Negocios

Restaurantes de comida rápida ajustan el rumbo en sus planes de apertura de locales

McDonald’s, Burger King, KFC y Subway evaluarán ritmo de reactivación económica para tomar decisiones sobre nuevas aperturas

Antes de que la pandemia por covid-19 cambiara el panorama mundial de los negocios, las cadenas de comida rápida tenían planes definidos para crecer y diferenciarse en Costa Rica. Todas debieron hacer ajustes, aplicar recortes y redirigir sus inversiones, según el panorama de su operación.

Por ejemplo, KFC y Burger King mantuvieron sus planes de apertura de locales e inauguraron tres y cuatro nuevos puntos de venta, respectivamente.

Subway, que en enero del 2020 planeaba abrir cuatro locales, inauguró uno, remodeló otro y trazó un plan para reubicaciones que está en desarrollo.

McDonald’s había apostado por una transformación de la experiencia en punto de venta y debió pausarla para atender la nueva coyuntura.

En expansión

En el análisis de la coyuntura de crisis, KFC apostó por mantener sus planes de crecimiento e invirtió casi $3 millones en la apertura de tres locales: el primero de la cadena en Limón y otros dos en el Área Metropolitana: Sabana Norte y San José centro.

Isidro Perera, gerente general de KFC Costa Rica, relató que para enfrentar la pandemia pospusieron la remodelación de algunos restaurantes y otras inversiones de capital.

“En KFC hemos estado muy atentos analizando los diferentes escenarios para contar con un flujo de caja que nos permita operar con la mayor cantidad de restaurantes abiertos y por el mayor tiempo posible”, explicó Perera.

Algo similar hizo Burger King, que mantuvo su plan de aperturas con cuatro nuevos restaurantes: Universidad Latina, en San Pedro; Santo Domingo de Heredia; City Mall, en Alajuela y Plaza Lincoln, en Moravia.

Vladimir Monestel, director de mercadeo de Burger King Costa Rica, aseguró que acompañaron el crecimiento con inversión estratégica en promociones y acciones de mercadeo, para mantener la marca relevante en los meses con medidas sanitarias más fuertes.

Ambas cadenas aseguraron que la pandemia aceleró sus planes digitales, entre unos meses y varios años: mientras servicios como el pick up de KFC o el app de BK estaban previstos a corto plazo, otras medidas fueron respuesta a la pandemia. El fortalecimiento de la relación con las apps de entrega está en esa lista. KFC lanzará en paralelo su propio servicio de envíos a domicilio.

Las dos marcas mantienen planes de nuevas aperturas en 2021, pero dependen de la evolución económica del país.

KFC ya trabaja en el nuevo punto de venta de Plaza Ferias, Alajuela, que abrirá en mayo, y mantiene la posibilidad de otra apertura en Sabana Sur a fin de año.

Burger King apunta a sumar cinco nuevos puntos de venta, si el escenario económico lo permite. Los locales estarían en los alrededores de La Sabana, en Alajuela, al este de San José, Cartago y uno fuera de la Gran Área Metropolitana.

Reaplantear la estrategia

Subway apuntaba a cuatro aperturas en lugares de alto tránsito como centros comerciales, oficentros, zonas residenciales y estudiantiles, pero el cambio en las concentraciones de personas debido a la pandemia llevó a la cadena por otro camino: reforzaron su presencia en línea, diseñaron un proceso de “entrega optimizada” con productos sellados, y ahora trabajan en la reubicación de restaurantes, además de lanzar en Tibás el piloto mundial para el nuevo formato de auto servicio.

Jesús Rodríguez, director de Relaciones Públicas y Responsabilidad Social Corporativa en Subway Latinoamérica, aseguró que este proyecto de contenedor satélite ha recibido reconocimiento mundial.

“Este 2021 nos concetraremos en reubicar restaurantes que así lo ameriten. Esta estrategia incluye puntos nuevos como existentes. Actualmente se están llevando a cabo cuatro reubicaciones”, adelantó Rodríguez.

McDonald’s había marcado la pauta del 2020 en los últimos días de diciembre 2019, con la inauguración de su restaurante insignia en el centro de San José, que apostaban a la experiencia en punto de venta, luego de una inversión de $5 millones en un sistema digital de autogestión de pedidos.

Con las restricciones de operación y la necesidad de desinfección constante en todas las superficies, el concepto denominado “Experiencia del futuro” cedió su protagonismo a las medidas para contrarrestar los efectos de la pandemia. La cadena estuvo entre las primeras en proveer a todo su personal con caretas y mascarillas, readecuar sus puntos de venta con pantallas de acrílico e incluso rediseñar los contenedores de los alimentos, en función de aplicar procesos con la menor cantidad de puntos de contacto.

Esteban Sequeira, director de Arcos Dorados Costa Rica, empresa franquiciada de McDonald’s en la región, dijo a La Nación que la atención de protocolos y seguridad fue prioritaria. También los canales de envío requerían atención: McDelivery creció 120% interanual en el 2020.

“Nos enfocamos también en ofertas que se ajustaran a los bolsillos de las personas y a las tendencias de consumo”, explicó Sequeira.

Sobre los planes para el 2021, el vocero se limitó a afirmar que esperan dar “buenas noticias” pronto.

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.