Óscar Rodríguez. 17 noviembre, 2018
La reforma propuesta por el Consejo permite a cada entidad supervisada establecer su método de valoración de inversiones. Foto: Diana Méndez
La reforma propuesta por el Consejo permite a cada entidad supervisada establecer su método de valoración de inversiones. Foto: Diana Méndez

Los bancos, fondos de pensiones, aseguradoras y fondos de inversión tendrán la posibilidad de definir el método de valoración de las inversiones de sus clientes, así como las que hacen con su propio dinero.

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) propuso, el pasado 6 de noviembre, que cada entidad financiera establezca, con base a su “propio modelo de negocio”, la forma en estimar si las inversiones tienen ganancias o pérdidas.

La reforma propuesta tiene el objetivo de modificar la Normativa contable aplicable a los entes supervisados.

Actualmente es obligatorio realizar diariamente la valoración a precios de mercado de los instrumentos que se adquieren, sean bonos de deuda del Gobierno o emisiones de empresas públicas y privadas, según el Reglamento sobre valoración de instrumentos financieros.

La valoración es una medición que indica cuál es el valor real en el mercado financiero de los títulos que componen un portafolio de inversiones. En Costa Rica, esta metodología está vigente desde agosto del 2002.

La iniciativa del Connassif generó las críticas de Édgar Robles, exsuperintendente de Pensiones; y de Danilo Montero, exsuperintendente General de Valores; quienes consideran la reforma normativa un “retroceso técnico” y un riesgo para la administración del dinero de inversionistas y ahorrantes en las entidades financieras.

Sin embargo, Luis Carlos Delgado, presidente del Conassif, afirmó que con la reforma propuesta no se elimina la valoración a precios de mercado y “no deja en un estado de desprotección al inversionista”.

“La responsabilidad de identificar correctamente el modelo de negocio para la valoración de las carteras de inversiones, corresponde a cada entidad”, argumentó Delgado.

El Consejo brindó un plazo de 10 hábiles a las empresas públicas y privadas para brindar sus observaciones sobre la reforma propuesta.

Las norma en consulta afecta a todas las entidades regidas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), la Superintendencia General de Valores (Sugeval), la Superintendencia de Pensiones (Supén) y la Superintendencia General de Seguros (Sugese).

Valoración a precios de mercado
Valoración a precios de mercado
¿Esconder pérdidas?

La modificación propuesta se ganó las críticas de dos exsuperintendentes. Pero contó con el respaldo de la Cámara de Fondos de Inversión (CAFI) y la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP).

Por su parte, la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) no emitió ninguna observación al Conassif y declinó contestar unas consultas enviadas por La Nación.

Para Édgar Robles, exjerarca de Supén, no efectuar la valoración a precios de mercado podría implicar no revelar las pérdidas que ocurran en los instrumentos dentro de un portafolio de inversiones.

Además, aseguró que significa un riesgo alto, dado que la mayoría de las inversiones de valores en el país son en bonos de deuda del Gobierno.

“En los títulos de Hacienda hoy hay minusvalías por el tema fiscal y por la subida de tasas de interés. Con la norma, los fondos se registrarán al valor del portafolio o contable y no el valor real de la cartera. Eso puede implicar esconder pérdida”, afirmó Robles.

Para Danilo Montero, exsuperintendente de Sugeval, los títulos valores que estén dispuestos a la venta deberían continuar con la valoración a mercado.

“Es mejor mantener la valoración porque permite mantener actualizado los portafolios de inversión, porque se sabe si se pierde o se gana, aún que se planee dejar los bonos hasta su vencimiento”, recalcó Montero.

Por el contrario, Víctor Chacón, director ejecutivo de CAFI, consideró que la regla propuesta moderniza la normativa local.

Además, consideró que cada entidad debe establecer su modelo según negocio e instrumento. Por ejemplo, mencionó que los instrumentos que se dejan hasta el vencimiento deben valorarse al momento de la amortización; mientras que todo lo demás a valor diario de mercado.

“El hecho de que se registren (los títulos) a costo amortizado, no significa que los valores se 'engaveten’ y se desconozca su valor. Casualmente, la norma establece que debe revelarse con cierta periodicidad preestablecida, el valor razonable, incluyendo la ganancia o pérdida”, recalcó Chacón.

Danilo Ugalde, director ejecutivo de ACOP, enfatizó que la normativa propuesta no debería representar ningún riesgo para los afiliados a las operadoras de pensiones.

Ugalde recalcó que cada operadora debe definir el apetito al riesgo de sus inversiones con base a criterios técnicos.

Entrevista
Luis Carlos Delgado, presidente del Conassif: ‘No es un retroceso’

Luis Carlos Delgado, presidente del Conassif, enfatizó que la reforma propuesta sobre valoración de las inversiones de las entidades financieras busca modernizar la normativa local con estándares internacionales.

Además, descartó que se trate de un retroceso en la supervisión de la administración del dinero de los inversionistas y ahorrantes por parte de las entidades financieras.

Luis Carlos Delgado, presidente del Conassif. Foto: Melissa Fernández Silva.
Luis Carlos Delgado, presidente del Conassif. Foto: Melissa Fernández Silva.

– ¿Por qué el Conassif permite la eliminación de la valoración a precios de mercado?

– Es necesario aclarar que el Conassif no está eliminando la valoración a precios de mercado.

“Las propuestas enviadas a consulta tienen por objetivo ajustar la regulación vigente para posibilitar la implementación anticipada (de las Normas Internacionales de Información Financiera, NIIF, con sus textos más recientes) de una manera ordenada, transparente y fundamentada”.

– ¿Con la medida las entidades supervisadas están obligadas o no a hacer valoración de mercado de las inversiones?

– La responsabilidad de identificar correctamente el modelo de negocio para la valoración de las carteras de inversiones corresponde a cada entidad, la cual deberá internamente realizar los análisis correspondientes en conjunto con sus áreas de gestión de riesgos y de gestión de inversiones, con el fin de determinar cuál es el enfoque de valoración que más se adecua a la estructura de su cartera.

– ¿Es la normativa propuesta un retroceso técnico?

– El ajuste propuesto no es un retroceso técnico, por el contrario, nos acerca a los estándares internacionales en materia de presentación de información financiera.

– ¿La reforma propuesta significa un riesgo excesivo en un mercado de valores dominado por emisiones de Hacienda, las cuales pierden precio debido a los problemas fiscales?

– En nuestra opinión, las decisiones de inversión y del enfoque de valoración de carteras que adopten, es una responsabilidad plena de las entidades, las cuales deberían tomar en cuenta las circunstancias y características de los mercados a la hora de tomar sus decisiones.

– ¿Por qué se decide hacer el cambio de valoración de inversiones precisamente en momentos que el Gobierno está urgido de recursos para financiar su déficit fiscal?

– El proyecto de reforma de las disposiciones relativas a la presentación de la información financiera de las entidades bajo estándares internacionales más modernos (...) forma parte de la hoja de ruta de las superintendencias desde hace varios años.

“Por lo que como podrá observarse no es un tema en el que las decisiones pudieran obedecer a la situación actual del déficit fiscal, y por el contrario, responde a una cronología de decisiones del Consejo en materia de gobierno corporativo, idoneidad y experiencia, y gestión de inversiones”.