Patricia Leitón. 15 enero
Banco Central, en San José. La entidad informó de que al 13 de enero a ha adquirido en el mercado cambiario $550 millones del programa de compra de reservas por $1.000 millones. Foto: Albert Marín.
Banco Central, en San José. La entidad informó de que al 13 de enero a ha adquirido en el mercado cambiario $550 millones del programa de compra de reservas por $1.000 millones. Foto: Albert Marín.

El Banco Central ya adquirió más de la mitad de los $1.000 millones del programa de compra de reservas internacionales que anunció para el periodo entre el 27 de noviembre del 2019 y el 31 de diciembre del 2020.

La entidad informó de que compró $550 millones de dicho plan que busca fortalecer las reservas, que son los recursos que tiene el país para hacer frente a dificultades externas.

La entidad tomó la decisión en la sesión del 26 de noviembre del 2019, donde también acordó autorizar a la presidencia de la Institución el inicio de las gestiones ante el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR,) para pagar, anticipadamente, el saldo por el crédito que mantiene con este organismo multilateral.

Dicho pago se concretó el 13 de enero con un monto de $630 millones, el cual incluye el pago de intereses desde el 9 de diciembre anterior (fecha del último abono de amortización) y la comisión por pago adelantado.

Luego de dicha amortización el monto de reservas monetarias del Banco Central alcanzó los $8.353 millones, al 14 de enero, las cuales siguen siendo holgadas pues alcanzan para cubrir cerca de siete meses de importaciones.

Cuando realizó el anuncio del programa de reservas la entidad explicó que el programa de compras será ejecutado en la oportunidad y magnitud que lo determinen las condiciones del mercado.

El mercado lo que ha reflejado es una abundancia de divisas que se refleja en el superávit en las ventanillas de las entidades financieras (compran más de lo que venden) y en la baja que registró el tipo de cambio.

En el 2019 el público le vendió a los bancos y otros intermediarios financieros en ventanilla $2.176 millones más de lo que le compró, eso es más del doble del resultado del 2018 (que fue de $989 millones) y el precio del dólar en colones bajó 6%.

Por su parte, el precio del dólar en colones bajó cerca de 6%, en el 2019.

A paso acelerado

Consultado sobre el paso veloz que lleva el Banco Central en la compra de reservas, y acerca de otras herramientas que la entidad tendría a mano en caso de agotar este plan muy temprano, el economista Norberto Zúñiga comentó que en el mediano plazo la apreciación cambiaria (que el precio del dólar en colones baje) tiene más perjuicios que beneficios.

Zúñiga añadió que no sería conveniente otro programa adicional de compra de divisas, pues ello incrementaría las pérdidas de la institución y no atacaría la causa del problema.

“En mi opinión, tanto el Gobierno como el Banco Central deberían evaluar la conveniencia de disminuir las tasas de interés, en colones y dólares”, señaló.

Esto para evitar que los inversionistas traigan dólares al país y los cambien a colones para aprovechar las tasas que paga el Gobierno.

También considera que es un buen momento para reducir el porcentaje máximo permitido por las operadoras de pensiones para adquirir títulos públicos y también deberían analizar, cuidadosamente, las diferentes fuentes de financiamiento externo, ser muy selectivos y solicitar sólo las estrictamente necesarias.

Por su parte, el economista Dennis Meléndez, consideró que el Banco Central puede seguir bajando la tasa de política monetaria, pero eso se lo neutralizar Hacienda con sus tasas de interés. La otra posibilidad es bajar las tasas de encajes (15% de las captaciones que las entidades deben apartar) en dólares para que los bancos aumenten las operaciones en dólares, bajen las tasas en dólares y haya más gasto y más importaciones, pero eso va a contrapelo de la desdolarización.