Óscar Rodríguez. 6 septiembre
De los $1.500 millones invertidos en el extranjero por las OPC, Popular Pensiones posee el 60,2% es decir $890 millones, según datos de Supén. Foto: Archivo/Melissa Fernández S.
De los $1.500 millones invertidos en el extranjero por las OPC, Popular Pensiones posee el 60,2% es decir $890 millones, según datos de Supén. Foto: Archivo/Melissa Fernández S.

Los fondos complementarios de pensiones elevaron, en los últimos cinco años, las inversiones efectuadas en el extranjero.

A junio anterior, del total de recursos administrados, el 12,3% estaba en instrumentos bursátiles emitidos en los mercados internacionales, es decir, un saldo de $1.500 millones.

Entre tanto, al mismo periodo del 2015, era el 4,4% del portafolio de las operadoras de pensiones complementarias (OPC), es decir, $388 millones, según datos de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

Las OPC gestionan recursos de 2,7 millones de trabajadores.

Los recursos son parte del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) y los fondos voluntarios.

Una de las características de este año es que, por primera vez, todas las OPC cuentan con recursos invertidos afuera, luego de que BCR Pensiones se convirtiera en la última de las seis administradoras en incursionar en este mercado.

Del total del portafolio externo, Popular Pensiones representa el 60,2%, es decir, $890 millones.

En tanto, BAC Pensiones posee el 14,7% lo que equivale a $218 millones; la operadora de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el 8,6% del total, o sea, $127 millones, muestran los datos de la Superintendencia.

BN vital posee el 6,8%, lo cual equivale a $100 millones; Vida Plena el 5,1%, con $76 millones y BCR Pensiones el 4,6%, es decir, $68 millones.

Mauricio Ávila, gerente de Popular Pensiones, explicó que el portafolio internacional representa el 20% del total de dinero administrado por la operadora y la Supén permite que sea hasta el 25%, por lo cual ve espacio para crecer.

“Esta decisión de inversión se fundamenta en principios de diversificación, liquidez, profundidad y administración del riesgo país”, recalcó Ávila.

Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones, reconoció que tardaron “un poco más” en invertir en el extranjero, pues evaluaban los instrumentos para hacerlo pausadamente.

“Esta primera etapa que comenzamos en enero de este año es relativamente pequeña, 4% de los fondos administrados, no obstante, el porcentaje meta de inversión en el extranjero es producto del resultado de la planificación la cual puede variar dependiendo del análisis de riesgo”, explicó Rojas.

El incremento de las inversiones en el extranjero generó un reacomodo en el resto de sectores, en el último lustro.

Las emisiones del sector público costarricense fueron las que perdieron terreno pues, en junio del 2015, el 78% de los recursos estaban invertido en dichas instituciones, pero al mismo periodo de este año fue el 67,6%, es decir, una baja de 10,4 puntos porcentuales (p. p.), según datos de Supén.

Al cierre del primer semestre del 2019, los fondo complementarios administraban un saldo de ¢6,9 billones.

¿En qué se invierte?

Fondos de inversión internacionales que administran dinero de empresas y regímenes de pensiones son los gestores preferidos por las OPC a la hora de colocar recursos en el extranjero.

Uno de los principales gestores es la empresa JP Morgan Funds, la cual canaliza un saldo de inversión del 17% de los recursos que administran las operadoras, seguido de Black Rock Fund, con el 16% y SP 500 ETF Trust con el 15%, según datos de la Superintendencia.

“La inversión en fondos mutuos responde a lo que se conoce como una estrategia compensada y en términos muy sencillos es lograr una correlación negativa entre los fondos, de manera que cuando uno baje el otro suba, tratando que los rendimientos sean positivos”, explicó Hermes Alvarado, gerente BN Vital.

Este ejecutivo comentó que se mantienen reuniones periódicas con estos gestores de activos para conocer la composición de las inversiones.

Por otra parte, la operadora complementaria de la CCSS es la única que tiene registrado ante Supén inversiones de manera directa en bonos del Tesoro de Estados Unidos y empresas como Verizon y AT&T.

“La guerra comercial entre Estados Unidos y China, ha causado que los mercados internacionales estén muy volátiles en cuanto a precios, sobre todo en renta variable (acciones), para reducir la volatilidad de los portafolios, se decidió tomar una posición más conservadora en mercado extranjero, es por eso que acudimos a los bonos del Tesoro y a bonos corporativos”, explicó Héctor Maggi, gerente de OPC CCSS.

Él resaltó que una ventaja de los títulos del gobierno estadounidense es que generan plusvalías importantes en su portafolio, debido a la baja de tasas de interés acordada por la Reserva Federal.