Marvin Barquero. 14 mayo
El 14 de mayo del 2019, José Cortés (centro) anunció el cierre de Destinos TV porque las ventas cayeron de $1 millón al mes a prácticamente cero. Ese día lo acompañaron el abogado Juan José Acuña y Evelyn Mamani, gerente de ventas. Foto: Alonso Tenorio
El 14 de mayo del 2019, José Cortés (centro) anunció el cierre de Destinos TV porque las ventas cayeron de $1 millón al mes a prácticamente cero. Ese día lo acompañaron el abogado Juan José Acuña y Evelyn Mamani, gerente de ventas. Foto: Alonso Tenorio

La empresa Destinos TV enfrenta un total de 398 denuncias en las vías judiciales, a dos años de su anuncio de cierre, el 14 de mayo del 2019, de las cuales 352 se tramitan en la Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen, y 46, en el Tribunal de Trabajo de San José.

Todas esas denuncias están actualmente en proceso de investigación, por lo que en el sistema judicial no se puede dar más detalles, mientras los clientes y empleados esperan que se resuelvan pronto.

El dueño de esa compañía, José Cortés, anunció el 14 de mayo del 2019 que solicitaría un proceso de quiebra ante el Juzgado Concursal de San José. Pero el 7 de junio de ese mismo año quedó en firme el rechazo, luego de que la empresa no entregó información a esa instancia.

A partir de esto, las quejas de clientes y exempleados tomaron esos caminos.

Destinos TV comenzó a presentar problemas visibles cuando, en junio del 2018, debió suspender un vuelo charter que llevaría a costarricenses a observar el Mundial de Fútbol de Rusia 2018.

El momento más complicado se presentó cuando un grupo de 180 viajeros, enviado a Cancún por esa empresa, denunció que al llegar al hotel no tenía reservaciones. Eso sucedió el 17 de abril del 2019. Este caso suscitó una gran atención mediática.

El abogado externo de Cortés, Juan José Acuña Leandro, repitió este jueves 13 de mayo, que el empresario “desearía pagar todos los compromisos” pero el problema es que se quedó sin nada.

Recordó que tras la atención mediática por el caso de Cancún, las ventas de la empresa bajaron de $1 millón mensual a prácticamente cero, lo cual la llevo al cierre, pese a que ese problema inicial en la ciudad mexicana se solucionó reubicando a los 180 turistas en otros hoteles.

Casos en investigación

La Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen respondió que el caso conocido como Destinos TV, bajo el expediente 19-000320-1220-PE, se encuentra en investigación dentro de la etapa preparatoria.

Explicó que dicha etapa consiste en la recolección y análisis de pruebas de los 352 casos presentados en esa instancia.

Esa fiscalía manifestó no tener aún un dato exacto del perjuicio económico que se habría ocasionado a las personas afectadas.

En tanto, el Juzgado de Trabajo de San José dijo que en el sistema se encuentran 46 causas contra Destinos TV, en respuesta a consultas tramitadas por medio del Departamento de Relaciones Públicas del Poder Judicial.

“Esta información es la única que se puede brindar ya que los mismos se encuentran en trámite”, explicó el Juzgado en la respuesta.

Días después del anuncio de cierre, la Oficina de Apoyo al Consumidor, del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), recibió gran cantidad de denuncias.

Luego de agotar la vía administrativa, esa dependencia debió trasladar 198 quejas al Ministerio Público, las cuales están entre la lista de la Fiscalía Adjunta de Fraudes.

El Ministerio de Trabajo explicó, por su lado, que la última llamada a conciliación entre un empleado y la empresa se citó para el 24 de enero del 2020, pero ninguna de las partes se presentó. En este caso, si no se logra una conciliación, el afectado es quien tiene que presentar la denuncia ante los Tribunales de Trabajo.

El abogado Acuña consideró que el tiempo transcurrido en este caso es normal, pues los tribunales en Costa Rica –y en muchos otros países– tardan hasta seis u ocho años en la resolución de procesos complejos con muchas denuncias.

Agregó que en caso de que Cortés sea llamado por los tribunales, tendría que negociar con el empresario si lo representa para este tema específico.

Espera desesperante

Luego de una espera de dos años, algunos perjudicados que se refirieron al tema –varios optaron por no hacerlo– dijeron estar desesperados y contar con muy poca información acerca del avance de sus reclamos.

Para la última semana de abril del 2019, un grupo de 12 amigos tenía listo un viaje a Cancún, recordó Laura Ramírez, integrante de esa comitiva.

En vista de que durante la Semana Santa de ese año el grupo enviado por Destinos TV a Cancún se encontró allá sin reservaciones cuando llegó al hotel, Ramírez dijo que empezaron a preguntar insistentemente sobre su viaje. Siempre les dijeron que todo estaba normal y en pie.

Pero el domingo previo al lunes en el cual iniciarían el viaje les informaron que ya no se haría, que podrían trasladarlo a otra fecha o que el dinero se les devolvería en un mes. Los 30 días van ya por dos años y la devolución no se ha concretado. Ese es uno de los 352 casos de clientes que están pendientes en el ámbito judicial. Ramírez dice que no tienen ningún informe acerca de la denuncia.

Ricardo Vega, un camarógrafo –Destinos TV tenía un canal de televisión– con ocho años de laborar en la empresa, contó que de un momento a otro, en aquel 2019, se quedó con “una mano atrás y otra adelante”.

Explicó que en los últimos meses le pagaban salarios incompletos y que en los dos finales no le dieron salario. También le deben aguinaldo, vacaciones y liquidación y que presentó su caso en el Tribunal de Trabajo de San José.

Michael Blake, presentador del programa “Hacienda TV”, en aquel canal, prefirió no ahondar, pero dijo que le quedaron algunas facturas por cobrar. Detalló que en su caso era un adicional, no su entrada principal, por lo que la afectación no fue tanta.

“Yo fui más pellizcada; al ver la situación, en los últimos meses les dije que no iba a trabajar sino me adelantaban el pago”, narró Shakira McDonald, una presentadora con la modalidad de contrato laboral.

Aún así, McDonald dice que le quedaron sin cancelar algunos pagos y que se sintió perjudicada en otra área: era la imagen del programa y recibió cantidad de consultas de cómo estaba la situación.