Óscar Rodríguez. 20 marzo
La recaudación del Gobierno, en los dos primeros meses del 2020, se elevó de manera significativa. Pero Hacienda prevé que en los próximos meses el desempeño no sea tan positivo por el coronavirus y su efecto en la economía. Foto: Rafael Pacheco
La recaudación del Gobierno, en los dos primeros meses del 2020, se elevó de manera significativa. Pero Hacienda prevé que en los próximos meses el desempeño no sea tan positivo por el coronavirus y su efecto en la economía. Foto: Rafael Pacheco

El déficit fiscal del Gobierno Central ascendió a 0,94% de la producción del país durante los primeros dos meses del año, lo cual significó una reducción comparado con el 1,07% del producto interno bruto (PIB) del 2019.

El resultado financiero (¢361.455 millones) fue el más bajo de los últimos 10 años, informó el Ministerio de Hacienda, este viernes 20 de marzo.

Sin embargo, la entidad aclaró que en los dos primeros meses no se presentó ningún efecto negativo en la economía del nuevo coronavirus covid-19.

Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, enfatizó que, en el bimestre, hubo un manejo responsable de las finanzas públicas, y resultados positivos por el alza en ingresos y contención del gasto.

Pero advirtió que, durante los próximos meses, la situación será otra debido al nuevo coronavirus covid-19.

“Ante la emergencia por el coronavirus es probable que los resultados de los siguientes meses no serán tan alentadores. Es preciso dar liquidez al sector productivo y minimizar el deterioro del poder adquisitivo de las familias costarricenses”, recalcó Chaves.

El rubro más relevante del déficit es el pago de los intereses de la deuda que fueron equivalentes a 0,69% del PIB, es decir, ¢264.699 millones.

“El pago de intereses es uno de los mayores desafíos para la sostenibilidad de las finanzas públicas. Es imperativo hacer pagos extraordinarios a la deuda y sustituir deuda cara por deuda barata”, destacó Hacienda.

El déficit primario (sin incluir el pago de intereses) ascendió a 0,25% de la producción, en los primeros dos meses, lo cual equivale a ¢96.756 millones.

Este fue el componente que tuvo la mayor reducción pues el año pasado, en el mismo periodo, fue de 0,73% del PIB.

Ingresos y gastos

Del lado de los ingresos, los datos de Hacienda muestran una recaudación de ¢795.260 millones, lo cual significó un incremento del 5% respecto al mismo periodo del 2019.

Si se excluye el efecto de la amnistía tributaria, dada durante el año pasado, el incremento de los ingreso tributarios fue del 23%, según Hacienda.

El mayor incremento porcentual ocurrió con el impuesto sobre el valor agregado (IVA). En los primeros dos meses del 2020, la recaudación fue de ¢219.620 millones, es decir 40% más frente al mismo periodo del año pasado.

En el caso del impuesto sobre la renta, el ingreso fue de ¢232.031 millones, es decir, 13% menos comparado con el acumulado de enero y febrero del 2019, cuando fue de ¢266.285 millones.

En este tributo es donde más se muestra el efecto generado, durante el año pasado, por la amnistía tributaria creada por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

En el lado del gasto, se observa una fuerte contención. El egreso acumulado para los dos primeros meses del año fue de ¢1,18 billones, es decir, un alza de apenas 0,3%, frente al mismo periodo del 2019.

Los datos de Hacienda muestran que, al excluir el pago de intereses de la deuda pública, el gasto corriente del Gobierno fue de ¢924.160 millones, lo cual representa una caída del 13% respecto al año pasado.

Las remuneraciones del Gobierno ascendieron a ¢508.558 millones, en los primeros dos meses del 2020, es decir un alza de 2,5% en comparación con los ¢497.317 millones del año pasado.

La baja más significativa ocurrió en las transferencias. Estas fueron por ¢378.201 millones, lo cual significó una reducción del 17%, si se compara con los ¢454.471 millones de los dos primeros meses del 2019.