Patricia Leitón. 25 marzo
Con la pandemia, el Banco Central sugirió a las entidades revisar la tasa piso, pero ahora está de acuerdo en prohibirla. Foto: Rafael Pacheco
Con la pandemia, el Banco Central sugirió a las entidades revisar la tasa piso, pero ahora está de acuerdo en prohibirla. Foto: Rafael Pacheco

El presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, concordó con el exvicepresidente de la República, Luis Liberman, en la necesidad de prohibir las tasas piso en nuestro mercado financiero, en un foro organizado por la Academia de Centroamérica.

En el foro “El Banco Central en la actualidad: Retos y desafíos”, Cubero hizo un repaso por los 100 años de la banca central en nuestro país. El foro lo moderó la economista Silvia Saborío. Eduardo Lizano, expresidente del Banco Central, hizo una introducción en la cual le rindió tributo al también expresidente del instituto emisor, Francisco de Paula Gutiérrez, quien falleció el domingo 21 de marzo.

Cubero recordó que en 1921 se le otorgó al Banco Internacional de Costa Rica el monopolio de la emisión de dinero.

“La banca central en Costa Rica ha evolucionado marcadamente en estos 100 años, para bien: se ha consolidado un Banco Central con independencia política y operativa, enfocado en la estabilidad de precios”, concluyó Cubero.

ACADEMIA DE CENTROAMÉRICA: Retos de Banca Central

Webinar sobre banca central organizado por la Academia de Centroamérica

Posted by Academia de Centroamérica on Thursday, March 25, 2021
Cambios en el futuro

Entre los retos pendientes, Liberman citó la necesidad de prohibir o eliminar las tasas piso.

“El Banco Central, por primera vez, reconoce el problema de las tasas piso, con los créditos que se van a dar próximamente con garantías de un fondo que se está estableciendo”, dijo Liberman.

El exvicepresidente se refiere a que, esta semana, el Banco Central recomendó a los diputados prohibir las tasas piso en los créditos que se otorguen a empresas afectadas por la pandemia, en el marco del proyecto de creación del fondo de avales.

Este fondo busca otorgar garantías de respaldo a unas 18.000 empresas para que puedan acceder a préstamos bancarios, a fin de proteger el empleo.

“Como uno de los creadores de la tasa piso, yo estuve en eso, yo creo que eso hay que eliminarlo por ley o prohibirlo, porque si ustedes ven cuánto dura el ajuste hacia abajo de las tasas de interés cuando el Banco Central toma decisiones de la tasa de política monetaria, hay préstamos que nunca bajan, que se quedaron ahí pegados en un 12% o un 14% porque tienen una tasa piso, yo creo que una de las alternativas, verdaderamente, es prohibirlo”, dijo Liberman.

La Nación ha reportado de varias sentencias donde los tribunales han anulado tasas piso que bancos locales han incluido en sus contratos.

“Concuerdo con usted en prohibir tasas piso. Nosotros lo hemos venido diciendo; de hecho, lo sugerimos como una condición del programa de avales, porque creo que eso debilita la transmisión de la política monetaria. Completamente de acuerdo con usted”, dijo Cubero.

El año pasado, el presidente del Banco Central sugirió a las entidades financieras revisar esta tasa debido al impacto de la covid-19 y, según dijo Cubero en esa ocasión, algunas entidades lo estaban haciendo.

Entre otros retos pendientes, los economistas Liberman y José Luis Arce, director de FCS Capital, citaron afrontar los llamados a que el Banco Central financie al Gobierno con su poder de emisión o que se utilicen las reservas monetarias para atender los problemas fiscales.

“En efecto, los llamados a que el Banco Central haga monetización del déficit, el llamado a usar las reservas del Banco Central para financiar al Gobierno, que es lo mismo (…), creo que por ahora lo logramos derrotar un poco. Pero es ganar la batalla, no hemos ganado la guerra”, dijo Cubero sobre el tema.

Otro de los retos que mencionó Liberman fue el desarrollo de los derivados cambiarios, que son contratos mediante los cuales dos partes se comprometen a intercambiar una cantidad de divisas, en una fecha futura, a un precio establecido.

Liberman explicó que este tema se ha discutido por muchos años. Cantidad de ticos se ha capacitado en el tema, pero no se ha podido echar a andar.

Al respecto, Cubero indicó que se requiere más flexibilidad cambiaria para que estos instrumentos sean más atractivos e indicó que el tema forma parte de su agenda.

Otros temas pendientes que citó Liberman son la exclusión del ministro de Hacienda de la Junta Directiva del Banco Central.

“Yo soy de los que cree que al ministro de Hacienda hay que darle las gracias y sacarlo del Banco Central”, indicó Liberman.

Otro reto descrito por Liberman es la desdolarización, que, según el economista, es muy difícil reducirla del lado del ahorro porque todavía, para él, el colón no es confiable como moneda para guardar valor y, por el lado del crédito, los encajes (porcentaje de las captaciones que las entidades financieras deben apartar), la ineficiencia y el Gobierno comiéndose una parte del ahorro, hace que pedir prestado en colones sea caro.

Al respecto, Cubero indicó que, en la medida en que la inflación costarricense se mantenga baja y sea menor a la de Estados Unidos, el colón ganará espacio como moneda para guardar valor.

Arce sumó a los desafíos incluir el cambio climático en la política del Banco Central, pues es un tema que puede tener impacto en seguros o carteras de bancos, con lo cual Cubero coincidió.