Patricia Leitón, AFP . 6 abril
Una corredora pasa junto a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, DC, el 5 de abril del 2021. Las vacunas aceleradas y una avalancha de gastos gubernamentales, especialmente en los Estados Unidos, han impulsado las perspectivas para la economía mundial, pero se debe hacer más para evitar cicatrices permanentes, dijo el FMI este 6 de abril. Foto: AFP.
Una corredora pasa junto a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, DC, el 5 de abril del 2021. Las vacunas aceleradas y una avalancha de gastos gubernamentales, especialmente en los Estados Unidos, han impulsado las perspectivas para la economía mundial, pero se debe hacer más para evitar cicatrices permanentes, dijo el FMI este 6 de abril. Foto: AFP.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó sus pronósticos de crecimiento para la economía mundial en su último reporte semestral de Perspectivas de la economía mundial (WEO en inglés), publicado este 6 de abril, sin embargo, mantuvo los de Costa Rica.

Para el mundo, el FMI ahora proyecta un aumento del producto interno bruto (PIB) de 6% este año (0,5 puntos más respecto a la última proyección de enero del 2021) y de 4,4% el próximo año (un incremento de 0,2 puntos porcentuales).

Para Costa Rica, el pronóstico se mantuvo igual al publicado en enero del 2021 y al de la revisión del artículo IV, presentado el 1.° de marzo pasado, de un crecimiento de 2,6% para este año y de 3,3% para el 2021.

Dichas proyecciones también coinciden con las del Banco Mundial, difundidas el 29 de marzo pasado.

El PIB es el valor de la producción de los bienes y servicios en el año y su crecimiento generalmente implica mayores posibilidades de empleo e ingresos para la población.

El Banco Central de Costa Rica en su programa macroeconómico, divulgado en enero pasado, estimó un crecimiento de 2,6% para la producción local en el 2021 y de 3,6% para el 2022.

Consultado sobre si el Banco Central ve o no espacio para revisar sus proyecciones tomando en cuenta esa nueva información del FMI, el presidente Rodrigo Cubero respondió que las mejores perspectivas de crecimiento en el 2021 y 2022 para nuestros socios comerciales y, en particular, para los Estados Unidos, son una buena noticia para una economía pequeña y abierta como la nuestra, pues en principio resultarían en una mayor demanda externa por bienes y servicios costarricenses.

“Sin embargo, otros acontecimientos, como las mayores restricciones sanitarias impuestas por países emisores de turistas, han tenido ya un impacto negativo sobre la industria turística nacional en relación con lo originalmente proyectado”, dijo el jerarca.

“En particular, las cifras de ingreso de turistas en lo que va del año han sido menores a lo esperado. El Banco Central está analizando toda la información disponible y compartirá sus proyecciones actualizadas con el público en su Informe de Política Monetaria a fines de este mes”, añadió Cubero.

El economista Vidal Villalobos, analista del Grupo Prival, consideró que posiblemente el organismo esperará a que se apruebe el proyecto de Ley Marco de Empleo Público y el proyecto del crédito con el Fondo Monetario Internacional para realizar el ajuste correspondiente.

Factores que contribuyen a la recuperación mundial

Según reportó la agencia AFP, el FMI explicó, en una conferencia de prensa esta mañana, que la vacunación anticovid y un fuerte apoyo fiscal, especialmente en Estados Unidos, mejoraron las previsiones para la economía mundial tras la histórica recesión provocada por la pandemia, pero queda mucho por hacer para evitar cicatrices permanentes.

Además, como muestra del repunte esperado, vaticina que el volumen del comercio de bienes y servicios en el mundo se recuperará 8,4% en el 2021 y 6,5% en el 2022.

“Incluso con una alta incertidumbre sobre el rumbo de la pandemia, una salida de esta crisis sanitaria y económica es cada vez más visible”, dijo la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, en el prólogo del WEO.

En el 2020, la contracción del 3,3% provocada por la emergencia sanitaria generó la peor recesión en tiempos de paz desde la Gran Depresión.

Las rápidas respuestas gubernamentales evitaron un resultado mucho peor, un colapso que podría haber sido al menos tres veces mayor, señaló Gopinath.

Para Estados Unidos, que aprobó un nuevo paquete de estímulo de $1,9 billones el mes pasado, las proyecciones de crecimiento para 2021 y 2022 se sitúan en 6,4% (un aumento de 1,3 puntos respecto a enero) y 3,5% respectivamente (un punto más respecto a enero).

Estados Unidos es el principal socio comercial de Costa Rica y también la principal fuente de inversión extranjera y de turismo para el país.

La economía más grande del mundo se fortalece gracias al avance de la vacunación —con más de 3 millones de dosis inyectadas por día—, que ha aliviado las restricciones en sectores golpeados, como la restauración y el turismo.

Mientras tanto, la economía de China, una de las pocas que creció el año pasado, se expandirá 8,4% en el 2021, según el FMI.

Recuperación desigual

Si bien se espera que Estados Unidos supere su nivel del PIB anterior a la pandemia este año, después de que China lo hiciera el año pasado, muchos otros no alcanzarán ese umbral hasta 2022 o bien entrado el 2023 para las naciones en desarrollo.

Incluso entre los países desarrollados, en la zona euro, donde la campaña de vacunación está retrasada, el FMI espera que el crecimiento alcance el 4,4% este año, un ritmo insuficiente para borrar la contracción del 6,6% registrada el año pasado.

Y la región de América Latina y el Caribe crecerá solo 4,6% después de una contracción del 7% en el 2020.

El FMI advirtió de que la crisis sanitaria sigue siendo el factor crucial en la recuperación económica, señalando que la lenta vacunación en muchas naciones en desarrollo aumenta el riesgo de un agravamiento del brote de covid-19, y de una brecha cada vez mayor con los países ricos.

Los cierres de comercios para frenar la propagación del virus causaron un daño a las economías de los países en desarrollo que redujo drásticamente el ingreso per cápita y “revirtió los avances en la reducción de la pobreza”, remarcó.

El FMI calcula que cerca de 95 millones de personas cayeron en la pobreza extrema en el 2020, y que hay 80 millones más de desnutridos que antes.

Gopinath dijo que resolver la crisis sanitaria en todo el mundo supondrá coordinación para revertir un acceso a la vacuna “profundamente inicuo”, donde los países ricos están obteniendo la mayor parte del suministro.

“Las naciones deberán trabajar juntas (...) para garantizar el acceso universal, incluso mediante la financiación del mecanismo Covax del que muchos países de bajos ingresos dependen en gran medida para las dosis”, manifestó.

El FMI reconoció que sus proyecciones globales conllevan un “alto grado de incertidumbre” y que podrían mejorar si se acelerara la vacunación en todo el mundo, o empeorar si la pandemia se prolonga ante la aparición de variantes del nuevo coronavirus.

El organismo multilateral recomendó a sus países miembros mantener el rumbo de la política monetaria y seguir apoyando sus economías, pero con planes de estímulo “más focalizados”.

“Si bien todos los ojos están puestos en la pandemia, es fundamental avanzar en la resolución de las tensiones comerciales y tecnológicas”, señaló también Gopinath.

El FMI instó a los países a cooperar para amortiguar el costo del cambio climático, modernizar los impuestos corporativos internacionales y luchar contra la evasión fiscal.

Además, afirmó que en el futuro los países también tendrán que ponerse al día con la recalificación de millones de trabajadores cuyos puestos de trabajo habrán desaparecido para siempre con esta crisis.

Nota del editor: esta información se actualizó a las 5:12 p.m. con declarciones del presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero.