Patricia Leitón, Carlos Cordero Pérez. 24 enero
Trabajadores de Standard Fruit Company de Costa Rica se manifestaron en Limón. Raul Cascante. Corresponsal de LN en Limón
Trabajadores de Standard Fruit Company de Costa Rica se manifestaron en Limón. Raul Cascante. Corresponsal de LN en Limón

La empresa Standard Fruit Company de Costa Rica, subsidiaria de Dole, cerró el Centro de Trabajo en Limón y despidió a 240 trabajadores.

Este Centro de Trabajo incluye el departamento de operaciones, terminal y taller, los cuales ahora no se requieren pues la empresa APM Terminals ofrece todo el servicio con una sola tarifa que resulta más cómoda para la empresa, según se desprende del comunicado.

“Las funciones de atención de contenedores serán realizadas dentro de la tarifa integral cobrada por la concesionaria y las muy pocas, no incluidas dentro del servicio de APM, no justificarían mantener el centro de trabajo, por cuanto sería ruinoso”, señaló la empresa en el comunicado.

El número de trabajadores despedido (240) se lo confirmó la empresa a El Financiero. Por su parte, La Nación consultó a la compañía sobre las características de los trabajadores, pero al cierre de edición de esta información, no se había recibido respuesta.

El diputado de Liberación Nacional por Limón, David Gourzong, que fue en 1986 gerente de Japdeva (Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica de Costa Rica), explicó que el método que usa APM es más eficiente.

Señaló, como ejemplo, que Japdeva antes requería por cada bodega 15 hombres para la labor de estiba, que es la carga y la descarga de los contenedores, ahora en APM, de acuerdo con la información de los trabajadores, solamente están utilizando siete trabajadores por cada bodega.

Esto se sabía que iba a ocurrir, señaló Gourzong, quien criticó al Gobierno por no apurar a tiempo las obras que Limón requiere para generar más empleos, entre ellas, el desarrollo de zonas francas, una marina, una terminal portuaria para cruceros y un aeropuerto, entre otras.

Explicó también que APM paga en un canon a Japdeva el 7,5% de la facturación y con esos recursos Japdeva tiene que promover proyectos que vayan a crear empleabilidad en la provincia.

“Eso ha sido toda una discusión, yo presenté también un proyecto de ley donde hago modificaciones a la Ley de Japdeva para administrar este canon y profesionalizar la Junta Directiva”, añadió el diputado.

Instalanciones de Standard Fruit Company de Costa Rica S.A en Limón este jueves 24 de marzo. Foto: Raul Cascante. Corresponsal de LN en Limón
Instalanciones de Standard Fruit Company de Costa Rica S.A en Limón este jueves 24 de marzo. Foto: Raul Cascante. Corresponsal de LN en Limón

También el diputado Eduardo Cruickshank, del Partido Restauración Nacional, emitió un comunicado en el cual señala que Limón entrará en una crisis laboral por el inicio de operaciones de la nueva Terminal de Contenedores de Moín.

La Nación intentó obtener una versión del Gobierno, por medio de Casa Presidencial y el Ministerio de Trabajo. Casa Presidencial envió dos comunicados, de diciembre del 2018, en los cuales señala que Japdeva trabaja en la construcción del fideicomiso para administrar el canon y que en diciembre pasado el Gobierno y diputados de Limón revisaron la ruta para los grandes proyectos que impactarán a la provincia en los próximos años.

En la mañana del jueves 24 de enero el Ministerio de Trabajo informó de que se reunirán con los representantes de la empresa para conocer de primera mano la situación real de la empresa. Al cierre de edición de la información no se había obtenido resultados de la reunión.

La empresa añadió que reconocerá un mes adicional a las prestaciones de ley (cesantía y preaviso) que corresponda a cada trabajador, y que los documentos y pago de la liquidación laboral se han puesto a disposición para entrega y retiro a cada uno de los trabajadores el mismo día del cierre de operaciones.

Nota del editor: Esta información fue actualizada a las 6:40 p. m.