Manuel Avendaño Arce. 19 marzo
Geannina Dinarte, ministra de Trabajo, aseguró que trabajan en un decreto para agilizar el proceso de suspensión temporal de contratos laborales. Fotografía: José Cordero.
Geannina Dinarte, ministra de Trabajo, aseguró que trabajan en un decreto para agilizar el proceso de suspensión temporal de contratos laborales. Fotografía: José Cordero.

Un total de 117 empresas que operan en Costa Rica ya presentaron solicitudes de suspensión temporal de contratos de trabajo para 5.105 empleados, por el impacto negativo del nuevo coronavirus en sus actividades económicas.

Así lo informó el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), de acuerdo con un corte para la tarde de este jueves 19 de marzo.

Las solicitudes de suspensión corresponden a 75 compañías del sector comercio, 38 de servicios y las restantes son del agro, industria, transporte y construcción.

La mayoría de empresas están en San José, Cartago, Heredia y Guanacaste. Mientras que por regiones de planificación, el grupo más grande se ubica en la Región Central.

La suspensión temporal de contratos es una figura establecida en el Código de Trabajo que permite a los patronos frenar las operaciones en las empresas frente a situaciones de crisis como la que se vive por la propagación del covid-19.

Una vez que las empresas aplican la suspensión de las labores deben entregar una carta a sus empleados en la que se explican las razones que motivaron la medida.

Luego, la compañía tiene tres días para presentar un informe ante la Dirección Nacional de Inspección (DNI) del MTSS, en esa instancia nombrarán a un inspector que dispondrá de cinco días para visitar la empresa, entrevistar al patrono y a los trabajadores.

Cinco días después, el funcionario deberá presentar un informe ante la DNI que se envía a la dirección regional del MTSS correspondiente para notificar a la empresa si el trámite fue aprobado o rechazado. El patrono no puede recurrir la decisión, solamente puede pedir una revisión del caso.

Una vez que la situación de crisis pase, los contratos de trabajo se reactivan y las personas se reintegran a sus labores. La idea de la suspensión es frenar la relación contractual sin romperla, aunque los colaboradores no reciben salario durante ese periodo.

Paola Gutiérrez, abogada especialista en derecho laboral de la firma Caoba Legal, explicó que en Costa Rica hay muy pocos antecedentes sobre la utilización de este tipo de medidas, pero se trata de una opción válida para las empresas en momentos de incertidumbre como el actual.

Este miércoles, en la Asamblea Legislativa, Geannina Dinarte, ministra de Trabajo, dijo que el Gobierno sabía que la declaratoria de emergencia nacional por la pandemia traería repercusiones a las empresas y que una de las alternativas era la suspensión de contratos laborales.

El MTSS trabaja en un decreto para agilizar el proceso que permite suspender los contratos de trabajo de forma temporal.