Marvin Barquero. 21 octubre
Los hoteles y restaurantes crecen casi paralelamente con el incremento del turismo, un sector cuyo desarrollo es fuerte en los últimos años. En la imagen Flamingo, donde hay un plan de desarrollo hotelero. Foto: Diana Méndez
Los hoteles y restaurantes crecen casi paralelamente con el incremento del turismo, un sector cuyo desarrollo es fuerte en los últimos años. En la imagen Flamingo, donde hay un plan de desarrollo hotelero. Foto: Diana Méndez

Los puestos de trabajo en el denominado sector de hoteles y restaurantes subieron moderadamente en los últimos ochos años, pues crecieron un 35% al pasar de 51.454 en el 2010 a 69.563 el año pasado de acuerdo con el reporte de población asegurada por actividad económica.

De acuerdo con ese informe de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) publicado en la página web del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), en contraste las plazas totales del país reportadas crecieron un 23,5% en el mismo periodo, pues pasaron de 1.436.930 en el 2010 a un total de 1.774.838, el año pasado.

Los datos indican que el sector de hoteles y restaurantes reportó en esos ocho años un total de 18.109 puestos nuevos.

Esto implica un promedio simple de 2.263 puesto por año y un aumento medio de 4,3% cada año, para dos rubros muy ligados a la actividad turística, la cual presenta cifras saludables de crecimiento.

Por ejemplo, en el 2010, las llegadas internacionales a Costa Rica sumaron 2.099.829 personas, mientras que esa cifra se incrementó a 3.016.667 en el 2018, de acuerdo con los informes estadísticos anuales publicados también por el ICT en su página web. En este caso. el incremento es del 43% en los últimos ocho años.

“La experiencia en restaurantes está cambiando; hoy en día con la entrada de las plataformas digitales estas se han convertido en más del 40% del mix de ventas”. José Julio Carvajal, vicepresidente de Cacore

En lo relativo a generación de divisas, los visitantes extranjeros dejaron al país $2.161 millones en el 2010, frente a los $3.921 millones de año pasado, de acuerdo con las cifras del Banco Central. Para este indicador, el crecimiento en esos ocho años fue el 81%.

Empleos informales

La Cámara Costarricense de Hoteles (CCH) y la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore) coincidieron, en respuestas por separado, en que ese crecimiento de la generación de empleo es poco. Las dos cámaras advirtieron, además, que puede existir un mayor aumento de plazas pero en empleos informales.

En tanto, la ministra de Planificación y Política Económica (Mideplan) y coordinadora del Consejo Económico, Pilar Garrido, recordó que según la Encuesta Continúa de Empleo (ECE) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), al segundo trimestre del 2019, solo el 38% de las personas que trabaja en las “actividades de alojamiento y servicios de comida” se encuentran debidamente formalizadas. Por esa razón, dijo, es posible que las cifras de empleo de esos sectores estén influenciadas por plazas informales, pero advirtió que es un dato que se debe corroborar.

“Al segundo trimestre del 2019, solo el 38% de las personas que trabaja en las 'actividades de alojamiento y servicios de comida’ se encuentran debidamente formalizadas”. Pilar Garrido, coordinadora del sector económico

La ministra agregó que el Gobierno impulsa varios programas para incentivar la generación de empleo en turismo y promover la formalización de las empresas. Entre ellos un proyecto de ley para reducir en un 50% el impuesto sobre la renta a empresas que se ubiquen en cantones de menor desarrollo relativo. Esta reducción se aplicaría durante cinco años.

Flora Ayub, directora ejecutiva de la CCH, dijo que ese cifra le parece muy baja para ambos sectores. Además, agregó, puede ser menor porque la actividad hotelera se ha visto afectada por la situación económica en los últimos años.

Según Ayub, ante esta circunstancia es posible que los datos de plazas al cerrar este 2019 posiblemente reflejen esa afectación.

Según José Julio Carvajal, vicepresidente de Cacore, la situación de los restaurantes también es difícil. “La experiencia en restaurantes esta cambiando; hoy en día con la entrada de las plataformas digitales, estas se han convertido en mas del 40% del mix de ventas. Esto hace que los restaurantes sean menos frecuentados y más bien se ha tenido que recortar personal”, advirtió el empresario y dirigente.

