Marvin Barquero. 31 marzo
El examen de políticas en el último comité para ingresar a la OCDE requirió de leyes para fortalecer la autonomía del Banco Central y para reforzar la seguridad y solidez del sistema financiero costarricense. Foto: Rafael Pacheco
El examen de políticas en el último comité para ingresar a la OCDE requirió de leyes para fortalecer la autonomía del Banco Central y para reforzar la seguridad y solidez del sistema financiero costarricense. Foto: Rafael Pacheco

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) otorgó el visto bueno al último de los 22 comités o examen de políticas de Costa Rica, en el proceso de adhesión a ese grupo de naciones, iniciado desde el 2015.

Se trata del comité de Análisis Financiero y del Desarrollo, informó el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), este 31 de marzo.

Este último examen de políticas entró en evaluación desde el 2016. El análisis incluyó, con gran detalle, los temas relacionados con la estabilidad macroeconómica del país, describió el Comex, este 31 de marzo, al anunciar la aprobación.

En el caso de la política monetaria, agregó, se hizo énfasis en la importancia de que el Banco Central haya logrado consolidar una inflación baja y estable y de que adoptara una política monetaria prospectiva y contracíclica, con mayor flexibilidad cambiaria.

Se reconoció también, dice el Comex, la profunda transformación que el país ha alcanzado en materia monetaria y financiera a partir de varias reformas legales aprobadas en los últimos 18 meses.

Entre este grupo de modificaciones se mencionan las relacionadas con el fortalecimiento de la autonomía del Banco Central, la creación de un mecanismo de garantía de depósitos, reformas para fortalecer la regulación y supervisión financieras y el intercambio de información, y la autorización para el establecimiento de sucursales bancarias en el país.

Proceso de adhesión

El Comex es el coordinador del proceso de adhesión, aunque se requirió la participación de todas las entidades del Gobierno Central, así como de las autónomas, de las superintendencias y otras organizaciones, ya que se evaluaron 22 áreas de políticas.

Las áreas evaluadas fueron: comercio, salud, agricultura, política educativa, política científica y tecnológica; empleo, trabajo y asuntos sociales; política regulatoria, política del consumidor, política para la economía digital; seguros y pensiones privadas; químicos y asuntos fiscales.

Además, gobernanza pública, política ambiental, estadística, gobierno corporativo, inversión, pesca, competencia, mercados financieros, anti-cohecho, y análisis económico y del desarrollo.

La OCDE promueve altos estándares en políticas públicas. Con este sentido se evaluaron cada una de las áreas y en muchas de ellas se debieron aprobar leyes para cumplir con las recomendaciones de la organización.

A partir de ahora, y tras la aprobación del último examen, Costa Rica queda pendiente de recibir la invitación formal del Consejo de la OCDE para la adhesión al grupo de naciones.

Esa invitación debe ser aprobada por los representantes permanentes en la organización de los 36 países miembros hasta ahora (Colombia está a punto de ingresar). Ellos forman el Consejo de la OCDE.

La ministra del Comex y coordinadora del proceso de adhesión, Dyalá Jiménez, resaltó que la aprobación del último de los comités implica la culminación de una larga fase técnica en la cual se demostró que el país hizo la tarea muy bien en las evaluaciones.