Marvin Barquero. 22 mayo
El plan pretende ayudar a mujeres con proyectos viables desde el punto de vista comercial. Uno de ellos es desarrollado en la Península de Nicoya, que incluye la extracción sostenible de pianguas y producción de acuicultura. Foto: Mayela López
El plan pretende ayudar a mujeres con proyectos viables desde el punto de vista comercial. Uno de ellos es desarrollado en la Península de Nicoya, que incluye la extracción sostenible de pianguas y producción de acuicultura. Foto: Mayela López

El Gobierno y Fundecooperación anunciaron este viernes 22 de mayo líneas de crédito y avales destinados para mujeres, en proyectos que califiquen como de protección ambiental.

Los créditos estarán disponibles por medio de Fundecooperación para el Desarrollo y el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo). El plan, denominado Crédito Mujeres Natura, ofrece avales para los préstamos por medio del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), a través de Fideimas, para aquellas mujeres y empresas que no tienen garantía hipotecaria.

Para acceder a esos recursos, en el caso de Fonafifo se hace por medio del teléfono 2545-3500 o visitar la página web www.fonafifo.go.cr. Por el lado de Fundecooperación, deben llamar al 2225-4507, escribir un WhatsApp al 8615-2112 o visitar la página web www.fundecooperacion.org.

Un informe divulgado este 22 de mayo indica que con Fonafifo se ofrecerán préstamos por un monto máximo de ¢5 millones y con Fundecooperación, por hasta ¢10 millones.

El plan también ordena que, a partir de este lunes 25 de mayo, en el Fonafifo se otorgue prioridad al Pago de Servicios Ambientales (PSA), a mujeres propietarias de bosque y plantaciones forestales. Estos fondos se asignan mediante concurso y a partir de ahora las solicitudes de mujeres tendrán 25 puntos de calificación a la entrada, explicó Pamela Castillo, viceministra del Ministerio del Ambiente y Energía (Minae) e impulsora del proyecto.

Condiciones

Kattia Rojas, coordinadora de Mercadeo de Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, explicó que por medio de Fideimas se dará garantía a créditos hasta por ¢4 millones. Agrego que esta organización ofrecerá préstamos desde los ¢500.000 hasta los ¢10 millones.

La tasa de interés, añadió Rojas, va desde el 7% hasta el 15% anual (según actividad y proyecto), con un plazo de cinco años. Fundecooperación, detalló, tiene previstos ¢2.000 millones en su línea de créditos a su medida para este 2020, de los cuales espera tomar alrededor del 20% (¢400 millones) para beneficiar a unas 200 mujeres en este nuevo programa Crédito Mujeres Natura.

Fundecooperación se unió al programa y pondrá fondos propios que no están sujetos a supervisión, con lo cual puede ser más flexible en las condiciones de los préstamos, destacó Rojas.

En el caso de Gobierno, los fondos provienen del programa Fonafifo a su Lado, el cual otorga préstamos hasta por 10 años, con una tasa de interés fija del 4% anual, pero con garantía fiduciaria (fiadores), explicó Castillo.

Otro de los requisitos es que los proyectos esté directamente relacionados con la protección del bosque. Para todos los tipos de crédito de esta línea, Fonafifo cuenta con un monto anual de ¢1.000 millones, manifestó Castillo.

En el sistema de PSA, para atender todas las solicitudes, se tiene un monto anual aproximado de ¢16.000 millones, según la Viceministra.

Proceso

La iniciativa partió de la viceministra del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), Pamela Castillo. Se dio a conocer en una conferencia en la Casa Presidencial, este viernes, con la participación, además de Castillo, de los ministros de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente del IMAS, Juan Luis Bermúdez, y de la Condición de la Mujer y presidenta del Inamu, Patricia Mora.

También participaron la primera vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, el representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), José Vicente Troya; y la directora de Fundecooperación, Mariella Feoli.

Bermúdez recordó que muchas mujeres y grupos de ellas ya tienen programas en marcha para beneficio de la naturaleza. Puso como ejemplo las mujeres productoras de acuicultura en la Península de Nicoya, a las que realizan proyectos de protección del bosque en la Península de Osa y a una gran cantidad de empresas de turismo sostenible.

Coincidió con la viceministra Castillo y la ministra Mora en que luego de la pandemia el mundo y Costa Rica vivirán una nueva realidad, con una reactivación de la economía donde las mujeres tengan un fuerte papel, en las mismas condiciones que los hombres.