Agregó que también hay una parte de restaurantes que no está ligada al sector turismo. “El resto de la industria de restaurantes, que no son afectados por el turismo y que son una gran cantidad de locales en el país, representa una gran cantidad más de empleo y es donde están las personas que más son afectadas, pues se trata de empleos de personas que no tienen inglés, ni estudios universitarios, sino que es de escuela y colegio. Esas familias han sido muy golpeadas con los cierres de muchos restaurantes en el país, y no consiguen empleos”, enfatizó.

Ayub señaló de nuevo que el crecimiento en la cantidad de ingresos de extranjeros reportado por el ICT no se refleja en la ocupación promedio de los hoteles, de acuerdo con la encuesta al respecto realizada por la CCH que para julio pasado fue completada por 75 hoteles de todo el país. La encuesta se aplicó entre el 5 y el 29 de agosto.

En julio de este año, por ejemplo, un 67% de las habitaciones estaban ocupadas, lo cual es un estancamiento, pues al mismo mes del 2018 la cifra fue la misma.

En tanto, en junio de este año el porcentaje promedio de ocupación hotelera se ubicó en el 55%, también parecido al año pasado, mientras que a mayo del 2019 fue del 49%, mientras que al mismo mes del año pasado cerró en un 52%.

Los datos a abril también reflejan una caída, pues en ese mes de este año fue del 61% frente al 70% de ocupación promedio del país en el cuarto mes del 2018.

Proyecto de ley reduciría 50% el pago de renta a nuevos proyectos
Talamanca es una de las zonas de menor desarrollo y con alto potencial turístico. En ese cantón, la misión Misión Stibrawpa, organización de pobladores, ofrece servicios turísticos. Aquí, Prudencio Peterson lucha con las corrientes a su paso por el río Yorkín. Foto: Albert Marín.
Talamanca es una de las zonas de menor desarrollo y con alto potencial turístico. En ese cantón, la misión Misión Stibrawpa, organización de pobladores, ofrece servicios turísticos. Aquí, Prudencio Peterson lucha con las corrientes a su paso por el río Yorkín. Foto: Albert Marín.

Un proyecto de ley será enviado por el Gobierno a la Asamblea Legislativa con el fin de estimular el desarrollo de infraestructura en turismo, especialmente hoteles, en los cantones de menor desarrollo social del país, según reafirmó la ministra de Planificación y Política Económica (Mideplan) y coordinadora del Consejo Económico, Pilar Garrido.

El principal incentivo para atraer la inversión y los proyectos a esos sitios del país es la reducción de un 50% en el pago del impuesto sobre la renta, durante cinco años contados a partir de que el proyecto entre en funcionamiento, explicó la coordinadora del sector económico del gobierno, en una respuesta por escrito.

La jerarca habló del tema al ser consultada acerca de las medidas que tomará la administración tendientes a mejorar la creación de puestos de trabajo en el sector turismo.

“Se presentará un proyecto de Ley para la promoción de la inversión turística en cantones de menor desarrollo social, que busca atraer inversión turística en los lugares de menor desarrollo”, respondió la jerarca.

Garrido no ahondó en detalles acerca del momento en que este proyecto será enviado a la Asamblea Legislativa ni acerca de sus alcances, es decir, qué tipo de inversiones va a cobijar y cuál será la fuente para definir los cantones de menor desarrollo, aunque el Mideplan precisamente realiza y publica mediciones al respecto.

La directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH), Flora Ayub, dijo que es necesario conocer a fondo el proyecto para determinar de qué se trata. Recordó que en la Ley de Incentivos para el Desarrollo Turístico, del 15 de julio de 1985, se establecieron incentivos relativos al tributo sobre la renta y otros, pero fueron derogados el 31 de marzo de 1992.

Ayub consideró que cualquier incentivo es bien recibido, aunque dijo que es necesario saber cómo se van a determinar las zonas de menor desarrollo.

Garrido detalló que este incentivo de reducción del impuesto sobre la renta forma parte de un paquete de proyectos –anunciado en setiembre pasado– para estimular el desarrollo de infraestructura en turismo.

Uno de esos planes es un programa nacional de infraestructura en áreas protegidas para aumentar la visitación en destinos de menor desarrollo relativo. La pretensión con este plan es mejorar un conjunto de parques nacionales en condición de vulnerabilidad. Se estima una inversión de $20 millones entre 2019-2022, según la respuesta del Mideplan.

Aunado a esos dos idea, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) puso en marcha facilidades para permitir que empresas informales se registren, mientras que el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) coordinará con el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para abrir una línea de crédito para pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector turismo, explicó la coordinadora del Consejo Económico.