Patricia Leitón. 28 enero

(Video) Ministra de Hacienda defiende baja en déficit en 2018 y espera bajarlo más en el 2019

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, considera que tiene casi todas las herramientas para bajar más el déficit del Gobierno en el 2019.

Estima que la reducción en el déficit financiero de Costa Rica (exceso de gastos totales sobre ingresos totales) del Gobierno, en el 2018, respecto al 2017 ( 6% y antes 6,2%) y respecto a lo que estaba presupuestado (7,2%) le dejó: “la mochila menos pesada en términos de deuda”.

Además, planea continuar con la disciplina en el gasto y elevar la recaudación de impuestos respecto a la producción con la entrada en vigencia del impuesto al valor agregado (IVA). También prevé obtener recursos con organismos internacionales.

La herramienta que le falta es la ley que le permitiría colocar bonos en el exterior, con la cual, asegura, obtendría recursos a tasas más bajas y plazos más largos, pese a la baja en las calificaciones de la deuda costarricense.

Sobre estos temas detalló la Ministra en una entrevista con La Nación, el miércoles 23 de enero pasado.

Queremos repasar el resultado fiscal del 2018...

― Creo que es importante para repasar el resultado fiscal del 2018, no sólo hacerlo con el real del 2017, sino con el presupuesto del 2018.

“Cuando uno compara lo que había presupuestado en el año 2018 contra el gasto real lo que nos vamos a encontrar es que la variación es de ¢779.000 millones. Y, ¿dónde fue que se ejecutó menos? En remuneraciones, (…) subejecuté un 10%, que son ¢244.000 millones. (La segunda partida fue bienes y servicios y la tercera intereses porque se colocó a menor plazo con menor tasa).

―Lo importante es si la reducción en el déficit es sostenible. Hasta noviembre el déficit era mayor respecto al PIB (producto interno bruto) que el del año anterior, pero en diciembre es menor, ¿qué pasó en diciembre?

―Eso es amnistía (tributaria), son ¢80.000 millones, que representa 0,20% del PIB.

―Del lado del gasto la baja más importante, en diciembre, se da en el de capital (inversión), que disminuye 49%.

― En el mes, pero lo importante es ver cómo se comportó el año, contra el presupuesto, lo que tenía como gasto autorizado en gastos de capital, lo que ejecuté es un 92,3%, lo que no ejecuté en términos de colones son ¢40.000 millones. El gasto de capital, históricamente, no se ejecuta el 100%.

― Consulto porque se genera la duda de si se estarían posponiendo gastos de capital en el 2018, para bajar la cifra de déficit.

―En todo caso, si así hubiera sido, la suma es de ¢40.000 millones, asumiendo que se hubiera ejecutado el 100% y nunca se ejecuta el 100%.

Aquí hicimos un ajuste en gasto y recibimos algo de los ingresos que no estaban contemplados, es decir, entramos al año 2019 con la mochila menos pesada en términos de deuda. Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

―Entonces desde el punto de vista de la sostenibilidad hay un elemento importante de amnistía, que es transitorio, y hay un elemento importante de gasto que es permanente, que no se puede seguir estrujando para años siguientes.

―Usted tiene una reforma que le da 4,23% (de la producción) de rendimiento, pero no se lo da el primer año, si se lo diera el primer año, entonces lo que hay que hacer es continuar como si no hubiera pasado nada, pero aquí tenemos que seguir con un esfuerzo importante mientras el rédito de la reforma nos permite estabilizar la deuda, que es lo más importante.

―Se informó de los atrasos en pagos a comedores, entonces a raíz del anuncio de la cifra de 6%, hay quienes cuestionan si la posposición de pagos contribuyó al resultado.

―Aquí hay varios elementos, efectivamente, no se lograron atender todos los pagos por una situación de flujo de caja. Algunas sumas que no se giraron no necesariamente no están reflejadas en el presupuesto del 2018 porque quedan registradas en el 2018 como comprometidas y el pago se arrastra al 2019.

¿Cómo están viendo el déficit en el 2019?

