Óscar Rodríguez. 8 septiembre

(Video) Jerarca de Sugef y Supén

El nombramiento de Rocío Aguilar como jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) significa el paso oficial para la integración de órganos fiscalizadores, pues ella también mantendrá la dirección de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

La supervisión del sistema bancario no es una tarea ajena para esta administradora y abogada. El cargo lo ocupó por cuatro meses, en el 2018, previo a dimitir para tomar las riendas del Ministerio de Hacienda, en la actual administración de Carlos Alvarado.

Las condiciones de estrés que la pandemia somete hoy a las entidades financieras será el principal reto para la jerarca. Ella argumenta que la Sugef será un facilitador para sortear la crisis, en vez de un obstáculo.

Lo anterior, sin dejar de lado el seguimiento estricto en indicadores claves como liquidez, solvencia y calidad de la cartera crediticia.

A continuación un extracto de la entrevista con La Nación, de este lunes 7 de setiembre, horas después de anunciarse la designación por parte del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

12/11/2018. Retrato de Rocío Aguilar.
12/11/2018. Retrato de Rocío Aguilar. "Son momentos muy diferentes para Sugef y el país. Todos los efectos de la pandemia y la incertidumbre sobre los meses venideros. Todo esto a la par de las transformaciones que se llevan adelante a raíz de reformas legales como seguros de depósitos y la supervisión consolidada". Foto: Albert Marín.

– Tiene el reto de dirigir, por primera vez, dos superintendencias de manera simultánea. ¿Cómo enfrenta el desafío dado por el Conassif?

– Ante la salida de don Bernardo (Alfaro), el Conassif me planteó el reto de asumir la superintendencia de entidades financieras. Durante 20 años de mi carrera los dediqué al tema de la banca, en los años en que el país daba los primeros pasos en la banca privada.

“En el 2018 asumí la Sugef y uní dos partes de mi carrera profesional. Por un lado, la época de la banca y la etapa de supervisión como contralora. Estando en el cargo decidí asumir el Ministerio de Hacienda. Hoy regreso a la Sugef manteniendo el cargo de la Supén“.

– ¿Cómo hará para lograr más sinergias entre las dos superintendencias?

– Tomé la decisión para aceptar el reto, primero porque tengo el conocimiento de la calidad de personas de Supén y Sugef.

"La posibilidad de contar con dos buenos intentendentes puede multiplicar mis posibilidades de dirigir. Esto es lo que estaré organizando para dedicar mi tiempo, esfuerzo y energía a los temas más relevantes y estratégicos de cada una de la superintendencias”.

– Su primer paso por Sugef es muy diferente a lo que deberá enfrentar ahora debido a la pandemia, pues uno de los sectores más afectados es el financiero con los problemas crediticios.

– Es ahí donde diría que el Consejo pensó en mi persona para asumir el reto. Siendo ministra de Hacienda me tocó enfrentar situaciones muy complejas, recuerde el año 2018.

"Todos los efectos de la pandemia y son momentos muy diferentes la incertidumbre sobre los meses venideros. Todo esto a la par de las transformaciones que se llevan adelante a raíz de reformas legales como seguros de depósitos y la supervisión consolidada.

“Tengo claro que entramos en un periodo donde en el sistema ya se han flexibilizado una serie de normativas para darle seguimiento, para tomar las siguientes decisiones.

“El reto más relevante es el equilibrio entre la normativa prudencial y permitir al mercado tomar las decisiones para que los shocks macroeconómicos no afecten a los deudores, empresas y personas. Teniendo en consideración el ámbito de protección a los inversionistas y ahorrantes”.

– ¿Cuál será el trabajo en la revisión de los deudores a partir de ahora, pues algunos lograrán pasar la crisis, pero otros no?

– Sí es importante reconocer que el sistema se encontraba en una buena condición y salud financiera. Haciendo una analogía de qué pasa cuando el covid-19 afecta a un organismo que no está en las mejores condiciones y los posibles efectos. Tenemos a favor una condición de salud positiva en el sistema financiero.

"La resiliencia del sistema es lo más importante. Oportunamente se han tomado medidas para flexibilizar normativa. La Sugef no será un obstáculo para salir de este shock mejor librado. Pero a la par de esto, hay que seguir cuidando la salud del sistema financiero con la normativa más importante en temas de solvencia, liquidez, seguimiento a las diferentes entidades para estar de manera preventiva. Aún quedan reservas importantes para echar mano”.

– ¿Cómo cuáles doña Rocío?

– Por ejemplo, se puso a disposición una serie de líneas (de financiamiento) que pueden mejorarle las posibilidades de salir bien a los deudores, por parte del Banco Central. También hay proyectos de ley que podrían venir a contribuir, como el tema de avales.

– ¿Estará la Sugef vigilante de a cuál deudor se puede salvar y cuál no?

– Es una responsabilidad, en primer lugar, de las propias entidades. De la calidad de sus órganos de dirección. Por supuesto, estará en la fiscalización oportuna que realiza la Superintendencia.

"Esperamos que no haya que profundizar en más medidas y podamos ver el efecto de estas medidas en los balances de las entidades financieras”.

– La Sugef supervisa a 54 entidades, pero hay unas 15 que tienen la mayoría de los activos del sistema. ¿Sobre estas habrá mayor vigilancia?

– La supervisión siempre ha prestado importancia a las instituciones sistémicas y son a las cuales se les da un mayor seguimiento. Pero no quiere decir que al resto de las instituciones no se les da seguimiento. Por supuesto, la profundidad es diferente.