AFP . 19 junio
Jerome Powell, presidente de la FED, dijo que hay un incremento de la incertidumbre económica debido a los problemas comerciales y las preocupaciones sobre el crecimiento mundial. Foto: AFP.
Jerome Powell, presidente de la FED, dijo que hay un incremento de la incertidumbre económica debido a los problemas comerciales y las preocupaciones sobre el crecimiento mundial. Foto: AFP.

Washington, EE. UU.- La Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) abrió, este miércoles 19 de junio, la puerta a una posible rebaja de las tasas de interés para sostener a la economía ante persistentes problemas comerciales y la desaceleración del crecimiento mundial.

“Notoriamente desde la última reunión, aumentaron las incertidumbres en el panorama (los miembros de la FED) son conscientes de la actual corriente en contra, incluyendo los problemas comerciales y las preocupaciones sobre el crecimiento mundial”, dijo Jerome Powell, presidente de la FED, tras una reunión de dos días del comité de política monetaria de la entidad.

Los miembros del banco central estadounidense “son conscientes de la actual corriente en contra, incluyendo los problemas comerciales y las preocupaciones sobre el crecimiento mundial”, dijo en conferencia de prensa.

Agregó empero que es importante que la política monetaria no reaccione en base a “sentimientos de corto plazo”.

Al observar que son decepcionantes los indicadores de crecimiento en numerosos países, Powell volvió a evidenciar su preocupación por el vigor de la economía global.

Ante la pregunta de si las tasas volverían a subir si se soluciona la guerra comercial entre China y Estados Unidos, Powell dijo que los miembros de la FED “no se concentran sólo en un hecho o en un indicador económico”.

La entidad monetaria utilizará “las herramientas apropiadas para sostener la expansión estadounidense”, dijo Powell, que hizo cuestión de que quiere cumplir totalmente su mandato de cuatro años pese a las criticas del presidente Donald Trump.

Aunque no por unanimidad, el comité de política monetaria de la FED decidió mantener las tasas dentro de su actual horquilla de entre 2,25% y 2,50%, según el comunicado difundido tras dos días de discusiones.

El comunicado incluye un notorio giro en el lenguaje. Ya no dijo que la entidad será “paciente” mientras examina la evolución de los indicadores, como venía sosteniendo desde enero.

En las últimas semanas, funcionarios admitieron que la pelea comercial con China se ha convertido en un nubarrón en el horizonte económico.

“A la luz de esas incertidumbres y la apagada inflación, el comité vigilará de cerca las implicaciones de las futuras informaciones para el panorama económico y actuará en forma apropiada para sostener la expansión; con un sólido mercado de trabajo y la inflación cerca de su simétrico objetivo del 2%”, dice el comunicado del FOMC.

James Bullard, presidente de la FED de St. Louis, votó en contra de la decisión y propuso recortarlas ya en 25 puntos básicos.

Los pronósticos trimestrales de los miembros de la Reserva Federal revelaron un giro hacia el ablandamiento de la política monetaria con muchas menos expectativas de aumentar las tasas este año como se había estimado en marzo.

No obstante, hubo divisiones sobre mantener las tasas intactas o recortarlas.

Las proyecciones, sin embargo, no reflejaron mayores cambios en el panorama: la media de las estimaciones de crecimiento y desempleo se mantuvieron esencialmente sin cambios comparadas a las de marzo, mientras que el pronóstico de inflación fue rebajado a 1,5% desde 1,8%.

El comunicado dice que la Reserva Federal aún observa una sostenida expansión económica y la inflación orientándose hacia la meta de 2%, pero ahora admite que el crecimiento es solo “moderado” y que las inversiones son “suaves”.