospital de la ciudad recibió cerca de 200 heridos y afirmó que está desbordado y que ya no puede recibir más pacientes, informó la organización Médicos Sin Fronteras. “Todavía hay muchos cuerpos en el lugar del bombardeo y muchos desaparecidos”, indicó el jefe de la delegación de Médicos Sin Fronteras en Yemen, Ahmed Mahat.

Por su parte, la agencia de prensa oficial de Arabia Saudita informó que la coalición lanzó “bombardeos orientados a destruir la capacidad de acción de las milicias hutíes en Hodeida”. La alianza militar indicó que atacó un “centro de piratería y del crimen organizado”.

El puerto de Hodeida es una zona estratégica por donde transita la ayuda humanitaria para Yemen y es un bastión clave en el conflicto. La organización NetBlocks, especializada en la vigilancia de internet, informó de un “corte de la conexión de internet en todo el país” tras el bombardeo. Los corresponsales de la AFP en las ciudades de Hodeida y Saná confirmaron esta información.

Esta escalada del conflicto en Yemen se produjo después de que a principios de enero los rebeldes hutíes secuestraron un buque con bandera de los Emiratos en el Mar Rojo. Entonces la coalición amenazó con un bombardeo contra los puertos en manos de los rebeldes, si la embarcación no era liberada.

El lunes, las milicias hutíes lanzaron un ataque con drones contra instalaciones petroleras en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabe Unidos, que dejó tres muertos y seis heridos. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá a las 3 p. m. de este viernes para una sesión de emergencia sobre el ataque de los hutíes contra los Emiratos, a pedido de este Estado, un miembro no permanente de esta entidad desde el pasado 1.º de enero.

El consejero presidencial de los Emiratos, Anwar Gargash, advirtió que el país ejercería el derecho a defenderse, en una declaración enviada al emisario de Estados Unidos, Hans Grundberg, que fue publicada por la agencia oficial WAM.

Los Emiratos desempeñaron un papel clave en el establecimiento, el entrenamiento y el armamento de las fuerzas “de la Brigada de los Gigantes, que permitió que las fuerzas del Gobierno recuperaran una provincia en el sur de Yemen. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la guerra en Yemen dejó 377.000 muertos entre víctimas directas e indirectas de este conflicto que se extiende desde hace siete años.