AFP , Esteban Ramírez. 25 enero
Cecilia Malmström, comisaria europea de Comercio, interviene en una sesión del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. (Fabrice COFFRINI/ AFP)
Cecilia Malmström, comisaria europea de Comercio, interviene en una sesión del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. (Fabrice COFFRINI/ AFP)

Davos (Suiza) y San José (Costa Rica) - Los ministros de 75 países, entre ellos los de la Unión Europea (UE), Estados Unidos y China, lanzaron este viernes 25 de enero, en Davos, negociaciones para regular el comercio en Internet de manera más previsible, eficaz y segura.

"El comercio en línea es una realidad en la mayoría de regiones del mundo, de manera que tenemos que ofrecer a nuestros ciudadanos y a nuestras empresas un entorno comercial que sea previsible, eficaz y seguro”, dijo la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

En una publicación en Twitter, Malmström dijo que es una mañana histórica que demuestra que la Organización Mundial del Comercio (OMC) puede afrontar los desafíos del siglo XXI.

Agregó que este acuerdo supone un avance del multilateralismo, con la amenaza de que se reanude la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y en momentos en que la OMC es objeto de críticas.

Las conversaciones se iniciarán formalmente en marzo para crear una estructura legal que permita que sea más fácil y más seguro comprar y vender, así como hacer comercio en línea indica el comunicado.

De vieja data

La OMC entiende el comercio electrónico como la transferencia digital de mercancías o servicios por medio de las fronteras ya sea entre empresas, unidades familiares, particulares, gobiernos, así como organizaciones públicas o privadas.

Si bien en el seno de esta organización existe un mandato que data desde 1998 y un grupo de trabajo sobre comercio electrónico (Costa Rica forma parte de él, y mantiene una propuesta en conjunto con Japón), sus avances se limitan a reportes periódicos al consejo general y propuestas todavía muy amplias dispersas sobre lo que se desea plantear.

Uno de los puntos que más preocupa en materia de comercio electrónico en el seno de la OMC es la llamada moratoria al comercio electrónico, un acuerdo adoptado en 1998 en los países miembros que consiste en mantener la práctica de no imponer derechos aduaneros adicionales a este tipo de intercambios.

Sin embargo, aunque la moratoria se ha prorrogado en varias ocasiones, permanece latente el riesgo de que esto pueda cambiar en algún momento, una situación que genera incertidumbre.