Indicadores

Pesimismo de los consumidores en la economía aumentó en los últimos tres meses

Índice de confianza cayó 3,2 puntos entre febrero y mayo y se ubicó en 33,5 puntos de 100; se deterioran estimaciones sobre desempleo, pobreza y capacidad de compra

El pesimismo por la situación de la economía se incrementó en los últimos tres meses con cierre a mayo, respecto a los tres meses anteriores, según la Encuesta de Confianza del Consumidor que realiza la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica.

La medición determinó que el índice de confianza del consumidor se deterioró en 3,2 puntos en mayo, respecto a la medición de febrero, al ubicarse en 33,5 puntos (en escala de 100) en la última medición, en comparación con los 36,7 puntos de la anterior.

Igualmente, la encuesta encontró que se deterioraron otros indicadores como un aumento de 46% a 61% entre quienes esperan un aumento en el desempleo, en los próximos 12 meses.

La desconfianza se refleja también, por ejemplo, en el incremento del número de personas quienes consideran que no es momento oportuno para comprar carro. Pasó de 69,6% a 87,8%.

Ante este último resultado, la directora ejecutiva de la Asociación de Importadores de Vehículos, Maquinaria y Afines (Aivema), Lilliana Aguilar, reconoció que en lo que va del 2021 cayó en 25% la traída de carros, respecto al 2019, en prepandemia.

No obstante, dijo, el mercado se mantiene en movimiento en ciertos segmentos por tipo de vehículo y señaló que un elemento muy importante ahora es la disponibilidad.

Johnny Madrigal, investigador encargado de la encuesta, explicó que los resultados reflejan incertidumbe y pesimismo hacia la economía nacional.

Acotó que el impacto de la pandemia afectó los resultados, pero advirtió de que desde hace casi tres años el índice y otros indicadores medidos están bajos.

La consulta incluyó a 700 personas mayores de 18 años de todo el país, quienes usan la telefonía celular. Se hizo entre el 4 y el 22 de mayo, cuando la pandemia estaba en un pico de casos y fallecimientos.

Antes de la pandemia, agregó Madrigal, la confianza estaba impactada por el deterioro de la situación fiscal, un elemento que de alguna manera se invisibilizó con la pandemia pero sigue presente, pues, por ejemplo, todavía no se aprueba el convenio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Deterioro general

La encuesta a mayo encontró, además, que la cantidad de personas que estima un ingreso inferior de su familia en los próximos 12 meses, respecto al año pasado, aumentó de 23,9% a 33,4% al comparar los resultados de febrero con los de mayo.

Además, la expectativa por una pérdida en la capacidad de compra aumentó de 34,0% a 41,1%, mientras que quienes esperan alzas en los precios de los combustibles pasaron de 71,9% a 83,4% y los que esperan aumentos en el tipo de cambio pasaron de 59,0% a 69,1%.

Aunque no varió respecto al trimestre anterior, terminado en febrero, la calificación a la política económica del Gobierno sigue negativa, pues 8,3% dice que se está haciendo un trabajo bueno y 63,7% que se está haciendo un trabajo pobre.

A todo eso se une que el grupo de quienes esperan aumentos en la pobreza creció de 45,5% a 60,6%, de acuerdo con los resultados de la encuesta número 70 de este índice de la Escuela de Estadística.

Madrigal también llamó la atención acerca de los resultados de la evaluación del momento para la compra de otros bienes duraderos, como casas. Quienes consideran este un mal momento para comprar vivienda aumentaron de 68,2% a 72,8%.

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.