Carlos Cordero Pérez. 27 mayo
Paneles solares utilizados por la empresa Aluap, ubicada en Birrí de Heredia. (Fotos cortesía Aluap)
Paneles solares utilizados por la empresa Aluap, ubicada en Birrí de Heredia. (Fotos cortesía Aluap)

Los proyectos y opciones de apoyo y financiamiento para emprendedores con iniciativas ambientales se están ampliando en Costa Rica.

La empresa Aluap, con 15 colaboradores y dedicada a procesar frutas y vegetales en Birrí de Heredia, instaló 48 paneles solares y un inversor Fronius (convierte la energía recogida por las placas solares), con la meta de generar 18,48 KWh, lograr ahorros de energía ($4.000 al año), compensar dos toneladas de carbono y reemplazar el equivalente a 10.000 kilómetros recorridos por un vehículo.

Paula Montecinos, fundadora y propietaria de Aluap, indicó que el proyecto le permite, a la vez, cumplir con las condiciones de diferentes certificaciones en el área ambiental, social y laboral.

Los proyectos y los emprendimientos que desarrollen y apliquen tecnologías limpias, con retornos de inversión en el mediano plazo, deben ser parte de los esfuerzos para reducir entre 44 y 54 gigatoneladas de CO2 en el ámbito mundial hacia el 2030, según la Comisión Global sobre Economía y Clima (NCE, por sus siglas en inglés).

La NCE es una iniciativa internacional que incluye al Banco Mundial, el Fondo Económico Internacional, la Agencia Internacional de Energía, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y las Naciones Unidas, entre otros.

Este pan está hecho de 20% polvo de grillo producido por el emprendimiento CRIC, uno de los proyectos destacados en un congreso sobre innovación ambiental realizado en febrero anterior. (Foto archivo GN).
Este pan está hecho de 20% polvo de grillo producido por el emprendimiento CRIC, uno de los proyectos destacados en un congreso sobre innovación ambiental realizado en febrero anterior. (Foto archivo GN).
Impulso local

Otras iniciativas que impulsan y dan apoyo a emprendedores con enfoque ambiental incluyen a la incubadora ParqueTec, que realizó un proceso con siete emprendimientos de agricultura y transporte con iniciativas de impacto ambiental, con apoyo del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, por medio de la Cooperación alemana GIZ.

Marcelo Lebendiker, director de ParqueTec, destacó las oportunidades que se generan a partir del desarrollo de negocios sostenibles y rentables que agregan valor a la preservación y cuido del medio ambiente.

Los proyectos fueron presentados a principios de febrero pasado en un congreso sobre cambio climático, innovación y emprendimiento realizado en el Hotel Barceló San José Palacio y organizado por ParqueTec.

Adicionalmente, existe el concurso llamado Crecimiento Verde, impulsado por la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) con fondos aportados por la Fundación Costa Rica – Estados Unidos para la Cooperación (Crusa) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esta inicitaviva brinda hasta el 80% de financiamiento no reembolsable (máximo $15.000) para proyectos que requieran asesoría técnica, equipo, certificaciones e innovaciones, entre otros.

El objetivo es identificar pequeñas y medianas empresas que tengan potencial de exportación e impulsar mejoras en los procesos de producción o productos con proyectos enfocados en innovar en materia ambiental u obtener una certificación de innovación ambiental.

De acuerdo con el resultado que publicó Procomer el pasado 12 de mayo, 51 empresas accederán a recursos este año al resultar ganadoras de la IV edición de este certamen. Ellas se repartirá un monto total de $643.000 en fondos no reembolsables.

En estas cuatro convocatorias, Crecimiento Verde contabiliza unas 155 empresas beneficiadas, con un monto desembolsado que superará los $2,1 millones.

Karla Chaves, fundadora de la iniciativa E-Coins, finalista del concurso del BID y el MIT. (Foto Rafael Pacheco / Archivo GN)
Karla Chaves, fundadora de la iniciativa E-Coins, finalista del concurso del BID y el MIT. (Foto Rafael Pacheco / Archivo GN)

El BID y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) también anunciaron este año las 10 soluciones finalistas del Rethink Plastics, una iniciativa que pretende sensibilizar a gobiernos, empresarios y consumidores en la reducción de plásticos de un solo uso en América Latina.

Entre los proyectos finalistas seleccionados se encuentra el proyecto costarricense de la “ecomoneda” E-Coins, que propone brindar reconocimientos a consumidores, empresas, acopiadores y recuperadores y a gobiernos locales para reducir, reutilizar y reciclar plásticos de un solo uso.

En el caso de los consumidores se obtiene, por ejemplo, descuentos al adquirir productos y servicios de las empresas aliadas al programa mediante puntos obtenidos a cambio de materiales reciclables.

Los ganadores de Rethink Plastics reciben hasta $60.000 en premios y la posibilidad de realizar un piloto de hasta $250.000. Adicionalmente, los finalistas pasarán a ser parte de la red de emprendedores del Grupo BID y del programa MIT Solve.

E-Coins fue elegida entre 551 proyectos presentados en la región.

Proyectos emprendedores
Algunas iniciativas con enfoque ambiental:
Café Sol Naciente: instaló una planta baja en emisiones de trillado y alistado para aprovechar residuos sólidos, disminuir emisiones por traslado y dar servicio a otros productores.
Productos Ujarrás: gestión integral de residuos, identificación de impactos ambientales y certificación carbono neutral para reducción energética en un 75% y compensación de un 5% de las emisiones.
Costa Rica Insect Company (CRIC): genera productos alimenticios altos en proteína a base de insectos, como alternativa a la crianza de otras especies de animales que es más intensiva en el uso de recursos.
Planta Industrial de Compostaje (Plainco): instaló planta procesadora de residuos agrícolas orgánicos.
Insumos Poltronieri: sistema de crianza de cerdos para desarrollo en condiciones adecuadas, disminución de agua y uso de los residuos como insumo pecuario para agricultura orgánica y agroecológica.
Fortech: gestión y valorización de residuos especiales de baterías de vehículos eléctricos.
Econduce: soluciones de transporte rural limpio, rentable y con enfoque de género.
SailCargo: fabrica el primer barco carbono neutro impulsado por viento y energía eléctrica
GreenTrack: servicios de monitoreo del consumo de combustible para calcular la huella de carbono y opciones para compensarla.
Fuentes: Fundación Crusa y ParqueTec