Marvin Barquero. 18 febrero
Susan Naranjo López, integrante de la Junta directiva de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur, dijo que la digitalización en el Depósito Libre Comercial de Golfito se aplicaría a finales de este año. Foto: Melissa Fernández
Susan Naranjo López, integrante de la Junta directiva de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur, dijo que la digitalización en el Depósito Libre Comercial de Golfito se aplicaría a finales de este año. Foto: Melissa Fernández

La digitalización del sistema de tarjetas y de compras en el Depósito Libre Comercial de Golfito pretende eliminar las largas filas en ese centro comercial, tanto a la hora de obtener el permiso como al realizar las transacciones en los negocios, en un proyecto que probablemente se concretará hacia finales de este año.

Esto forma parte de un plan general para mejorar el centro comercial con una inversión de al menos ¢5.000 millones este año, especialmente en la rehabilitación de 14 locales y en la puesta en marcha del sistema digital para la emisión de los permisos de compras, conocido actualmente como tarjetas.

Susan Naranjo, integrante de la directiva de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (Judesur), explicó que, en diciembre pasado, ese órgano ya adjudicó a una empresa privada el trabajo de digitalización de los procesos en el Depósito, lo cual, aseguró, agilizará los trámites aunque no se tiene estimado aún en cuánto tiempo.

Judesur es al administrador de ese centro comercial, donde los productos se adquieren con menores impuestos.

Una vez que esté en servicio este plan, el cliente llegará el día anterior al previsto de compras y solo con la cédula se escanea personalmente. Así, queda autorizado para el día siguiente.

Los actuales 34 negocios del centro estarán conectados con los sistemas de Aduanas y la administración del Depósito, por lo que el comprador solo se presentará a ello y revisará directamente su información, sin pasar por pasos administrativos.

El sistema determina si tiene todavía vigente todo el monto anual de ¢1.783.000 o si ya realizó algunas transacciones y posee algún saldo que puede utilizar en cualquier momento del año.

En el negocio también se determina si llegó al límite de su saldo y en tiempo real se transmite la información a la aduana, la cual autoriza que se ponga el marchamo a las mercancías. De esa manera, y desde el comercio, el cliente sale con los productos sin el paso del aforador aduanero. Aunque no se ha determinado todavía, es muy posible que haya controles aleatorios de aforadores.

Reducir filas y mejorar la experiencia

La adjudicación de este sistema es por un valor de ¢250 millones y su objetivo es eliminar precisamente las filas para obtener permisos y de revisiones de mercancías que hacen en dicho depósito.

En noviembre pasado, Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice and Farm Co. (Fifco) hizo un llamado a digitalizar el sistema de compras y a conectar a Aduanas, la administración del centro y los comercios. Esto con el fin de que se mejore la experiencia de compra de los clientes. Esta empresa tiene una tienda en el establecimiento.

En tanto, Judesur pretende culminar este año el mandato de reactivar 14 locales que se destruyeron en incendios. El más grande de ellos fue en el 2001, cuando se quemaron 11 locales y los otros en el 2004 y en el 2012.

Por eso la Junta utilizará el remanente de ¢5.000 millones que tiene actualmente para reactivar esos locales y modernizar el sistema de electricidad de todo el centro comercial. En este caso, ya se firmó un fideicomiso con el Banco de Costa Rica, donde se manejarán los recursos, pero está a la espera el refrendo de la Contraloría General de la República, explicó Naranjo.

El Depósito Libre Comercial de Golfito vende los productos con un impuesto único, lo cual le permite colocar a menores precios que el resto del país. Ese impuesto único era del 18% al 2016, pero una modificación a la ley lo redujo paulatinamente hasta llevarlo al 10% el año pasado, donde quedará permanentemente.