Patricia Leitón. 19 julio
Juan José Chacón cuando fue galardonado como el Empresario del Año por El Financiero. La compañia Establishment Labs elabora implantes de silicón que se venden en más de 60 países. Foto: Albert Marín.
Juan José Chacón cuando fue galardonado como el Empresario del Año por El Financiero. La compañia Establishment Labs elabora implantes de silicón que se venden en más de 60 países. Foto: Albert Marín.

Hace poco menos de 10 años iniciaron su empresa en el garaje de una casa, en Pavas, Costa Rica, y este jueves 18 de julio lograron recaudar $66 millones en la segunda bolsa de valores más importante de Estados Unidos: el mercado Nasdaq.

Juan José Chacón, gerente general y fundador de Establishment Labs, conversó con La Nación desde Nueva York sobre cómo lograron este hito, dio detalles de la transacción y dejó algunos consejos para los emprendedores que quieran seguir sus pasos.

− ¿Cómo fue que llegaron hasta el Nasdaq?

− El proceso para llegar a Nasdaq lo iniciamos hace casi tres años, cuando comenzamos a trabajar en llevar a la empresa a los niveles de gobernanza y de estándares contables necesarios para estar en una bolsa como Nasdaq.

− ¿Fue complicado el proceso?

− Es un camino muy complicado porque son muchas cosas por las que hay que trabajar al mismo tiempo; está la parte de gobernanza, la parte contable y obviamente la historia, tiene que ser una historia que sea interesante para inversionistas sofisticados, como los que invierten en esta bolsa de valores. Es un trabajo interdisciplinario para poder llegar a Nasdaq.

− ¿De quién fue la idea? ¿Por qué pensaron que podían entrar a este mercado?

− Nosotros estamos creciendo muchísimo a nivel mundial, estamos en más de 60 países y continuamos creciendo aceleradamente y por lo tanto, necesitamos altos niveles de capital para poder seguir innovando y creciendo.

“Por lo tanto, la salida a bolsa es para conseguir los recursos para el estudio clínico que estamos haciendo en Estados Unidos y también para seguir innovando y creciendo comercialmente a nivel mundial”.

Veo que la aceptación ha sido bien alta.

− Sí, en realidad, todas las acciones se vendieron anoche (18 de julio del 2017), que fue el momento de lo que se llama pricing, de cuando se llega a darle el precio a los inversionistas interesados, ayer se vendieron todas de la emisión, incluso la tuvimos que ampliar y hoy el volumen que ustedes ven es el volumen que está siendo transado entre compradores y vendedores de nuestras acciones.

Entonces, primero un grupo de inversionistas compraron todas las acciones a $18 cada una.

− Exactamente, eso fue el día de ayer cuando se cerró el libro, ayer cerraron el libro de inversionistas. Entonces, de los 160 inversionistas, se escogió un grupo al cual les permitimos participar.

“Nuestro IPO (oferta pública inicial, por sus siglas en español) estuvo sobresuscrito por muchísimas veces, entonces fue un problema bonito, porque tuvimos que escoger nosotros a cuáles de nuestros inversionistas les queríamos dar nuestras acciones”.

Este grupo de inversionistas compró las acciones y lo que vemos hoy es una transacción del mercado secundario, ya se están transando de nuevo.

− Ya están en la bolsa Nasdaq, que es para lo que existe, para traer a compradores y vendedores a un mismo lugar y de forma electrónica poder comprar a diferentes precios esas acciones.

El corte que veo es cerca de 1.200.000 acciones (11 a. m. del 19 de julio) y el precio, por encima de los $18, ¿ustedes esperaban esa recepción?

Nosotros estamos interesados en que el precio de nuestra acción suba en el mediano y largo plazo, lo que está sucediendo el día de hoy demuestra que nuestra historia, es una historia interesante para la comunidad de inversionistas del sector de tecnología médica, pues obviamente que nos hace sentir confiados de que aún dentro de las subidas y bajadas que tiene la bolsa de valores vamos en el camino correcto.

Si multiplico las cerca de 3,7 millones de acciones por los $18. ¿Esos son los recursos con los que ustedes ya cuentan?

− Esos son los recursos de la emisión de nuestras acciones, esa es la cantidad de dinero a la que va a tener acceso Establishment Labs que, con el número final de acciones, son $66 millones.

¿Y qué van a hacer con los $66 millones?

− Vamos a utilizar esos fondos para cubrir el costo del estudio clínico de nuestros productos en Estados Unidos, y para seguir realizando investigación y desarrollo, y crecer nuestra huella comercial a nivel mundial.

¿Cuál consejo daría a otras empresas costarricenses que quieran seguir sus pasos?

− Creo que es pensar en ideas que solucionen problemas reales y luego trabajar, trabajar y trabajar; conseguir capital para realmente poder crecer y finalmente creérsela, porque sí, hay que creérsela, porque si no nosotros no estaríamos acá.

− ¿Cómo se hace para conseguir el capital y para vender la historia?

− En realidad, todo comienza con tener un producto o un servicio que realmente esté solucionando algo, porque si uno tiene eso, entonces la empresa va a crecer y va a crecer muy rápido y esas son las historias que le encantan a Wall Street, son las historias de crecimiento, de empresas que están transformando industrias y eso es lo que estamos haciendo, estamos transformando una industria, y Wall Street está apostando por nosotros, está diciendo esta es la empresa que puede cambiar esta industria, y por eso es que está esta fila de inversionistas buscando acceso a nuestras acciones.

Cuando empezaron, ¿cómo consiguieron financiamiento aquí en Costa Rica?

− Nosotros nunca hemos logrado financiamiento bancario en Costa Rica. Costa Rica no tiene un sistema bancario que pueda acompañar a emprendimientos como los nuestros, entonces todo lo hemos hecho levantando capital: al inicio capital de la familia, después capital de amigos, después comenzar a convencer a gente, nosotros convencimos a una familia europea que hiciera una inversión en nosotros, después otra familia costarricense también invirtió en nosotros, y en los últimos años hemos ampliado esa base de inversionistas a inversionistas muy sofisticados de Estados Unidos, pero seguíamos como una empresa privada, ahora ya somos empresa pública.