Conflictos

Afganos huyen en masa de Panshir por combates entre resistencia y talibanes

El 7 de mayo, el Frente Nacional de Resistencia lanzó una gran ofensiva contra los talibanes en varias provincias del norte del país

Kabul. Numerosos civiles abandonaron en los últimos días el valle de Panshir en Afganistán, huyendo de los combates que enfrentan a los talibanes con el principal grupo armado de oposición, el Frente Nacional de Resistencia (FNR), informaron el sábado los habitantes.

El FNR, dirigido por Ahmad Masud, hijo del legendario comandante Ahmad Shah Masud, anunció el 7 de mayo que lanzó una gran ofensiva contra los talibanes en varias provincias del norte del país, entre ellas la de Panshir, a 80 kilómetros al norte de Kabul.

Desde entonces, se produjeron enfrentamientos entre el FNR y los talibanes, que declararon causar decenas de muertes en las filas opuestas. Los números no pueden ser confirmados por fuentes independientes en este valle de difícil acceso.

“Solo pudimos llevarnos una o dos prendas de vestir”, declaró ante la AFP Lutfulá Bari, quien abandonó su hogar en el distrito de Hesa e Dowm junto a los 15 miembros de su familia para llegar a Kabul. Según él, varias decenas de familias huyeron de Panshir para encontrar refugio en los últimos días en la capital.

“Todos abandonaron la zona por miedo”, dijo Farid Ahmad, quien huyó del distrito de Ruja con su familia y se refugió en Kabul. “La gente huye de las zonas de combate. Tienen miedo y huyen para salvar sus vidas”, confirmó Aimal Rahimi, otro residente del mismo distrito.

Sin embargo, Abdul Hamid Jurasani, el jefe local de la unidad Badri, las fuerzas especiales talibanas, explicó a la AFP que los enfrentamientos cesaron porque, según él, los combatientes del FNR se retiraron a las provincias vecinas de Badaján y Baglán.

La situación en Panshir es ahora “normal y pacífica”, destacó. Se trata de la primera ofensiva del FNR desde la caída de su bastión en Panshir.

El grupo, que se presenta como el último baluarte democrático en el interior de Afganistán, no pudo impedir que los talibanes, que llegaron al poder a mediados de agosto, se apoderaran de Panshir en setiembre.