―Si yo logro impactar la deuda, entonces mi déficit va a ser menor, el hecho de que yo tenga el ingreso un año antes lo que me permite es arrastrar menos deuda. Aquí hicimos un ajuste en gasto y recibimos algo de los ingresos que no estaban contemplados, es decir, entramos al año 2019 con la mochila menos pesada en términos de deuda.

"Número dos, el presupuesto que tenemos para este año 2019 se había hecho antes de la reforma, no contempla los beneficios de la reforma, ni en gasto, ni en ingreso, entonces es lo que ahora tenemos que re-estimar.

“Salvo aspectos extraordinarios (...) yo espero que el déficit efectivamente sea menor”.

―¿Menor al del 2018?

Menor al del 2018. Ahora, ¿qué requerimos para eso? Seguir disciplinados en materia de gasto, implementar la Ley y, sobre todo, tener las fuentes de financiamiento que son cuatro: que la reforma nos permita mejorar los ingresos, en segundo lugar, las reglas que ya están en materia de remuneraciones, (...), en tercer lugar, los préstamos de los organismos internacionales que nos dan dos cosas: fondos a tasas más bajas y plazos más largos, y en cuarto lugar, los eurobonos.

“Contar con el proyecto (de eurobonos) aprobado ya da una señal de confianza de que tenemos la autorización y ya la autorización nos va a ayudar mucho en el mercado"

¿En el 2019 se recibirían préstamos de organismos multilaterales equivalentes a un 1,8% del PIB (unos $700 millones)?

―Eso es lo que está considerado. Esos recursos no están dentro de los $6.000 millones (de eurobonos), eso ya se solicitaron, la condición que habían establecido era que tenía que estar aprobada la reforma y entonces durante el mes de febrero, el Banco Mundial y el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) vendrán a hacer su debida diligencia.

―El déficit primario (se excluyen intereses del lado del gasto) está en 2,4% del PIB, y si uno ve lo que pretende dar la reforma, ya básicamente la reforma cubre el primario.

―Si nos quedamos aquí, para el 2019 cerraba en 2,20% el primario, para el 2020 en 1,03% y ahí prácticamente ya en el 2021 o el 2022 lograbas el equilibrio, aquí puede suceder que esto se te adelante un año.

― Pareciera que se podría llegar a eliminar el déficit primario antes de lo que estaba previsto.

― Eso sería deseable, pero asume que el resto no pasa, que las tasas de interés se quedan tal como están. Por eso yo diría que las cosas importantes que nos quedan son los proyectos de ley que siguen en la Asamblea Legislativa, cooperativas, exoneraciones, aquí no ha impactado las transformaciones institucionales, esa agenda podría ayudarnos a salir antes.

―Es difícil que el proyecto de eurobonos esté aprobado para el primer semestre, ¿cómo van a financiar el déficit en el primer semestre?

― La primera semana de febrero planteamos al mercado el plan de financiamiento, pero sí tenemos vencimientos importantes, entonces este primer semestre, como bien lo apunta, yo no tengo los recursos, entonces voy a tener un primer semestre que voy a tener que idearme los mecanismos de financiamiento para poder cubrir las obligaciones.

“Contar con el proyecto (de eurobonos) aprobado ya da una señal de confianza de que tenemos la autorización y ya la autorización nos va a ayudar mucho en el mercado".

―Con las calificaciones bajas (de deuda) y las perspectivas negativas, ¿cree que podría salir más barato endeudarse en el exterior que en el mercado local?

―Cien por ciento. Eso es efectivamente así por un asunto de tamaño de mercado. Por la profundidad, por el tamaño, por el tipo de inversionistas, nos permite optar por más plazo y menos tasa.

―El lunes pasado, cuando les consulté de la posibilidad de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, le entendí de su respuesta y la del presidente de la República, Carlos Alvarado, que no era posible.

―Hoy por hoy no está considerado un acuerdo con el Fondo, hoy por hoy lo que creemos es que existe la posibilidad de ponernos de acuerdo cuáles son las reformas que se requieren para seguir avanzando.