Óscar Rodríguez. 26 julio
El 85% de las captaciones de las cooperativas está concentrada en Cooopenae, Coopeservidores, Coopeande N°1, Coopealianza, y Coocique, según los datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras. Fotos: Mayela López.
El 85% de las captaciones de las cooperativas está concentrada en Cooopenae, Coopeservidores, Coopeande N°1, Coopealianza, y Coocique, según los datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras. Fotos: Mayela López.

El costo de captación promedio del sector cooperativo en los ahorros a plazo reportó un fuerte incremento durante este año, y pese a que en las últimas semanas se moderó un poco, permanece muy por encima del promedio del sistema financiero nacional.

Hasta mediados de este mes de julio, las cooperativas pagaban una tasa del 9,22% por las inversiones en colones, según el promedio ponderado (se toma en cuenta la cantidad negociada) calculado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Entre tanto, el costo promedio de captación de todas las entidades financieras de Costa Rica se ubicó en 6,79%, es decir, 2,43 puntos porcentuales menos que estas organizaciones.

El ensanchamiento aumenta cuando se compara con los bancos públicos, que pagan 5,77%, en promedio, por las inversiones en moneda nacional, lo cual significa 3,45 puntos menos respecto a las cooperativas.

Bernardo Alfaro, jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), confirmó que vigilan con detenimiento los incrementos en intereses y captaciones de las cooperativas, pues implican obligaciones de liquidez a futuro para estas entidades.

Los datos del BCCR muestran que, durante el segundo semestre del 2018, la diferencia de tasas interés entre las cooperativas y el resto de instituciones financieras era menor que en la actualidad.

Desde enero de este año el sector empezó a pagar mayor rendimiento promedio en sus ahorros a plazo.

“La razón de que el promedio ponderado de captación en las cooperativas sea mayor, obedece a que el plazo promedio de captación es mayor”, explicó Adrián Álvarez, subgerente de Coopenae.

De hecho, Fidel Alberto Quesada, gerente de Administración y Finanzas de Coopealianza, resaltó que los vencimientos de las inversiones en el sector son en su mayoría a un año o más.

“Al estar concentradas en plazos mayores de adonde se concentran los bancos públicos y privados, las tasas de interés resultan muy atractivas para los ahorrantes”, sostuvo Quesada.

Por su parte, Álvarez descartó que haya influencia de exención al impuesto sobre la renta. Más bien, lo atribuyó a la eficiencia operativa del sector, comparado con el resto de instituciones financieras.

También mencionaron el efecto generado por el Ministerio de Hacienda en el aumento de las tasas de interés, durante el primer semestre del 2019, con el fin de obtener recursos para financiar sus gastos.

Las captaciones en colones de las cooperativas son tan relevantes que cada vez influyen más en el cálculo de la tasa básica pasiva (TBP). Este indicador incorpora tanto las tasa de interés promedio de cada tipo entidad (bancos públicos, cooperativas, bancos privados, etc.) como el volumen que cada uno de ellos capta.

Actualmente, las cooperativas pesan el 21% en la estimación del indicador (según el saldo promedio de los últimos seis meses), pero cinco años atrás, la influencia relativa del sector era del 17%, muestran los datos del BCCR.

Relevancia en mercado

En Costa Rica operan un total de 24 cooperativas las cuales, en conjunto, reportaron, hasta junio pasado, un saldo de captaciones en colones de ¢1,85 billones.

Dicho monto significa el 18,2% del total de las inversiones a plazo en moneda nacional del total del sistema financiero costarricense, cuyo saldo fue de ¢10,20 billones, según datos de la Sugef.

Desde este punto de vista, el peso de las cooperativas se incrementó en los últimos cinco años, pues, en junio del 2015, aglutinaban el 14,6% del total de las inversiones.

El incremento en las captaciones del sector cooperativo provocó que los bancos públicos cedieran terreno.

A junio anterior, los bancos Nacional, de Costa Rica y Popular representaban el 51,8% del total de inversiones en colones hechas en el sistema financiero, pero al mismo periodo del 2015, era el 56%, según los datos de Sugef.

La información incluye las captaciones a plazo; así como los depósitos de ahorro a la vista y a plazo en colones que son los sectores donde las cooperativas compiten con la banca pública.

Los bancos también reciben dinero de sus clientes en cuentas corrientes, pero las cooperativas tienen prohibición legal para captar por esta vía.

El 85% de las captaciones del sector cooperativo está concentrado en Cooopenae, Coopeservidores, Coopeande N.°1, Coopealianza, y Coocique, según los datos de la Superintendencia.

Elizabeth Morales, subgerente de Coopecaja, destacó que el incremento de los ahorros se traslada a créditos para atender las necesidades de los asociados.

“Las inversiones en el Ministerio de Hacienda son la menor porción y corresponde a lo que la norma exige en cuanto a la reserva de liquidez”, enfatizó Morales.

Por su parte, Hugo Villalta, director de negocios de Coopeservidores, sostuvo que los clientes no solo toman en cuenta, a la hora de invertir, la tasa de interés sino también la eficiencia en la atención en las sucursales y canales digitales.

Revisión de Sugef

Bernardo Alfaro, jerarca de Sugef, destacó que la principal revisión efectuada por el resultado de alzas en tasas y mayores captaciones, es que el Indicador de Cobertura de Liquidez de las cooperativas esté en normalidad.

Este indicador mide si los recursos en efectivos de una entidad financiera son suficientes para afrontar la salida de efectivo.

“Controlamos los márgenes de intervención financiera, en el sentido de que si hacen captaciones demasiado grandes, remuneran demasiado alto, posiblemente tendrán problemas. Obviamente ahí supervisamos que se mantengan en niveles adecuados”, explicó el funcionario.

Alfaro confirmó que también supervisan cuán endeudada está la clientela de las cooperativas.

“Hay parámetros prudenciales, por ejemplo, qué porcentaje del ingreso de los afiliados a una cooperativa se destina a atender deudas. No debe exceder ciertos límites porque afecta la salud financiera de los hogares”, destacó el jerarca.

El Superintendente recalcó que la mayor competencia con la banca pública y entre ellos mismos, provoca que las cooperativas ofrezcan mayores rendimientos.