Patricia Leitón. 17 enero
En el presupuesto se incorporan ingresos por ¢100.052 millones por el pago del Banco de Costa Rica (BCR) a Hacienda por Bancrédito y gastos por el mismo monto para “adquisición de títulos valores” del BCR. Foto: Rafael Pacheco
En el presupuesto se incorporan ingresos por ¢100.052 millones por el pago del Banco de Costa Rica (BCR) a Hacienda por Bancrédito y gastos por el mismo monto para “adquisición de títulos valores” del BCR. Foto: Rafael Pacheco

El Gobierno presentó este jueves, a la Asamblea Legislativa, el primer presupuesto extraordinario del 2019.

El plan incorpora ingresos y gastos relacionados con el pago del Banco de Costa Rica (BCR) al Ministerio de Hacienda, producto de la ley que estableció la fusión por absorción del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito).

También contempla el traslado de partidas presupuestarias, así como la modificación al texto de la “norma 10”, informó el Ministerio de Hacienda, por medio de un comunicado de prensa. Se consultó a ese despacho sobre la definición de la norma 10, pero no se obtuvo respuesta.

Los ¢100.052 millones de ingresos corresponden al pago que realizó el Banco de Costa Rica al Ministerio de Hacienda por la deuda que Bancrédito tenía con el Gobierno. El pago se realizó el 10 de diciembre pasado.

El BCR pagó a Hacienda la deuda con certificados, por lo tanto el Gobierno incluyó en el presupuesto un gasto por ese mismo monto (¢100.052 millones) por la compra de dichos depósitos.

En la ley que permite la absorción de Bancrédito por parte de la BCR también se estableció que el Gobierno Central debe capitalizar con ¢30.000 millones al Banco de Costa Rica si la adquisición de Bancrédito implicaba una caída de los indicadores del Banco, tal como sucedió.

Por eso, en el artículo 3 del presupuesto se incorpora una partida por ¢30.843 millones para capitalizar al BCR. Los recursos para esta capitalización se obtienen de un rebajo en la partida de “Amortización de Deuda Interna”, que se liberaron producto de los canjes realizados a finales del año 2018.

Sobre los traslados de partidas, incorporados en el artículo 3, estos se realizan para el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Hacienda, cuyos montos son de ¢6.000 millones y ¢33 millones, respectivamente.

Finalmente, en el artículo 4 se plantea una modificación a la norma 10 mediante la adición de un nuevo párrafo cuyo propósito es permitir traslados entre partidas presupuestarias cuando se den determinadas situaciones de excepción, que deberán ser justificadas y de entera responsabilidad del jerarca de cada institución, detalló la institución.